Voces Contra el Imperio

En la OEA vencerá la dignidad de los pueblos de Nuestra América o se impondrá el chantaje imperial contra Venezuela

Existe una clara determinación del presidente de Estados Unidos, Barack Hussein Obama, de derrocar, a como dé lugar, y antes del fin de su mandato, al legítimo gobierno del Presidente Nicolás Maduro Moros. El saliente inquilino de la Casa Blanca, actual administrador de la plutocracia mundial, Obama, pretende ocultar sus derrotas diplomáticas y militares en Europa Oriental, Euroasia, Asia y el Medio Oriente, anotandose más "éxitos" en el histórico "patio trasero" de Estados Unidos, torciendo el brazo de los gobiernos progresistas y revolucionarios para imponer nuevos gobierno dóciles que permitan completar lo que muchos han denominado "la restauración neoliberal" en todo el continente. Venezuela ha sido desde siempre el tesoro más codiciado de los poderes facticos mundiales por sus enormes riquezas, pero estos tampoco han ocultado el dolor de cabeza que les produce el "mal ejemplo" de rebeldía contagiosa de su pueblo y gobierno.

Más recientemente, el actual Secretario General del desgastado ministerio de las colonias estadounidense, conocido formalmente como la Organización de Estados Americanos (OEA), nos referimos al agente imperial Luis Almagro, ha convocado a todos los países de la región para la activación de la Carta Democrática contra Venezuela, situación que podría devenir en la suspensión del país de ese organismo y/o lo que es peor: justificación necesaria para armar a grupos terroristas (así como sucede en Siria, Libia y otros países) que sirva como pretexto idóneo para una intervención militar estadounidense con "bombardeos humanitarios" contra el país, bajo el falso argumento de la "Responsabilidad de Proteger" a la población civil, la "Seguridad Nacional" y los "Intereses imperiales amenazados" en nuestro territorio.

Los medios internacionales han hecho fiesta de la nueva arremetida desde la OEA. Ocultado la verdad para favorecer a la estrategia de Estados Unidos.

El medio estadounidense Nuevo Herald titula:

"WASHINGTON - El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, activó este martes la Carta Democrática a Venezuela, lo que podría llevar a su suspensión del ente, por considerar que hay una “alteración del orden constitucional que afecta gravemente el orden democrático”.

“La Secretaría General de la OEA considera que la crisis institucional de Venezuela demanda cambios inmediatos en las acciones del Poder Ejecutivo (…) a riesgo de caer en forma inmediata en una situación de ilegitimidad”, concluye Almagro en un informe de 132 páginas publicado hoy en la página web de la OEA" [1].

El recalcitrante opositor diario español El País reseña la noticia del siguiente modo:

"El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, activó este martes la Carta Democrática Interamericana para Venezuela, al considerar que hay elementos suficientes que indican que en el país sudamericano se está produciendo una afectación del “orden democrático” que puede llevar a una situación de “ilegitimidad” si no se remedia" [2].

Tampoco podía faltar el medio estadounidense CNN, que refiere la noticia de la siguiente forma:

"Almagro solicitó la convocatoria del Consejo Permanente entre el 10 y el 20 de junio de este año para atender la “alteración del orden constitucional” y cómo esta afecta “gravemente el orden democrático” en Venezuela, según un documento de la OEA. En el informe asegura que Venezuela atraviesa una crisis multidimensional que “desde la precariedad de la situación económica y financiera, compromete su futuro social y político". La situación de un país con las reservas más grandes de petróleo del planeta es crítica desde el punto de vista económico, social y humanitario, dice el informe. “Se estima que la inflación es del 700%, el déficit fiscal del 17% del PIB y la deuda externa es de 130 mil millones dólares o 6 años de exportación de petróleo” [3].

La opinión pública internacional está servida para justificar lo injustificable. Naturalmente, ninguno de estos medios internacionales prestos a la política exterior y los groseros intereses del amor mayor, el "policía mundial", Estados Unidos, reconocerán la guerra económica de la que es víctima el pueblo y gobierno venezolano, la misma que influyó de forma determinante en el éxito de la derecha venezolana el 6 de diciembre de 2015. Tampoco reconocerán que a diferencia de lo que ocurre en muchos países, la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (RBV) establece un equilibrio de poderes, y por ende, el poder legislativo capturado por la derecha no puede imponerse al resto de los poderes del Estado.

La derecha venezolana juega limpio en el propio juego de la democracia electoral burguesa, ni respeta las leyes internacionales que sí ha respetado el Gobierno Bolivariano. Los factores políticos de la burguesía violan la Constitución de la RBV al pretender aprobar una supuesta "Ley de Amnistía" para asesinos, golpistas, terroristas, violadores a los derechos humanos y corruptos que el Estado logró capturar y llevar a prisión de acuerdo a las leyes venezolanas. También pretenden violar la Constitución del país al irrespetar las reglas del juego democrático cuando exigir realizar el referéndum revocatorio sin cumplir con los requisitos y los tiempos estimados por las leyes electorales venezolanas. Nuevamente pretenden engañar a sus bases y burlarse de todos los venezolanos cuando entregan al CNE firmas falsas con más de 10 mil personas fallecidas [4].

La derecha venezolana es una cobra de dos cabezas que serpentea al ritmo de la flauta de Estados Unidos. Mientras que una de ellas dice buscar el "diálogo" y el "entendimiento" con el gobierno de acuerdo a la leyes,  la otra clava sus dientes venenosos del terrorismo contra el pueblo y los cuadros políticos del gobierno. Las mafias paramilitares dirigidas por la derecha venezolana han asesinado a un sin número de dirigentes políticos y campesinos venezolanos, pero esto no es noticia para los medios internacionales.

La estrategia de Estados Unidos en la OEA necesita del apoyo de 2/3 de los gobiernos que componen ese organismo para poder aprobar la suspensión de Venezuela de ese organismo. Ellos cuentan con el poder del chantaje económico, las amenazas políticas y la complicidad de gobiernos como: Argentina, Brasil, Paraguay, Guyana y otros, pero olvidan que el Comandante eterno Hugo Chávez construyó fuertes murallas de dignidad para la Revolución Bolivariana a través de excelentes relaciones de solidaridad y complementarias con muchos países de la Patria Grande. En la OEA vencerá la verdad y dignidad de los pueblos o se impondrá el chantaje imperial contra Venezuela.  

Estados Unidos y su lacayos de la derecha venezolana se muestran desesperados por la solidaridad  internacional a favor de Venezuela, los recientes éxitos del gobierno revolucionario en su lucha contra la guerra económica y los golpes certeros contra las bandas paramilitares.

Hoy Venezuela necesita de la solidaridad de los pueblos hermanos del mundo.


Fuentes:

[1] Nuevo Herald
 http://www.elnuevoherald.com/noticias/mundo/america-latina/venezuela-es/article80851602.html#storylink=cpy

[2] El País
http://internacional.elpais.com/internacional/2016/05/31/estados_unidos/1464701924_470315.html

[3] CNN
http://cnnespanol.cnn.com/2016/05/31/la-oea-invoca-la-carta-democratica-por-crisis-en-venezuela/

[4] CNE 10 mil fallecidos
http://www.telesurtv.net/news/Venezuela-10-mil-firmas-de-muertos-en-solicitud-de-referendo-20160530-0035.html



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2505 veces.



Basem y Laila Tajeldine


Visite el perfil de Basem y Laila Tajeldine para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a228766.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO