¿Cuál guerra?

Aunque para algunos de nosotros parezca increíble, todavía existen personas tan alienadas y confundidas que creen sinceramente que contra Venezuela no hay desatada una cruel y feroz guerra que amenaza con convertirse en un conflicto bélico convencional que de paso, pudiera extenderse a toda NuestraAmérica e incluso al resto del planeta. Para muchas personas la culpa de todo lo que sucede en Venezuela solo la tiene el temible "Castro chavismo".

Muchos son, especialmente entre los jóvenes, los que creen que los gringos son los buenos de la película y que su único interés en nuestro país es acabar con "la dictadura" y regresarles a los venezolanos su libertad y sus derechos democráticos.

Cuando hablo de los gringos me refiero a su gobierno y a muchos en sus fuerzas militares que se consideran superiores al resto de los ciudadanos del mundo y que además están convencidos de que cumplen con un mandato divino. Recordemos que la palabra gringo se generó a comienzos del siglo pasado en México y centro América y es la conjunción de dos palabras en inglés: green (verde) y go (vete) que era lo que nuestros pueblos víctimas de las continuas intervenciones militares yanquis en NuestraAmérica, gritaban a los soldados invasores estadounidenses vestidos de verde: Green go home! Yanqui go home! Esas intervenciones del gobierno norteamericano en lo que ellos siempre han considerado su patio trasero no se han detenido y hoy muestran cada vez más abiertamente su rostro fascista, su racismo y su intolerancia.

El payaso anaranjado, actualmente encargado de la casa blanca, dijo en una entrevista para la página de internet de derecha extrema Breibart News, y lo traduzco textualmente:

"Tú sabes, la izquierda juega rudo, es muy gracioso. En verdad pienso que la gente de la derecha es más ruda pero no juegan lo suficientemente rudo. Puedo decirte que tengo el apoyo de la policía, del ejército y de los grupos "Bikers for Trump" (motorizados por Trump) (1) Tengo gente muy ruda, pero no jugaran rudo hasta que lleguen a cierto punto y eso será muy muy malo"

Como vemos el presidente de los estados unidos se permite amenazar a su propio pueblo, lo que trataba de decir era que si la "izquierda" o sea los demócratas, (que de izquierda no tienen absolutamente nada) se atrevían a enjuiciarlo políticamente o si pierde las próximas elecciones, habrá represión y violencia… si así amenaza a su gente que creen quede para nosotros.

Trump es un payaso, pero un payaso fascista y sumamente peligroso. Lo principal que debemos entender que el solo administra el circo, Trump es un simple empleado de las elites que controlan las grandes corporaciones occidentales, que hoy ya sin máscaras y sin guantes se han lanzado a la conquista total del planeta.

El gran complejo militar industrial es la principal industria de los estados unidos, muy necesaria, según ellos, para defender "la seguridad y los intereses nacionales" léase la seguridad, los intereses y las desquiciadas ganancias de las corporaciones occidentales.

La guerra contra Venezuela es la misma desatada contra Irán, contra libia contra Irak, contra Cuba, Rusia, china o contra cualquier nación que trate de decidir su propio destino y no se doblegue ante las fuerzas imperiales al de servicio de las elites de Washington, Londres, Bruselas, Israel y demás acólitos proto fascistas. Y es sin duda una guerra por recursos y territorio como siempre han sido todas las guerras de la historia.

El horror del fascismo y la barbarie se muestra continuamente. Podemos verlo en los asesinatos de ciudadanos de raza negra en el norte, los ataques racistas contra inmigrantes en Europa, en el último y deplorable ataque terrorista en Nueva Zelandia, en las" casas de pique" de Colombia donde los paracos uribistas descuartizan vivas a las personas, en los continuos asesinatos de mujeres, líderes sociales, indígenas y campesinos, en aquellos seres humanos quemados vivos por los Guarimberos de la ultraderecha nacional simplemente por parecer chavistas.

El fuego como método es de vieja data, ya en la segunda guerra mundial tanto los nazis como las fuerzas inglesas y gringas usaron cientos de miles de toneladas de bombas incendiarias en ciudades repletas de civiles, que por supuesto, no eran blancos militares.

Previo a las dos bombas nucleares arrojadas por los estadounidenses sobre Hiroshima y Nagasaki la mayoría de las ciudades japonesas habían sido bombardeadas continuamente con toneladas de bombas incendiarias, lo que es más estas campañas asesinas ya habían hecho claudicar a los japoneses antes de Hiroshima. Las bombas nucleares, y los cientos de miles de civiles asesinados por ellas, se usaron como muestra de fuerza y supremacía de los mismos que hoy siguen amenazando a Venezuela y al mundo.

Recordemos las campañas de tierra arrasada en Corea del Norte, donde los bombardeos norteamericanos destruyeron la mayoría de las ciudades norcoreanas causando cientos de miles de muertos. El napalm una gasolina gelatinosa muy difícil de apagar, que se adhiere a la piel causando horribles sufrimientos, fue usada indiscriminadamente por el ejército gringo contra el pueblo de Vietnam.

Actualmente las fuerzas de la OTAN, los gringos y sus aliados israelíes y de arabia saudita utilizan en sus sanguinarias guerras(a pesar de estar prohibido por las leyes internacionales) el temible fosforo blanco, material altamente inflamable que se enciende en contacto con el oxígeno y que al igual que el napalm se adhiere firmemente a la piel.

La barbarie de la cultura colonizadora eurocéntrica lleva más de 500 años destruyendo las culturas de otros pueblos y asesinando a su gente para evitar toda resistencia. Pero desde el siglo pasado su encarnación en el imperio más sangriento y poderoso de la historia ha llevado el horror y la muerte a niveles impresionantes. Lo peor es que por medio de su pervertida industria cultural nos han hecho creer que eso es lo normal y que al igual que las fuerzas imperiales de antaño, son precisamente ellos la única fuerza civilizadora, democrática y con el "deber moral" de imponer su cultura del crimen, la avaricia y la muerte al resto del planeta.

En los 70 Chile vivió ataques muy parecidos a los que hoy sufre Venezuela, acaparamiento, especulación, ataque a la moneda, sanciones, incluso un apagón general. El presidente Salvador Allende presento infructuosamente las pruebas de estos ataques en la ONU. El 11 de septiembre del 73 el ejército chileno, siguiendo órdenes del departamento de estado gringo, dio un golpe militar que puso en el poder a una de las más sangrientas dictaduras de las tantas que surgieron con el apoyo del departamento de estado norteamericano toda la región sur americana.

El digno pueblo cubano, desde el comienzo de la revolución, ha sido víctima de todas las formas de ataque: invasión militar, subversión interna, ataques terroristas, guerra bacteriológica y 60 años y contando de criminal bloqueo.

Todo centro América sufrió el ataque criminal de las fuerzas imperiales del colonialismo gringo. Miles de muertos, desaparecidos y torturados y una dependencia económica enfermiza que ha mantenido a todos los países de NuestraAmérica en el peor de los subdesarrollos.

Durante décadas nuestros países, en manos de las oligarquías latifundistas y pequeño burguesas encargadas del comercio fueron puestos abiertamente al servicio de las elites del capitalismo internacional, sobre todo del norteamericano, estas oligarquías crecieron y se enriquecieron a la sombra de estados débiles y antinacionalistas totalmente entregados al ya creciente monstruo imperialista.

Son estas mismas oligarquías enemigas de los pueblos que hoy, siempre bajo las órdenes imperiales, se empeñan en destruir a la revolución bolivariana, y vienen desde hace ya tiempo desatando una guerra total contra el bravo pueblo venezolano, pueblo que ha demostrado en estos últimos sucesos una fortaleza y una conciencia extraordinaria.

Nos enfrentamos a unas elites enfermas, sin moral, sin escrúpulos, capaces de cometer impunemente todo tipo de crímenes. Elites que gobiernan al mejor estilo mafioso, amenazando, cobrando protección, comprando conciencias y lealtades, incluso rompiendo sus propias leyes.

Que no nos quepa la menor duda, en la patria de Bolívar se juega hoy la prevalencia de todas las reglas y leyes del derecho internacional, la posibilidad de un mundo pluripolar más justo y armonioso y aunque para algunos parezca mentira, la existencia de nuestro estado nación, la paz global y muy probablemente el futuro de la humanidad.

  1. Se refiere a las violentas pandillas de moteros como los hells angels (ángeles del infierno) y otras por el estilo. En este link puede leer la entrevista completa.

https://www.counterpunch.org/2019/03/19/socialism-curiously-trumps-fascism-in-u-s-political-threat-reporting/



Esta nota ha sido leída aproximadamente 636 veces.



Gustavo Corma


Visite el perfil de Gustavo Corma para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Gustavo Corma

Gustavo Corma

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a277284.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO