Juan Guasón un aborto político

"La peor cuña es la del mismo palo"

(Refrán popular)

Cuando Venezuela se debate entre una invasión o la paz desde los Estados Unidos, su gobierno imperialista liderado por Donald Trump lanza una "ayuda humanitaria" como punta de lanza para crear una cabeza de playa desde Cúcuta (Colombia) o desde Boa Vista (Brasil).

La verdad está al descubierto y a medida que avanza la estrategia guerrerista del imperio apoyada por la OTAN desde el vecino país, se caen las caretas y se descubre la maraña escondida tras una estrategia por lograr un nuevo golpe de Estado y ponerle las garras a las riquezas de nuestro país (petróleo, oro, uranio, coltán, minerales preciosos, agua, etc.).

Los venezolanos observamos como en realidad se ha buscado un caballo de Troya y se prepara un ejército mercenario para volcarse sobre un pueblo laborioso y pacífico, al cual más por envidia y por el afán de robarle todas sus riquezas, pretenden caerle en patota (USA, Cartel de Lima, Comunidad Europea).

La dinámica continua y los esfuerzos se han centrado en una guerra diplomática y de IV Generación, a través de las redes sociales y métodos psicológicos inducidos o a través de laboratorios y prebendas a los traidores a la patria de la oposición, quienes se venden al mejor postor.

Por su parte, el Gobierno revolucionario del Presidente Nicolás Maduro se ha defendido a través de una estrategia diplomática que ha alcanzado victorias tempranas, en escenarios como la OEA y el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (ONU) y que además se prolongan ahora, al grupo de contacto de Montevideo, Uruguay.

El tablero geopolítico ha estado muy movido y las manifestaciones de solidaridad con Venezuela se han expresado en todo el mundo a través de gobiernos de paises amigos y de variados grupos sociales.

Voces de países como Rusia, China, India, Irán, Turquía, Siria, Grecia, México, Nicaragua, Bolivia y los países del Caricom se han hecho sentir. Desde los mismos Estados Unidos, Colombia y Brasil, los grupos políticos y sociales han manifestado su solidaridad con la Patria de Bolívar, por encima de los intereses lacayos de sus propios gobiernos.

"No es concha de ajo" el asedio contra Venezuela y las cifras provocadas por el bloqueo y el robo a cuantiosas divisas, ya asoman sus estragos. Los mecanismos para robarse a Citgo, filial de Pdvsa en los Estados Unidos, son más que un descaro; sin sumar sanciones a fondos y capitales de nuestro país, en bancos y entes financieros norteamericanos lo cual supera millones de dólares.

Basta con citar cifras manejadas por la destacada economista y mujer académica de las finanzas venezolanas como Pasqualina Curcio, quien analiza el origen de los daños causados a nuestra economía y el por qué se habla de una guerra económica, la cual ya acusa bajas y consecuencias al país.

En una nota titulada "para acelerar el colapso" se puede advertir como la estrategia de los Estados Unidos contra Venezuela acompañada por la Unión Europea cipaya, se dibuja como uno de los descaros y señal de la hipocresía que caracteriza actualmente la geopolítica mundial, donde nuestro país está en el "ojo del huracán".

El cinismo que envuelve la codicia y la maldad del imperio contra Venezuela es develado y la frase de un funcionario norteamericano referido por Pasqualina Curcio es más que contundente.

La cita pertenece al funcionario del gobierno de Trump, William Brownfield quien alude a la industria petrolera de nuestro país: "Si vamos a sancionar a Pdvsa, ello tendrá un impacto en el pueblo entero, en el ciudadano común y corriente".

"El contra argumento es que el pueblo sufre tanto por la falta de alimentación, seguridad, medicinas, salud pública, que en este momento quizás la mayor resolución sería acelerar el colapso aunque ello produzca un período de sufrimiento de meses o quizás años".

La cita de Brownfield es demoledora. A ella se suman los datos arrojados por la economista Curcio, quien no deja dudas. "El impacto de las medidas coercitivas unilaterales ascienden a US$ 34.000 millones de pérdidas…a ello – agrega – sumémosle 95 mil millones de pérdidas por la caída de la producción nacional desde 2016 hasta el 2018, como consecuencia del ataque a la moneda".

"La manipulación en más de 3.500.000.000% del bolívar explica el 40% de la disminución del PIB. Estos US$ 129.000 millones en pérdidas que han generado las acciones criminales de los Estados Unidos, equivalen para nosotros los venezolanos a la producción de todo un año, o a 30 años de abastecimiento de alimentos y medicamentos o a 10 años de atención hospitalaria…".

Las cifras hablan por sí solas y mientras tanto en el escenario político, la imposición de un ventrílocuo como Juan Guasón - el autoproclamado presidente - sigue su guion, al cual el Gobierno del Presidente Constitucional Nicolás Maduro aplica la tesis del Comandante Hugo Chávez de dejarlo "cocinar en su propia salsa".

Los ataques no cesan y las inversiones del imperio para derrocar la Revolución Bolivariana junto a sus lacayos europeos y del "Cartel de Lima", se acentúan. Se anuncia un show en la frontera con artistas "mercenarios de la cultura" para el ablandamiento y traernos la "ayuda humanitaria".

Toda la comparsa avanza porque se acerca el carnaval. Ya las caretas se han caído antes de las fiestas carnestolendas y su payaso de Juan Guasón, prepara su danza macabra mientras espera por su celda. Porque a decir verdad, el impostor de Guasón es sólo un aborto político y un nefasto producto de marketing del imperio norteamericano.

¡Amanecerá y veremos!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 998 veces.



Marco Tulio Arellano

Jubilado en Pdvsa

 arellanomt@hotmail.com      @Homugria

Visite el perfil de Marco Tulio Arellano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Marco Tulio Arellano

Marco Tulio Arellano

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a276112.htmlCd0NV CAC = Y co = US