Algo más sobre el Agente del Gobierno de Estados Unidos

A Bolívar le hace creer el gobierno de los Estados Unidos que la venida a Venezuela de Mister Bautista Irvine, a comienzo del mes de Julio de 1.818, tiene como propósito el buscar la suficiente relación entre los dos países para así reconocer su lucha independentista. Muy pronto Bolívar advierte que los gringos quieren engañarlo y descubre que la llegada de aquel emisario solo tiene la pretensión de lograr la liberación de las goletas Tigre y Libertad, apresadas por los patriotas por contrabandear armas y pertrechos para las tropas españolas; y después de un extenso intercambio de correspondencias Bolívar le pide a Mr. Irvine que no siga tratándole el tema.

Simón Bolívar mantiene su criterio de legalidad en el apresamiento de las dos naves y por ello el delegado del gobierno estadounidense se da cuenta que Bolívar es insobornable. He aquí extractos de algunas cartas contestadas a Mr. Irvine. El 29 de Julio de 1.818 después de haber recibido Bolívar dos notas, una fechada el 25 y otra el 27 de ese mismo mes. “Concluyendo, por donde empezamos, repito que yo me refiero al juicio que usted forme de la justicia con que hemos procedido en la condena de las goletas Tigre y Libertad pertenecientes a ciudadanos de los Estados Unidos” El 6 de Agosto “En ese tiempo(*) las goletas Tigre y Libertad han venido a traer armas y pertrechos a los situados y por esto cesan de ser neutrales, se convierten en beligerantes y nosotros hemos adquirido el derecho de apresarlas” El 20 de Agosto “Mr. Cobett ha demostrado plenamente en su semanario la parcialidad de los Estados Unidos a favor de la España en nuestra contienda…La extrema repugnancia y el dolor con que recuerdo estos actos, me impiden continuar exponiéndolos. Solo la necesidad de justificar al gobierno de Venezuela podría haberme forzado ha manifestar unas quejas que he procurado sofocar hasta ahora y que habría sepultado en el silencio y en el olvido si no fueran necesarias ya para desvanecer los argumentos con que ha querido usted probar la ilegitimidad de las condenas dadas contra las goletas Tigre y Libertad”

El 24 de Agosto. “Basta contemplar por un momento, con imparcialidad, la situación de Venezuela para justificar su conducta y admirar su celo por el orden y su amor y respeto por la justicia y la propiedad” El 6 de Septiembre “Si las que he expuesto(**) en mis cinco comunicaciones no prueban la justicia y rectitud con que se dictaron las condenas, las más en que pudiera detenerme solo servirían para hacer difusa la conferencia, contra los deseos de usted y contra los míos propios” El 7 de Octubre “El pertinaz empeño y acaloramiento de usted en sostener lo que no es defendible sino atacando nuestros derechos, me hacen extender la vista más allá del objeto a que la ceñía nuestra conferencia…Concluyo celebrando con usted la despedida del asunto, que doy por terminado, y renovándole los testimonios de aprecio y consideración”… Y el 12 de Octubre “Siento que las nuevas luces con que ha querido usted ilustrar la cuestión sobre las capturas, lejos de desengañarme como usted espera, me confirman más y más en mi opinión de su legalidad. No creo que haya ningún argumento bastante fuerte para que pueda contraponerse o balancear siquiera la autoridad de las leyes que se han aplicado. Así tengo derecho para esperar que cese la correspondencia de que han sido objeto. Con sinceros sentimientos de amistad y consideración”…

A Simón Bolívar se le quiso chantajear con el reconocimiento de su revolución, para él significaba mucho en el contexto internacional, pero Bolívar no vendió su dignidad. Vea el lector cómo a esa gente no le importa ni la moralidad ni la hermandad y que su única preocupación era, y todavía es, los negocios; por ello es que llega el momento en que Bolívar no desea tratar más sobre las goletas con Mr. Irvine. *En ese tiempo. Aquí Bolívar se refiere a cuando las goletas fueron capturadas, Julio-Agosto de 1.817. **Si las que he expuesto. Bolívar aquí recalca las abundantes e incuestionable razones que se tomaron en cuenta para apresar a las dos goletas.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4035 veces.



José M. Ameliach N.


Visite el perfil de José M. Ameliach N. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José M. Ameliach N.

José M. Ameliach N.

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /tiburon/a30795.htmlCd0NV CAC = Y co = US