¡La planta insolente del extranjero no volverá a profanar el sagrado suelo de la Patria! (II)

El 7 de Octubre de 1818 el Libertador Simón Bolívar contesta una carta que envió el agente de los Estados Unidos, Míster John Irving, tal carta en su contenido se dejaba patentes algunas amenazas, entonces Bolívar en uno de sus párrafos le dice “El valor y la habilidad, señor Agente, suplen con ventaja al número. ¡Infelices los hombres si estas virtudes morales no equilibrasen y aun superasen las físicas! El amo del reino más poblado sería bien pronto señor de toda la tierra. Por fortuna se ha visto con frecuencia a un puñado de hombres libres vencer a imperios poderosos” De manera que en la misiva, en forma clara y abiertamente Bolívar le señala a los gobernantes gringos guerreristas de la época de que existe en los venezolanos un espíritu de lucha y dignidad, o sea, que en el lenguaje de hoy pudiera haber dicho Bolívar, en palabras no diplomáticas: Gringos, además sepan otra cosa, aquí hay bastantes cojones como para resistir y vencer algún ataque directo de ustedes y/o patrocinado por ustedes. Ojo pelao con nosotros.

Pero volvamos al asunto de la invasión a Venezuela por países europeos. El día martes, 20 de enero de 1903 llega procedente de Puerto Cabello, el crucero pesado alemán Viñeta en auxilio del Panther, el día siguiente realiza un bombardeo de ocho horas de duración al indefenso pueblo de San Carlos, logrando así que el Panther pueda salir del área de la barra del lago de Maracaibo. Todos estos actos de violencia llevados a cabo por las naves y tropas europeas se producen sin una previa declaración de guerra, y sin que mediaran ofensas venezolanas a los agresores que supusieran la necesidad de una respuesta tan drástica como la que constituyeron los actos de guerra mencionados. A consecuencias de los actos de violencias presentados por Alemania en la toma por la fuerzas de ciudad Bolívar, el presidente Castro decide prohibir la navegación por las aguas del Orinoco, bloqueando toda la extensión de las costas que abrazan sus bocas, de igual modo decide cerrar el comercio y la navegación en los puertos de Guiria, Caño Colorado y el puerto de La Vela de Coro, destinando a tales bloqueos fuerzas navales para hacerlos reales y efectivos. Se hace circular una noticia sobre una carta recibida por el presidente Castro en la cual se anuncia que según la agencia Pumar y otros órganos de la prensa, Alemania e Inglaterra se coligan para ejercer actos de violencias contra Venezuela con el fin de obtener por ese medio el restablecimiento del servicio de pagos relacionados con la deuda pública. Al agravarse la situación por la que pasa Venezuela en la cual se le anuncia un ultimátum de un plazo de 72 horas dado por Inglaterra y Alemania, para de este modo presionar al presidente Castro para que reconozca la gravedad de la situación y así ceda al pago inmediato de la deuda que Venezuela tiene con esas naciones.

El artículo periodístico plasma la difícil situación que se estaba dando para el momento del bloqueo de las costas venezolanas, en el cual se indica que la escuadra anglo-alemana intento apoderarse de los buques venezolanos surtos en el puerto de La Guaira y que dicha escuadra, ya anclada en el sitio, causaba revuelo en la población venezolana. Al fin, el bloqueo fue levantado en virtud de los protocolos firmados en Washington D.C. el 13 de febrero de 1903 con los agresores, el cuyas discusiones Venezuela nombró como representante diplomático al ministro norteamericano acreditado en el país, Mr. Herbert Wolcott Bowen. En estas negociaciones se llegó al acuerdo de reiniciar el pago de la deuda externa consistente en Bs.165.300.000 de capital e intereses, que la nación venezolana reconoce y que comienza a pagar previo a los dictámenes de las comisiones mixtas. Es de hacer constar que en las discusiones los europeos aceptan las reparaciones por Bs.35.500.000 y Bs.150.900.000 menos que las demandas iníciales de los reclamantes. En la actualidad son los diferentes gobiernos de los Estados Unidos quien nos amenaza debido al avance triunfante de la pacífica revolución bolivariana porque se está desarrollando con vigor en nuestro país, y por ello ya nos han aplicado medidas que nos impide se desarrolle libremente los asuntos financieros y económicos, nos han bloqueado el hacer la comercialización normal de alimentos, medicinas, repuestos de maquinarias civiles y militares y cualquier otro rubro que a ellos se les ocurra; y hasta nos han amenazado con una invasión militar a nuestro territorio. Por mi parte hago como lo hizo el comandante Chávez, grito a todo pulmón y a los 4 vientos: Vayánse a lavar ese paltó, gringos de mierda.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 737 veces.



José M. Ameliach N.


Visite el perfil de José M. Ameliach N. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José M. Ameliach N.

José M. Ameliach N.

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /tiburon/a255295.htmlCd0NV CAC = Y co = US