La guerra son los negocios

La guerra son los negocios, llevada por la compra de corporaciones, deudas, patentes y tierras. En una definición asina, se han montado los chinos, japoneses y todos aquellos que tienen visión alígera económica, de lo que hay que aprender y aprehender, mas no imitar, en la voz de don Simón Rodríguez. Tomando la definición dicha, hálese de controvertir las palabras a Pat Duck Donald Trump, presidente de los EEUU, quien expresara que: "Los iraníes nunca han ganado una guerra ¡pero jamás han perdido las negociaciones!". Ver https://actualidad.rt.com/actualidad/322550-trump-iran-nunca-ganar-guerra. Última información del 30/07/2019. Por lo que el maravilloso rubicundo presi norteño, en voz de Juan Guidó, presi autojura, abonara y abandonara con sus elucubraciones descabelladas ante cabello, y concluyera ufano categórico: "La guerra y los negocios van apretados de la mano, en que no se esconde ni la derecha ni la izquierda". Y en la sabiduría del filósofo cojedeño denso y denso, Pollo Ronco Roque dijera: "La izquierda de uno o de una aprieta la derecha del otro o de la otra. ¡Cómo y como la derecha mía aprieta a mi izquierda!". Coyunda filosófica contradictoria borrosa, de los casos límite contradictorios, derecha e izquierda, como cabello y descabello, asín también, nos hablara el denso filósofo cojedeño, con sobrada y sombreada metáfora filosófica, de que "Con un pájaro, mataba a dos piedras", trastroca imaginaria sentida de la piedra y los dos pájaros. Como todo filósofo contradictorio borroso, agregaba: "La torpeza de unos y unas, es la grandeza de otros y otras". Siéntese lo buen feminista difuso del Pollo Roque. O sea, la torpeza de Donald Trump, constituye la gloria de Xi Jinping, Vládimir Putin, Hasán Rouhaní, Bashar Al-Asad y de Nicolás Maduro.

La guerra son los negocios, o sea, la guerra no es sino los negocios seguido de otros medios, es decir, la política no es sino los negocios seguido de otros medios, parodiando a Clausewitz y a Lenin. Pat Duck Donald Trump, presidente de los EEUU, no niega que Irán (2019), abandera Oriente Medio, negocios y guerra, tensión y pulso físico en el Estrecho de Ormuz entre Golfo Pérsico y el Golfo de Omán. Pues Irán, tiene visión alígera económica, pues en menos de cuarenta años, han aprendido y aprehendido y no copiado, tienen sus patentes, y la extienden y comparten en Venezuela, ya en tecnología como la fabricación de drones, que no cabrones ladrones mortíferos magnicidas colombianos uribeianos (04/08/2018). En la tierra de Bolívar y Chávez, hanse visto, así en la construcción de viviendas de la Gran Misión, aquí en San Carlos-Cojedes, la urbanización Ezequiel Zamora, se conoce más por Los Iraníes, que por la del protagonista de la Guerra Federal y prócer de las batalla de Santa Inés.

La guerra son los negocios, o sea, la guerra no es sino los negocios seguido de otros medios, es decir, la política no es sino los negocios seguido de otros medios, parodiando a Clausewitz y a Lenin. Pat Duck Donald Trump, presidente de los EEUU, no niega que Irán (2019), abandera Oriente Medio, negocios y guerra, tensión y pulso físico en el Estrecho de Ormuz entre Golfo Pérsico y el Golfo de Omán. ¡Ay!, si Pat Duck Donald Trump, presidente de los EEUU (2019), tomara estas reflexiones de Robert Kennedy (información que este cura ignaro raro cleuasmo asno, conociera en 1981): "Una revolución está en marcha, una revolución que será pacífica si somos suficientemente inteligentes; comprensiva si somos lo bastante cuidadosos; y fructífera si somos azas afortunados. Pero la revolución vendrá querámoslo o no". Cuanta economía humana no hubiérase ahorrado y estuviérase ahorrando, hoy en día. La ceguera de Duck, lo hace ignaro pato, al no discernir ni distinguir que la guerra y los negocios son una misma vaina, aun y aún, él está en el juego de guerra, con todos los que no piensen tatuaje a su sien: Guerra de aranceles, guerra comercial, guerra económica, guerra de divisas, guerra monetaria, guerra petrolera, guerra áurica, guerra argentina, guerra coltánica, guerra uránica, guerra eléctrica, guerra hídrica, guerra galáctica, guerra científica, guerra tecnológica, guerra armamentista, guerra biológica fecal, toda la guerra entorno al dinero, que es el valor insuperable en el capital, entre el trabajo humano y el trabajo acumulado. Una revolución que llegó en la tierra de Fidel y de Martí, en la tierra de Bolívar y Chávez, de Daniel Ortega y Sandino, de Evo y Tomás Katari y Los Indios, tan sólo nombrar a la América, ahí, en la patica de Norteamérica, y que la obnubilación de Duck, déjale tembleque ante la historia reciente, y aférrase más y más a la doctrina pastosa y patosa barakobamaiana, impulsor e impresor del Derecho Inusual Extraordinario, después de la voladura de Las Torres Gemelas Neoyorquinas (2001), de nefasta y nefanda imprecación georgebushiana aristotélica excluyente destructiva de Irak, Libia, Afganistán Yemen, pero que con Siria y Venezuela no han conseguido echar al suelo cual Las Torres Mellizas Gringas (2001), de donde devino lo divino del imperio gringo: "O estás conmigo o estás con mi enemigo", expresión que han traído y con que han de pretender imponer prescripta Doctrina Monroe (2019).

La guerra son los negocios, o sea, la guerra no es sino los negocios seguido de otros medios, es decir, la política no es sino los negocios seguido de otros medios, parodiando a Clausewitz y a Lenin. Pat Duck Donald Trump, presidente de los EEUU, no niega que Irán (2019), abandera Oriente Medio, negocios y guerra, tensión y pulso físico en el Estrecho de Ormuz entre Golfo Pérsico y el Golfo de Omán. Pat, ha debido tener presente las reflexiones de Chu En-Lai (información que este cura ignaro raro cleuasmo asno, conociera en 1981): "Nos llevó treinta años aprender a hacer una revolución, esperemos que no nos lleve otro tanto aprender a construir una economía nacional". En la década de los setenta y ochenta la economía china es rempujada como motor y alma de la economía mundial, que llevóse (2019), en los cachos a los gringo go home y a su economía acumulativa perversa, y la ruta de la seda pequinesa es imparable en el mundo y en la América Latina, a más del 4G EEUU y del 5G Sun Tzu, de Google y Baidu. El diplomático y poeta Chu En-Lai, jamás se imaginaría que el presidente de los EEUU Pat Duck Donald Trump, presidente de los EEUU, expulsara (2019), de las tierras, sin reparar hojas de hierba, del poeta americano mundial contradictorio borroso Walt Whitman (200), a la gigantesca empresas tecnológica Huawei, la abanderada en el desarrollo de la quinta generación de redes de telefonía móvil 5G, acusada de espiar para el gobierno chino. ¡Helo ahí, que la guerra son los negocios!

