Ley George Washington como acto de desagravio por el uso impropio del nombre de Simón Bolívar

  • Con la aprobación de la Ley Bolívar, propuesta por la ultra derecha narcotraficante de los Estados Unidos, al Senado, ese país, no sólo continua la ola de sanciones contra Venezuela, sino que obstaculiza los negocios de sus propios empresarios y comete una grave ofensa al gentilicio venezolano, al utilizar el nombre de su Libertador, para apuntalar su política intervencionista.

  • El Congreso Nacional, debe realizar un acto de desagravio por esta ofensa y esta Ley oprobiosa, evidencia hasta dónde puede llegar el irrespeto imperial contra nuestros pueblos, burlándose de sus próceres, símbolos y su identidad.

Los desvaríos, la imprudencia y el irrespeto de los gobiernos norteamericanos no tienen límites contra nuestros países. Como parten de su concepción de que según ellos, somos su patio trasero, no tienen el menor respeto, ni guardan formas de decoro hacia nuestra naciones, sus símbolos patrios, sus próceres, su Constitución y Leyes y menos la reciprocidad en el trato igualitario que las naciones se deben en el marco de las relaciones internacionales.

El comportamiento que actualmente realizan en su trato con nuestra naciones, recuerda mucho el trato despectivo que tenían los colonizadores y explotadores de nuestras regiones y del mundo, cuando consideraban a los habitantes originales de estos pueblos como "no gentes" y en consecuencia les negaban todo derecho y los trataban como esclavos, para explotar sus recursos económicos y sus riquezas culturales y arqueológicas.

En la medida que los pueblos se niegan a continuar siendo explotados, en la medida que buscan su independencia y soberanía, en la medida que exigimos trato digno e igualitario, en esa misma medida, cuando tienen la oportunidad, sacan su arsenal de infundios y recursos para atropellarnos y pretender nuevamente humillarnos. Es un trato como para advertirnos, mejor estense quietos, porque de lo contario apelamos como lo hemos hecho, al Garrote.

Estas reflexiones vienen al caso, porque la presa internacional ha informado sobre la aprobación en el Congreso de los Estados Unidos, de una Ley, a la cual le han puesto el nombre de Bolívar, correspondiente al apellido del Libertador de la Patria de Venezuela,

De acuerdo a las informaciones referidas el Senado norteamericano aprobó esta Ley, con el objeto de prohibir a cualquier persona hacer negocios con el gobierno de Venezuela, a quienes ellos, irrespetuosamente califican como autoritario e ilegítimo. Atribuciones que se toman los Estados Unidos, porque ellos se consideran una especie de Policía Moral Internacional, para calificar a la demás naciones, cuando ellos no se miran su propio rabo, plagado de intervenciones militares, abuso contra las demás naciones lanzándoles sanciones a granel, imponiendo dictaduras militares, socavando gobiernos constitucionales y violentando las normas de las Relaciones Internacionales aprobadas por Convenciones y Tratados Internacionales vigentes.

¿Cómo podría calificarse a los gobiernos de los Estados Unidos?, que han mantenido y continúan manteniendo la aplicación de una justicia racista, donde los negros son masacrados por la policía en las calles y los culpables en poquísimos casos, son sacados de circulación, para llevarlos a la impunidad de justicia que los encubre.

¿Cómo podría calificase a los gobiernos de los Estados Unidos?, que permiten y estimulan, porque viven de la venta de armas a sus nacionales y al extranjero, matanzas casi a diario de niños en las escuelas, de hombres y mujeres en las iglesias, en los supermercados, en cualquier calle. La zozobra y el miedo, impera en un país, donde los gobiernos no brindan la menor protección a sus habitantes.

¿Cómo podría calificarse a los gobiernos de los Estados Unidos?, que mantienen una sociedad adicta a las drogas. Un país , que según los estudios de la propia Organización de las Naciones Unidas (ONU), lo considera el mayor consumidor de todo tipo de drogas en el mundo, que además las produces y que además las estimula para mantener una población zombi, al margen de todo interés por su propio país, para mantenerla dominada y domesticada. Ahora, mismo, por razones de económicas, o porque para ellos, el dinero es su Dios, han encontrado milagrosamente cualidades medicinales a la Marihuana y miles de sus ciudadanos, deambulan por sus ciudades más importantes intoxicadas con el Fetalillo, como robots, sin ninguna esperanza, porque no tienen tarjeta de de crédito y según ellos tampoco producen, es decir, que no los consideran seres humanos.

¿Cómo podría calificarse a los gobiernos de los Estados Unidos?, que aunque sus medios los proyectan como la mayor potencia mundial, las calles de sus ciudades importantes en ese país, están llenas de carpas anti higiénicas, de gente que escarba en la basura, de gente que la sociedad norteamericana no le ofrecen ni siquiera esperanza de mejorar sus condiciones de vida, mucho menos esperanza de vida. Han llegado incluso a la extremo y así lo han revelado sus propios medios, porque no lo pueden ocultar, de convertir en un Derecho, dormir en un carro en cualquier calle, porque hay millones de personas que no pueden adquirir y mucho menos arrendar una vivienda más o menos decente.

¿Cómo podría calificarse a los gobiernos de los Estados Unidos?, país donde no se respetan los Derechos Humanos e incluso se dan el lujo de no firmar los Convenios internacionales sobre esa materia y tienen el tupe de hacer listas negras de los países que según ellos, no respetan estos derechos. En los Estados Unidos existe injusticia racial, los inmigrantes son enjaulados y separados los hijos de sus padres, las minorías étnicas están marginadas, permiten que el extremismo blanco atropelle a los negros y otras minorías raciales. La desigualdad económica es notoria e incluso los sectores medios y empobrecidos son afectados por el cambio climático sin protección alguna. Pero la violación de los Derechos Humanos es ese país, no es solo contra sus propios habitantes sino, con los nacionales de otros países. Por ejemplo, han convertido a la Cárcel de Guantánamo, en un antro donde todo derecho humano es violado y se cometen crímenes que espantan a su propia sociedad.

Faltaría espacio para enumerar otras atrocidades cometidas por los gobiernos de los Estados Unidos, pero estos botones solo son una muestra que pone en evidencia su hipocresía.

Por las razones expuestas consideró que en nuestro país que ya ha venido sufriendo su trato "humanitario", hay suficientes argumentos para como en un acto de legítima defensa y desagravio, al nombre del Libertador Simón Bolívar, nuestro Congreso apruebe una Ley, con el nombre de George Washington, que nos permita denunciar ante el mundo a Los Estados Unidos, donde existe una dictadura demócrata-republicana, como un Estado Letal, ejecutor de Delitos de Lesa Humanidad y como enemigo de los pueblos del mundo que luchan por la autodeterminación, soberanía e independencia nacional.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2016 veces.



Jesús Sotillo Bolívar

Docente en la UCV

 jesussotillo45@gmail.com

Visite el perfil de Jesús Sotillo Bolívar para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: