¿Sanciones o agresiones?

  • En todo caso, las sanciones son consecuencia de algo más grave que se pretende minimizar y que está contemplado como acción delictiva en el Derecho Internacional, la Agresión. En el caso de Venezuela, son multimillonarias las pérdidas económicas y financieras a la que hemos sido sometido por la agresión imperial, lo que ha impedido, incluso, atender a la salud pública y la alimentación de los venezolanos, configurando delitos de lesa humanidad.

En el lenguaje que ha impuesto Estados Unidos para calificar sus acciones al intentar "Torcerle el brazo", palabras de Obama, a los países que no bailen al ritmo que les toca la orquesta imperial, está el de aplicar "Sanciones", las cuales reparten a granel y a su entera satisfacción como una forma de advertir a cualquier país, que se les antoje, que se han salido del redil, que afecta sus intereses o afecta su seguridad como Estado.

Este lenguaje, es seguido al pie de la letra por las corporaciones mediáticas y las redes sociales que financiadas por el imperio no hacen más que replicar las líneas políticas que les son asignadas y repetir y repetir hasta el cansancio, para crear matrices de opinión, que terminan condicionando una opinión pública a su favor.

Si analizamos el término de Sanción, desde el punto de vista jurídico llegaremos a la conclusión que las Sanciones no son tales sino, que es un leguaje metafórico para encubrir algo más grave, y ese algo más grave es la agresión imperial, que si esta conceptuada y de alguna manera penalizada por el Derecho Internacional.

En el ámbito del Derecho una Sanción es una Pena que se aplica cuando se infringe una ley o una norma establecida en el orden jurídico.

Ahora bien nos preguntamos ¿Cuál norma ha sido violada por Venezuela, qué ley ha sido infringida por Venezuela? Y si fuera cierto que se hubiese burlado alguna norma o Ley, no sería un organismo internacional, el que debe abocarse a estudiar el caso y tomar las medidas respectivas? Con qué Derecho, se atribuye un Estado, la Facultad de sancionar o penalizar a otro Estado?, ¿Quien le da la Jurisdicción para actuar unilateralmente de esa manera?

Nuestro país no ha violado ninguna norma internacional que amerite investigación por parte de entes internacionales y fue precisamente durante el gobierno del "Premio Nobel", Barack Obama (Alfredo Nobel debe estar revocándose en su tumba), cuando se firma una orden Ejecutiva en la que se declara a Venezuela, "Cómo una amenaza inusual y extraordinaria para la Seguridad de los Estados Unidos".

Desde ese momento se establecieron como estrategia debilitar, financiar conspiraciones y tratar incluso de invadir a Venezuela, para implantar un gobierno afecto a los intereses de los Estados Unidos.

En ese Decreto, se fundamentan todas las acciones ilegales, vistas desde el punto de vista del Derecho Internacional, que los Estados Unidos, su cortesana La Gran Bretaña y los gobiernos europeos, satélites de los Estados Unidos, han implementado contra Venezuela.

Entonces nos preguntamos ¿En qué Convenio o Tratado Internacional se establece, que el surgimiento de un gobierno revolucionario o progresista, en cualquier parte del mundo, constituye un hecho ilegal o delictivo para ser sancionado? ¿En qué Convenio o Tratado Internacional se establece, que los Estados Unidos son facultados para intervenir a cualquier nación, donde surja un gobierno revolucionario o progresista? Por supuesto, que en ninguno.

Por lo que la actitud arrogante y prepotente de los Estados Unidos, de abrogarse unilateralmente, con sus aliados, agredir a cualquier nación donde surja un gobierno que no les agrade y que ellos autocalifiquen como potencialmente enemigo para sus intereses, constituye un actos de agresión, abuso de fuerza y poder, una violación flagrante al Derecho Internacional y esto si sería digno de análisis por parte de los Organismos Internacionales que deben hacer valer el Orden Jurídico Internacional en pro de la Paz.

De allí, que contra Venezuela y otros países, que hoy sufren estragos socio-económicos y grandes calamidades en lo social y la salud, lo que existe no son Sanciones, sino, una verdadera Agresión, metamorfeada con el término de sanción y estas agresiones si están plasmadas en los organismos internacionales y deben ser objeto de las penalidades establecidas.

El Artículo 39 de la Carta de la Naciones Unidas establece: "El Consejo de Seguridad determinará la existencia de toda amenaza de la paz o acto de agresión hará recomendaciones y tomará medidas………"

Nos preguntamos, ¿la ONU ha investigado estos hechos de agresión al que nos referimos desde la óptica de la agresión o como organismo condicionado en sus políticas por países poderosos, prefieren ver de soslayo los mismos y meter la cabeza como el avestruz?

Estimular golpes de estado contra gobiernos legítimamente electos por sus pueblos de acuerdo a su máxima Ley la Constitución (Reconocidos, incluso, públicamente), financiar a grupos para qué actúen en forma violenta a desestabilizar gobiernos ; suministrar armas, drones y dinero a organizaciones para derrocar gobiernos legítimamente constituidos y atentar contra la vida de Presidentes ; cercar económicamente a países para desestabilizarlos provocando estados de hambruna y pobreza colectiva entre sus ciudadanos, ¿No constituyen estos elementos, una demostración palmaria de Agresión?. Por supuesto que sí, y no solamente eso, sino, que sus graves consecuencias sociales, los estragos que produce en la población de los países agredidos, constituyen igualmente, delitos de lesa humanidad, como lo he venido planteando en artículos anteriores y deben ser objeto de atención por parte de los Organismos Internacionales.

Pensar que solamente la presencia de tropas en territorio extranjero constituye un acto de agresión, es una manera muy simplista de conceptualizar la Agresión. Contra Venezuela, existe una Agresión, sus consecuencias las, Sanciones, así las calificamos y exigimos a los Organismos Internacionales avocarse a esas investigaciones y tomar las medidas correspondientes so pena de hacerse cómplice de los actos de fuerza imperiales contra países más débiles que defienden su soberanía e independencia. ¿Dónde está?, nos preguntamos, el Derecho a la Autodeterminación de los Pueblos, que casualmente, también está establecida como Derecho Humano.

Por donde Ud. mire, Venezuela está siendo objeto de una agresión sistemática que incluso ha impedido atender la Pandemia del Covit, de acuerdo a las propias normas de la Organización Mundial de la Salud. Sólo con sacrificadas medidas el gobierno de Venezuela ha podido enfrentar estas calamidades, que han bloqueado hasta la entrega de vacunas. Su pueblo, continúa siendo agredido, bajo la mirada indiferente de los Organismos Internacionales. La violencia de los países poderosos contra los pueblos que desean su autodeterminación, constituye un delito que debe ser abordado y sancionado por los Organismos Internacionales.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 600 veces.



Jesús Sotillo Bolívar

Docente en la UCV

 jesussotillo45@gmail.com

Visite el perfil de Jesús Sotillo Bolívar para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Jesús Sotillo Bolívar

Jesús Sotillo Bolívar

Más artículos de este autor