Parlamento

La Casa Blanca y la derecha Latinoamericana se robaron el avión

La Casa Blanca y la derecha Latinoamericana, se robaron el avión EMBRAER, de nuestra empresa Emtrasur, propiedad del pueblo venezolano. Tras 20 meses de ir configurando un nuevo acto de pillaje y piratería, el pasado lunes de carnaval el 12 de febrero de 2024 se conoció que el avión Boeing 747300M propiedad de la empresa venezolana Emtrasur, partió de la ciudad de Buenos Aires, con destino a los Estados Unidos, concretándose el robo de la aeronave que inició el 8 de junio de 2022, cuando fue retenido en el aeropuerto por autoridades argentinas. Es valida la afirmación de esa derecha Latinoamericana vasalla de la Casa Blanca, al colocarse al lado imperial a los fines de garantizar el robo, el pillaje de un avión, que es propiedad del pueblo venezolano. Esperemos que explicación dará el loco que tienen los argentinos en la Casa Rosada. 

El robo del avión Boeing 747300M, expresa y representa la soberbia, la prepotencia y el desprecio de cómo actúa el gobierno estadounidense, pero lo vergonzoso del caso es que estas agresiones criminales consiguen aliados en la Patria grande. Más de año y medio, asistimos a la violación sistemática del derecho internacional público y de las normativas aplicables a la aeronáutica civil internacional, presenciamos también la manera en que opera la extraterritorialidad de las leyes estadounidenses, con la anuencia de autoridades nacionales en distintos países y cómo ante las pretensiones de los poderosos solo queda la dignidad de quienes sabiendo que actuaron a derecho se niegan a sus abusos y arbitrariedades. El caso del robo de este avión venezolano, de carga, me encuentra con el recuerdo del llamado y fallecido cartel de lima, que utilizo la Casa Blanca, en su oportunidad para agredir al pueblo venezolano, a los fines de sacar de Miraflores al gobierno Chavista. 

En un comunicado del canciller venezolano, Yvan Gil, el gobierno de Nicolás Maduro señaló que “La República Bolivariana de Venezuela rechaza de manera categórica, el robo descarado de la aeronave Boeing 747-300, perteneciente a la Empresa de Transporte Aerocargos del Sur (EMTRASUR S.A.), consumado el pasado lunes 12 de febrero 2024, luego de la confabulación entre los gobiernos de los Estados Unidos de Norteamérica y de la República de Argentina”. 

 En opinión de expertos en la materia, señalan que la medida arbitraria de la Casa Blanca, de robarse el avión venezolano, se debe fundamentalmente a la posición que está tomando el gobierno de EE.UU, en contra del gobierno Chavista y Nicolás Maduro, por ser el 2024 año electoral, es decir comenzó la guerra electoral, en contra del pueblo venezolano, diputados de la Asamblea Nacional han condenó la incautación del avión   por parte del gobierno argentino y enviado a Estados Unidos. Los diputados aseguran que “la incautación del avión de Conviasa, es propiedad de Venezuela, no del gobierno venezolano, sino de los venezolanos, y la retención de la tripulación y técnicos de este avión por parte del gobierno de los Fernández Kirchner es inaceptable. 

Eso es una “apropiación indebida”. Cuestionó que con la complicidad ahora del gobierno del señor Milei, “atendiendo una solicitud de los Estados Unidos, de un bien venezolano, que le sea enviado a ellos. ¿Enviado a quién ese bien no le pertenece a ellos? Nosotros no tenemos que rendirle cuenta a otra gente que no sea a los propios venezolanos”. La acción atropellada con que se le despoja a la República de un nuevo activo, en pleno proceso de negociación de cara a las elecciones presidenciales de 2024, demuestra, una vez más, que Washington es un actor del que Venezuela, en particular pero ningún país en general, pueda confiar. 

 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 824 veces.



Francisco Medina

Abogado. Dirigente político. Exdiputado del Consejo Legislativo del estado Bolívar

 medinafranr@gmail.com

Visite el perfil de Francisco Medina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: