Almagro, el nuevo "insulzo", se fue por las ramas…

Almagro se quedó como “pajarito en grama” ante los señalamientos y acusaciones en su contra que las hizo públicas el camarada Elías Jaua. No tuvo argumento alguno para responder las interrogantes que éste le hizo sobre su conducta anti venezolana, al servicio, sin duda alguna, del plan desestabilizador de nuestro gobierno revolucionario y Bolivariano por parte de una derecha recalcitrante apoyada y apuntalada con muchos dólares por Washington, a través de las fachadas de CIA, la Usaid y la Ned.

Jaua lo coloca en una abierta y descarada posición de cipayo al servicio del imperialismo yanqui y él sólo se limitó a intentar articular en su carta de descargo, algunas  definiciones abstractas de lo que significa la democracia y su papel como Secretario General de la OEA, dentro de ese juego que nada bueno y dignificante le ha traído a nuestra región latinoamericana desde que se fundó esa organización en 1948, convirtiéndose, como efectivamente lo ha sido y aún intenta seguir siéndolo, en el ministerio de colonias de Washington, pero -por supuesto- sin que pueda tener algún tipo de éxito en ese objetivo, por más que sigan apareciendo cada diez años, otros insulsos y otros almagros…

De la lectura de su misiva*, se advierte que este señor excanciller uruguayo (2010/15), pareciera no haberse percatado que ese supuesto cuerpo de integración regional, debió haber sido enterrado hace mucho rato, pues nuestros pueblos ya no lo toleran y le han dicho ¡basta…! a su histórica y grosera injerencia en sus asuntos internos que nos llenarían unas cuantas cuartillas relacionarlas y, además, le exigen total y absoluto respeto a la decisión indeclinable que han tomado de gobernarse soberanamente, conforme a sus propias decisiones democráticas…

Almagro intenta que es posible aún seguir engañando a incautos con eso de decir que “Aspiramos a una nueva OEA, una OEA que esté cerca de la gente, que sea un bastión de la democracia y los Derechos Humanos, una OEA que rompa con lo más oscuro de su tradición, y en ese sentido no tuve ninguna duda en pedir una disculpa al pueblo de República Dominicana por la barbarie histórica que cometió la OEA al validar la intervención militar norteamericana de 1965.”

Los latinoamericanos no tenemos tan corta memoria, él cree que se nos olvida que con la aquiescencia abierta y/o el silencio cómplice de la OEA, ocurrieron estas otras agresiones injerencistas imperdonables que aún esperan justicia: la desestabilización y posterior derrocamiento de Jacobo Arbenz en Guatemala (1954); el derrocamiento de Rómulo Gallegos en nuestro país (1948); el derrocamiento del presidente de Bolivia, Juan José Torres (1971); el derrocamiento y asesinato de Salvador Allende en Chile (1973); la invasión gringa a Granada en 1983, un pequeño país caribeño de apenas 88 km2, que según Washington amenazaba la seguridad de los EE UU; la invasión a Panamá en 1989, con un saldo de más de tres mil personas masacradas por las bombas yanquis (1989); el secuestro y derrocamiento por tropas gringas, apoyadas por Francia y Canadá, del presidente haitiano Jean-Bertrand Aristide (2004) y, entre otras deplorables conductas pasivas de ese organismo, que son muchísimas (los casos de Joa Goulart en Brasil, Isabel de Perón en Argentina, Velazco Alvarado en Perú, etcétera, etcétera.), el disentimiento absoluto de la OEA durante el golpe fascista contra Hugo Chávez y su secuestro para fusilarlo en abril del 2002…         

Efectivamente, Almagro hace oídos sordos a las acusaciones que, con fundamento, le hace Jaua, empezando sobre sus actuaciones como canciller de un país amigo, para impedir en el 2013 que Venezuela asumiera la Presidencia Pro tempore de Mercosur, por haber cuestionado luego la decisión mayoritaria de la Asamblea Nacional venezolana de suspender de ese cuerpo legislativo a la señora María Corina Machado por haber asumido ella el cargo de Embajadora Alterna de  Panamá ante la OEA, dama ésta que, por otra parte, él bien supo que hizo parte activa de la vanguardia opositora que promovió y aupó la violencia terrorista del pasado año, la cual dejó el deplorable saldo de 43 personas asesinadas, un millar de heridos y daños al patrimonio público por más de 20 mil millones dólares. Por cierto que  ante su conducta impropia sobre esos trágicos sucesos del 2014, Jaua le recuerda a Almagro, que el resto de los  cancilleres del bloque regional le condenaron esa conducta...

Pero hay más, en donde su silencio es absoluto.

Jaua le atribuye haberle darle “crédito público a las acusaciones emitidas por falsas organizaciones de derechos humanos, que vale acotar –le agrega Elías- son financiadas por la Fundación Nacional para la Democracia (NED), en torno a las supuestas torturas de que fueran víctimas los ciudadanos detenidos por ser organizadores y ejecutores (de) la violencia (..), por cierto, que hasta la fecha no han sido soportadas con ninguna prueba (..)

Así mismo, el dirigente pseuvista le reprocha haber recibido en audiencia especial a Capriles Radonsky, un dirigente de la oposición que tuvo destacada actuación como instigador y ejecutor del golpe de estado de abril/02 y quien personalmente practicó detenciones ilegales y arbitrarias a ministros y diputados de nuestra Asamblea Nacional, dirigió el acoso y asalto bestial a la embajada de la República de Cuba en búsqueda de supuestos asilados y más recientemente, luego de perder las elecciones frente a Nicolás Maduro el 14/04/2012, instigó a sus seguidores a drenar en la calle su “arrechera” por esa derrota, lo cual trajo consigo el vil asesinato ese mismo día en la noche y al siguiente día 15, de 11 venezolanos, entre los cuales se encontraban dos niños.

De manera que ante estos señalamientos y acusaciones de uno de los dirigentes de mayor estatura de la Revolución Bolivariana, este otro monigote secretario general de la OEA no le quedó otra opción que irse por las ramas y guardar el mayor de los silencios ante su deplorable y agresiva conducta en contra de nuestro país y que Jaua la ha destapado para que se sepa quién este señor Almagro y para quién trabaja…

¡Claro…!, no podía esperarse de sujetos como él, otro tipo de reacción…

(*) Leer ambas cartas abriendo estos enlaces: ¡Imperdible! Lea aquí la carta que escribió Elias Jaua al ... y Almagro criticó a Venezuela en una inusual carta para Elías ...



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1170 veces.



Iván Oliver Rugeles


Visite el perfil de Iván Oliver Rugeles para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Iván Oliver Rugeles

Iván Oliver Rugeles

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /tiburon/a214929.htmlCd0NV CAC = Y co = US