Cómo se arrastran ante una orden el imperio yanqui…

La mayor demostración de indignidad y de servilismo que se ha visto en estos últimos tiempos es la que ha hecho el actual presidente de Chile, Sebastián Piñera, quien en su viaje a China que inició el pasado miércoles, "decidió" no visitar las instalaciones del gigante de las telecomunicaciones Huawei, simplemente porque el gobierno de Trump, por boca de su Secretario de Estado, Mike Pompeo, le dijo en tono de advertencia en el reciente encuentro que ambos sostuvieron en Santiago, el pasado 12 de abril: "Sabemos que Rusia y China vendrán a tocar su puerta. Y cuando se les deja pasar, ya sabemos lo que ocurre (…) Cuando las dificultades se provoquen, sepan que Estados Unidos estará detrás de Sudamérica"…

Más claro, imposible. Los EE UU no permite que un país de su patio trasero, tal y como muy claramente quedó contemplado en la Doctrina Monroe de 1823, establezca vínculos de ninguna naturaleza con Europa, pues todo tipo de injerencia de país alguno de ese Continente en América sería vista como un acto de agresión que requeriría la intervención del gobierno de turno, doctrina esa de claro corte "colonialista" que la administración Trump ha resuelto reactivarla, con el beneplácito, sin duda alguna, de los países del Grupo de Lima, pues sus respectivos gobiernos han guardado absoluto hermetismo sobre el tema y tal como dice el refrán, el que calla otorga…!!!

Dicha doctrina establece que América es sólo para los americanos y los americanos no son otros sino ellos…!!!

Para concluir, vale que resaltemos que aquí, en este caso tan vergonzoso, tiene total pertinencia esa vieja sentencia que dice, que para el buen entendedor, pocas palabras son suficientes, pues más rápido que el sonido, el ministro del Interior chileno, Andrés Chadwick, minutos después de haber hablado Mike, le informó a los chilenos, en vivo y en directo por los canales de la televisión, que la visita de Piñera a Huawei, "no está contemplada por ahora"… , no obstante que otros voceros de la presidencia habían descartado un cambio de agenda, "dadas las buenas relaciones políticas y económicas entre Chile y China…"

Y tanto era esa la posición del gobierno, de no variar la agenda, que todavía el pasado 15 de abril, 3 días después de la advertencia de Pompeo, con motivo de la reunión de los cancilleres del Grupo de Lima en Santiago, el ministro chileno de Relaciones Exteriores, Roberto Ampuero, repreguntado por los medios sobre Huawei y la visita pautada por Piñera, dijo que prefería no pronunciarse, ya que ese tema lo maneja directamente el despacho de la Secretaría de la Presidencia…, demostrando con su silencio que, efectivamente, el gobierno ya había decidido atender la orden de la administración Trump…



Esta nota ha sido leída aproximadamente 636 veces.



Iván Oliver Rugeles


Visite el perfil de Iván Oliver Rugeles para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a278234.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO