Solo…solitooooooooooos

  • De acuerdo a lo hechos, la moral estadounidense para criticar los procesos electorales de otras naciones, es muy frágil.

El Secretario de Estado de los Estados Unidos, en representación del gobierno de Joe Biden, en declaraciones a la prensa internacional, ya cocinadas de antemano, dijo, lo que todo el mundo suponía, un secreto a voces: "los resultados electorales realizados en la República Bolivariana de Venezuela no fueron libres ni justos".

Lo cantaron por adelantado, antes que los observadores internacionales que participaron como invitados a nuestro país de todas partes del mundo, dieran su opinión, en una de las últimas elecciones realizadas, más observadas del orbe, de acuerdo a mi criterio, como para establecer una matriz de opinión contraria al proceder democrático del pueblo venezolano y las instituciones rectoras del proceso comentado.

Y lo dicen desde los Estados Unidos, país que además de pretender ser gendarme del mundo, ahora pretenden ser jueces electorales universales y meter su cuchara en todos los procesos electorales que realizan otros países, menos en el de ellos, plagados de anomalías y sin observadores que puedan criticarlos.

Y lo dicen desde los Estados Unidos, donde todavía están frescos los acontecimientos de sus últimas elecciones presidenciales, realizadas y precedidas por un montón de acusaciones mutuas hechas entre los candidatos Trump y Biden, donde no faltaron piropos suaves como: La evasión de impuestos, delirios de locura por parte de uno de los candidatos y por el otro, de preparar un fraude electoral que comenzaría con el voto por correo. No faltaron los llamados por parte de uno de los candidatos, a los grupos supremacistas, armados hasta los dientes, para que se mantuvieran alerta y vigilantes durante el proceso y el posible fraude electoral.

Y lo dicen desde los Estados Unidos, donde no hay respeto por el voto popular y la elección Presidencial, al final, queda en manos de corporaciones de intereses, que ellos denominan Colegios Electorales y en muchos casos como lo hemos observado en decisiones judiciales donde también predominan poderosos intereses empresariales, como sucedió en el año 2000 en la contienda que enfrentó a (Bush y Al Gore) https://www.britannica.com/event/Bush-v-Gore

Y lo dicen desde los Estados Unidos, donde existe una especie de dictadura bipartidista (Republicanos vs Demócratas), que han impedido mediante la fuerza del dinero y la manipulación comunicacional, mantener tal dominio, que impiden el surgimiento de otras alternativas política, las acusan al estilo McCarthy, de comunistas o terminan con conspiraciones criminales que llevan hasta el asesinato de importantes líderes sociales. Dictadura que se ha mantenido desde mediados del Siglo XIX.

Y lo dicen desde los Estados Unidos, donde se regodean de tener una tecnología de punta y con todo y ello, son incapaces de presentar resultados electorales oportunos y duran semanas y meses para anunciar quien ganó o perdió y en muchos casos, deben esperar hasta decisiones judiciales, plagadas de dudas, de la Corte, mientras el país se debate en un estado de tensión.

Y lo dicen desde los Estados Unidos, país donde todo el mundo lo vio mediante las pantallas internacionales y lo leyó en medios impresos y redes sociales, bandas armadas tomaron el Edificio del Capitolio, donde incluso hubo hasta muertos, en investigación que para esta fecha todavía está en curso, denunciado Fraude Electoral durante los comicios donde supuestamente resultó electo Biden.

Todo esto se realiza en el país, que pretende juzgar los procesos electorales de otras naciones, que se entromete para boicotear elecciones y financiar a testaferros que de llegar a sitios claves de poder, pondrán sus cuotas del poder al servicio de los intereses norteamericanos, mientras que ellos no se dejan observar por nadie, porque son poseedores de "la pureza democrática".

Pero en el caso de Venezuela, se quedaron Solos, Solitooooooooos, porque de acuerdo a las los primeros análisis de los veedores latinoamericanos, de la Unión Europea, y otras naciones del mundo que participaron por iniciativa propio o como invitados, se deduce que en nuestro país cuenta con instituciones electorales confiables, equilibradas, donde hay respeto para todo el que aspire participar, el escrutinio es supervisado por todos los actores políticos y los resultados son dados el mismo día en que se realiza el proceso electoral. Hacen observaciones que deben ser tomadas en consideración por las instituciones venezolanas a lo interno, de acuerdo a su normativa Constitucional y legal vigentes.

Para los Estados Unidos, íngrimos y solos, esto no importa, y por eso ponen en duda los resultados electorales en Venezuela, pero mantiene el apoyo su marioneta, Juan Guaido, porque además del regalo navideño que les dio al entregar CITGO, empresa propiedad del pueblo venezolano, les promete como buen traidor, todas las riquezas naturales de Venezuela. Ese es el verdadero interés de los Estados Unidos y ese es el liderazgo que aspiran para nuestros países, para mantenernos como patio trasero y continuar la expoliación a la que nos han sometido. "El Amor y el Interés se fueron al campo un Día, pero más pudo el interés que el amor que le tenía"




 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 485 veces.



Jesús Sotillo Bolívar

Docente en la UCV

 jesussotillo45@gmail.com

Visite el perfil de Jesús Sotillo Bolívar para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Jesús Sotillo Bolívar

Jesús Sotillo Bolívar

Más artículos de este autor