El abrazo del oso

  • Kissinger, excepción a la regla de que no hay mal que dure cien años. Durante su longeva vida ha sido responsable de todas las arbitrariedades cometidas por los gobiernos norteamericanos contra diferentes pueblos del mundo. Desde Invasiones, Apoyo descarada a dictaduras militares; asesinato de líderes políticos, sanciones y emblemático: su apoyo personal al dictador Augusto Pinochet.

Pocos meses antes del triunfo de Allende, en 1970, Kissinger declaró en una de las sesiones del denominado Comité 40: "No veo por qué tenemos que esperar y permitir que un país se vuelva comunista debido a la irresponsabilidad de su propio pueblo".

Fue la Sentencia dictada por el Oso yanqui, donde condenaba no sólo al gobierno constitucional de Salvador Allende sino, al pueblo chileno que en forma libérrima se había dado su propio gobierno, desatando la ira del imperio, que no podía soportar la existencia de un gobierno con tendencia socialistas es nuestra región, desencadenando a la postre un baño de sangre que enluto a millares de hogares en ese país.

Luego de todo el apoyo financiero y con asesores políticos y militares que conllevó al Golpe de Estado contra el Presidente Constitucional Salvador Allende, el longevo Oso, que cumple ahora, 100 años, se acercó al Dictador y Ladrón Pinochet y esto le dijo, según documentos que hoy ya están desclasificados: "Simpatizamos con lo que están tratando de hacer aquí", dijo Kissinger en representación del Gobierno de Nixon, "hizo un gran servicio a Occidente al derrocar a Allende".

Tras esto añadió su visión personal: "Mi evaluación es que usted es víctima de todos los grupos de izquierda del mundo y que su mayor pecado fue derrocar a un Gobierno que se estaba volviendo comunista".

Con este abrazo del longevo Oso yanqui, quedaba sentenciada la suerte de Salvador Allende.

Desde ese momento se trazaron los planes para debilitar al gobierno constitucional, arrinconarlo utilizando incluso las mismas debilidades de la carta magna chilena, estigmatizarlo ante la opinión pública internacional como gobierno comunista y luego abrazar a quien ingenuamente Salvador Allende, había nombrado como Ministro de la Defensa, para que como Judas, lo traicionara y ejecutara el golpe de estado en septiembre de 1973.

Hoy, retrospectivamente podemos apreciar el Vía Crucis, al que fue sometido el gobierno de Salvador Allende y el Pueblo Chileno. Allí se ensayó, modalidades conspirativas, que luego se han mejorado contra otros gobiernos de nuestra región.

El desabastecimiento colectivo, escondiendo los alimentos para que el pueblo chileno se alzara contra Allende por hambre; Paralización del transporte colectivo, para que el pueblo tuviera que soportar horas y horas para llevar a sus respectivos puestos de trabajo, colegios o universidades; levantamiento de los trabajadores en las Minas de Cobre, ocultado la conspiración bajo el supuesto reclamo de reivindicaciones económicas; la solicitud de renuncia de sus ministros que se proponían casi a diario; la oposición instaba a los gremios profesionales que se plegaran a la movilizaciones contra el gobierno, , adhiriéndose ingenieros, abogados, odontólogos, médicos, profesores, estudiantes y muchos más, quedando el país virtualmente paralizado.

Toda esta estratagema golpista, contó, con el apoyo y financiamiento de los Estados Unidos y la pasividad de los organismos internacionales.

El apoyó mediático internacional y nacional (caso diario El Mercurio), fue fundamental en el fortalecimiento a la dictadura militar. El Mercurio fue un diario que promovió y defendió el golpe, y todavía en escandalosa la impunidad lo recuerda, celebrándole su cumpleaños, a un dictador responsable de miles de muertes en Chile.

Si algo hay que recordarle al longevo Oso norteamericano, es precisamente los miles de muertos que dejó la dictadura militar. Esa es precisamente la huella, del Oso, una huella sangrienta:

  • Según, la Comisión Nacional de Verdad y Reconciliación (Comisión Rettig II), l y creo que esa cifras se quedan cortas: Total final, 3227 víctimas: (Wikipedia)

    • 2804 casos de víctimas de violaciones a los derechos humanos, y

    • 423 casos de víctimas de violencia política.

  • Total final, 3227 víctimas:

    • 2125 casos de víctimas muertas, y

    • 1102 casos de víctimas desaparecidas.

Pero otra estimaciones abultan las cifras: En México, por ejemplo, la revista Proceso declaró, que las muertes llegaban a 30 000 casos de víctimas muertas y otros desaparecidos. Pienso que se acercan más a la verdad.

Por su parte, El escritor Rudolph Rummer estimó (Wikipedia) la misma cifra de casos de víctimas muertas. Según él, el máximo y mínimo sería de 30 000 y 10 000 bajas, respectivamente, del mismo modo declaró que el estado había matado a 3000 mineros chilenos.

Así fue la huella criminal de Pinochet y por supuesto la del Oso longevo y todavía la clase dirigente de los Estados Unidos se siente orgullosa de esos actos criminales, si tomamos en consideración por ejemplo, las declaraciones de sus líderes.

La famosa frase que se le atribuye a Franklin Delano Roosevelt, sobre el dictador Somoza: "Sabemos que Somoza en un hijo de puta, pero es nuestro hijo de puta"; también fue abrazada por los gobiernos norteamericanos en el caso del dictador Pinochet y muy en particular por Henry Kissinger.

De esta huella criminal dictador que se le endosa a los Estados Unidos, a Kissinger, al diario El Mercurio y los partidos de derecha que los apoyaron, podemos señalar una muestra, apenas una muestra, porque faltarían demasiadas cuartillas para relatar tanto actos criminales:

Campos de Concentración, de donde se sacaban prisioneros para ser torturados y asesinados, al estilo Adolfo Hitler; por cierto en uno de ellos fue asesinado el Canta Autor Victor Jara; La Operación "Cóndor", realizada en conjunto con las dictaduras militares de Argentina, que dejo miles de muertos y desaparecidos; no se conformó con utilizar armas de fuego sino, que se documenta también el uso de armas químicas; la muerte del venezolano, de 22 años Enrique Maza Carvajal, ejecutado por pelotones de la muerte en plena calle; la creación de la DINA, organismo represivo que se encargo de amedrentar, desaparecer y asesinar a centenares de personas; el uso de la policía militar conocida como "Los Carabineros", una herencia viva, hoy en Chile, que fue utilizada para violar sistemáticamente los Derechos Humanos, y con mayor poder, otorgado por el Actual, presidente Gabriel Boric.

Este recordatorio, refleja, sólo algunos botones del Jardín represivo del Dictador Chileno, apoyado y defendido, hasta nuestros días, por el liderazgo Demócrata. Republicano de los Estados Unidos, y del oso longevo Henry Kissinger.



 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2643 veces.



Jesús Sotillo Bolívar

Docente en la UCV

 jesussotillo45@gmail.com

Visite el perfil de Jesús Sotillo Bolívar para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Jesús Sotillo Bolívar

Jesús Sotillo Bolívar

Más artículos de este autor