El supuesto exquisito, el narciso Trump

La inmensa mayoría de los terrícolas racionales, especialmente la sociedad norteamericana, reconocen que las guerras en el medio oriente y áfrica, manipuladamente conocidas como las primaveras árabes, fue, es y seguirá siendo, por el petróleo, los oleoducto y el opio. A estas ricas naciones, les prohibieron percibir alimentos, medicamentos y los servicios básicos, luego les impusieron los inhumanos embargos económicos, cientos de miles padecieron, posteriormente el victimario (EEUU) se lava la mano, lanzando desde el aire, raciones de comida, envueltas y pintadas con la bandera norteamericana, a sus hambrientas víctimas. Luego con eficacia invaden con el pretexto de poner orden en las naciones quienes les injertaron una guerra civil impuesta imperialmente con mercenarios nacionales e internacionales. Entretuvieron, alimentaron y radicalizaron las divisiones de los pueblos, mientras que el imperio clavó sus garras en los intereses saqueadores, al mejor estilo de la democracia Green-Go. Ya debilitados, divididos y destruidos, cada minuto que transcurre, se incrementa la cantidades de los millones de asesinados, heridos y refugiados. OJO PELAO. Las reservas petroleras de todas las ricas monarquías y países árabes juntas, no superan la reserva venezolana.

El imperio, presidido por el supuesto exquisito, el narciso Trump, señalo que Venezuela se encuentra más cerca que aquellos que auxiliaron, y que habría que socorrer a los venezolanos, implementando la (presumida) democracia. Las historias, cobardías, silencios, traiciones, chantajes, sobornos y sosiegos se refrendarán, desgraciadamente la evolución de lo racional hacia lo irracional es notorio, tolerar los derrocamientos en todas sus formalidades a las diversas naciones a lo largo de la historia imperial Green Go, es aceptada y peor aún aprobada.

La República Bolivariana tiene el terreno propicio para sobrepasar la penúltima fase, las divisiones y diferencias de cualquier índole, deberían estar de segunda opción, lo primordial es no repetir los errores de las verdaderas, dolorosas y sangrientas historias, saber reconocer, celar y defender el territorio nacional es lo esencial, moralmente una obligación y ecológicamente es natural.

En la actualidad, la Asamblea constituyente, debería unir y satisfacer al pueblo en general, e ir por todos los traidores de la patria. Muchos líderes de la maldecida oposición venezolana, o ciudadanos que propician una invasión a la república, tendrían que enfrentar la justicia, por sus participaciones durante las diversas fases, hacia la desestabilización y desabastecimientos de la nación, con el objetivo de llegar a una guerra civil. Igualmente, tendrían que atrapar a los mayores traidores de la patria, son los oficialistas disfrazados de revolucionarios, que se enriquecieron ilícitamente de la necesaria revolución bolivariana. Ellos representan el cáncer de la república, son ellos a quienes los presenciaremos en los futuros próximos, volteándose para proteger sus ilícitos millones que pudiesen estar al descubierto. Los chantajes lloverán en la república, saltar las talanqueras, será propiciado, bienvenido y protegido por los Green-Go, siempre y cuando lean un manuscrito escrita por la inteligencia CIA, públicamente con verdades mentirosas, desacreditando y mintiendo sobre el gobierno nacional. Un pequeño ejemplo, luisa ortega, pero aún hay muchos más escondidos, habría que atraparlos y juzgarlos antes de que salten. Es una deuda que exige cada ciudadano venezolano, justicia para todos, así la república se une naturalmente. La justicia debería ser para todos ya que la patria es de todos.

Con una guerra económica no declarada se iba desmechando lentamente para ser una guerra económica y declarada. Dos décadas transcurrieron, aun así los oficialistas encargados e ineptos no fueron capaces del abastecimiento de los alimentos y medicamentos eficazmente. Una frontera abierta con la hermana república que genéticamente es bolivariana pero políticamente es Green- go, también es inaceptable mantenerla abierta, los alimentos medicamentos inclusive el efectivo, traspasan las fronteras dejando al pueblo venezolanos sin ellos. EL Dólar Today, dirige y señala la economía venezolana que se encuentra en la abierta frontera, la amenaza militar yankee es real, habiendo 7 bases militares en todo el territorio colombiano, cinco de ellos en la frontera con Venezuela. La frontera debería cerrarse y resguardarla eficazmente a lo largo y ancho de ella, estar alerte es una obligación.

El encarecimiento de los alimentos y medicamentos está sin frenos y fugados, el des abastimientos es real y contundente. Por negligencia el territorio venezolano se encuentra propicio para los colonizadores del siglo XXI. Lamentablemente aún hay numerosos ciudadanos venezolanos, se encubren con su orgullo herido, ensopados con ignorancia en abundancia, aliándose con el enemigo de la paz venezolana, el imperio maligno capitaneado por las corporaciones multinacionales, resguardadas por la fuerza bélica de la OTAN.

Es un insulto a la inteligencia humana escuchar y leer las declaraciones y afirmaciones humanistas, de los ex dirigentes de la CIA, FBI, OTAN, presidentes, inclusive altos dirigente militares internacionales, en donde rechazan las acciones de sus colegas y sucesores que están en el poder. Sorprendentemente utilizan el mismo modus operandi, limpiando sus imágenes hacia lo humanismo, pero estando activo en el poder, sus acciones eran idénticas, ya que el amo es el mismo, en donde las conciencias se encuentran en ausencias.

En conclusión, no se logró vencer contundentemente la guerra económica. ¿Qué propuesta estaría sobre la mesa de discusión, cuando a simple vista se vislumbra, la implementación del embargo económico, en contra la república Bolivariana. Sería inaceptable si nos agarra de sorpresa, ya que es lo que se espera.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 893 veces.



Jaled Ali Ayoub Bazzi


Visite el perfil de Jaled Ali Ayoub Bazzi para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Jaled Ali Ayoub Bazzi

Jaled Ali Ayoub Bazzi

Más artículos de este autor