La guerra son los negocios, o sea, la guerra no es sino los negocios seguido de otros medios, es decir, la política no es sino los negocios seguido de otros medios, parodiando a Clausewitz y a Lenin. Pat Duck Donald Trump, presidente de los EEUU, no niega que Irán (2019), abandera Oriente Medio, negocios y guerra, tensión y pulso físico en el Estrecho de Ormuz entre el Golfo Pérsico y el Golfo de Omán. Simón Rodríguez, dijera después de 1830, respecto a la liberación política: "La guerra de independencia no ha tocado su fin". Hoy (2019), y con veinte años de la revolución bolivariana triunfante en el poder, la transición política y social va rumbo al socialismo bolivariano, pero el peo y llanto social y político, está en la economía (2019). La resistencia del pueblo venezolano al imperio EEUU, a la guerra económica, a todos los cercos y bloqueos, comerciales, monetarios, la guerra ciberespacial, electromagnética, hídrica, golpes de estado, magnicidio, guarimbas y hecatombes fecales, que el pueblo de Venezuela, ha sabido sortear con el rempuje del gobierno revolucionario, pues la intención del imperio gringo go home es derrumbar a la revolución bolivariana, tal derrumbaron a Los Mielgos de Nueva York (2001), y con la revolución bolivariana no han podido hoy ni podrán. En lo político, en lo mílite y en lo social hay fortaleza, pero en lo económico (2019), hay flaqueza, y es por donde los gringos go home nos joden y casi nos doblegan, pues trabajo y producción no llegan. Pueblo y Fuerzas Armadas ¡UNIDAS! Los gringos no han podido fuñir, mucho menos romper la solidaridad de los pueblos y la solidaridad en los distintos eventos políticos-sociales mundiales que se han suscitado en la Patria de Bolívar y de Chávez. Distinguidas actividades mundiales han dado en el plexo solar de los enemigos internos e internacionales. El enemigo golpea y golpea en el estómago de todos y de todas las venezolanas y de los venezolanos por la falta de alimentos, golpea y golpea en la salud por la falta de medicamentos, y el pueblo venezolano consciente y movilizado resistiendo y avanzando, y los yanquis en lo suyo, en los negocios a la bravata, a la bruteza y a la fuerza queriendo poner sus manos manchadas churretosas choretas jediondas y fediondas de ano, que no de ajo, sobre la riqueza minero-petrolera de los venezolanos, y nosotros y nosotras que no las pongan, sobre la realidad nuestra, de nuestra Venezuela, de esta tierra bendita con un pueblo alegre que todo lo toma a riza como trofeo de victoria, en marchas y movilizaciones que al imperio maligno maldito gringo go home, indigna. Con un pueblo alegre, manque le opriman el magín, que a buen seguro, con el gobierno revolucionario y el convite cívico mílite, la economía tocara su fin, cual reclamo casi bicentenario del maestro Simón Rodríguez. Con las bases llenas y el oportuno jonrón, batazo duro del gigante Maduro, para la gloria del excéntrico profeta Simón, prístino multitudinario maestro de todos, y del Padre de la Patria Simón Bolívar de la América el Libertador, dejando en el terreno al gringo go home, con el petro en el peto floreciente fuerte economía, que el yanqui teme, al igual que a la economía de Rusia, Irán y la China, y la de los BRIC, y con la criptomoneda económica y el petro, Venezuela emerge, en menos de 365 meses.

Si la guerra son los negocios, si la guerra no es sino los negocios seguido de otros medios, si la política no es sino los negocios seguido de otros medios, si se ha profundizado parodiando en Clausewitz y en Lenin. Entonces sea dicho que Pat Duck Donald Trump, presidente de los EEUU, no niega que Irán (2019), abandera Oriente Medio, negocios y guerra, tensión y pulso físico en el Estrecho de Ormuz entre el Golfo Pérsico y el Golfo de Omán, cuando dijera que: "Los iraníes nunca han ganado una guerra, ¡pero jamás han perdido las negociaciones!". Ergo vergo sea dicho que los venezolano y las venezolanas enfrentamos los negocios y las negociaciones de los gringos go home con cucharones y con cojones. Ergo vergo sea dicho ¡asina no se pierde! Ergo vergo sea dicho: ¡A la caca, yanquis de mierda!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 538 veces.



Miguel Homero Balza Lima


Visite el perfil de Miguel Homero Balza Lima para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Miguel Homero Balza Lima

Miguel Homero Balza Lima

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a280969.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO