Este Luis Almagro es peligroso

En los llanos venezolanos, de donde soy nativo, hay un refrán, un poco indecente, que dice: "un vello púbico jala mas que una gualla", significando que el atractivo sexual ejerce la más grande atracción sobre los hombres, sin embargo yo creo que en la actualidad la realidad es otra ya que hoy en día los billetes verdes junto con una carantoña del presidente de los EEUU constituye el mayor objeto de deseo de ciertos personajes que ante la posibilidad de obtenerlos no se detienen ante nada ni ante nadie.

Yo no puedo dejar de manifestar mi asombro por la actuación del señor Luis Almagro, sec. gral de la OEA, quién despojándose de toda la majestad que es obligatoria a su cargo se lanza contra E. Jaua con dichos vacíos y ramplones que le retratan y que a continuación comento:

- Hay que reconocer que el señor Almagro muestra mucha  habilidad en  su discurso, pero es un "talento sin probidad",vemos que haciendo gala de mucho cinismo y caradurismo dice: "ninguna revolución puede dejar a la gente con menos derecho que los que tenía, más pobres en valores y en principios...." demuestra su talante de demagogo y farsante, ya que esa afirmación sibilina presenta como una verdad absoluta que en Venezuela se han perdido ciertos derechos, y lo afirma sin ninguna prueba ni la menor sustentación; bajo este proceder infame y deshonesto creo pertinente las siguientes sentencias: "ningún funcionario designado para servir equitativamente a un colectivo de naciones puede desempeñar el cargo de forma sesgada y favoreciendo,por oscuras razones, algunas partes", "un sec. gral no puede usar el cargo para favorecer ciertos poderes, generar agradecimientos que, en el futuro, seguramente los cobrará en efectivo o con algún carguito en la ONU u otro organismo mundial", "ningún sec. gral puede actuar parcialmente, oyendo, viendo y procesando las versiones de una sola de las partes, complicando, en vez de ayudar a solucionar, las controversias".

-Yo creo que este señor Almagro es altamente peligroso y de verdad me recuerda al Hannibal Lecter de la película "El silencio de los inocentes" quien por carecer de todo sentimiento de bondad, piedad, escrúpulos o solidaridad era capaz de cometer los mas crueles y horrendos crímenes; así parece conducirse el sr. Almagro: no le importa que con su imprudente proceder está complicando la situación de controversia en la frontera al hacerse parte a favor de Colombia y expresar opiniones subjetivas, no le importa emitir opiniones sesgadas sobre el juicio a L. Lopez sin conocer ni los hechos ni las circunstancias ni las leyes venezolanas, irrespetando a nuestras autoridades y al sistema judicial venezolano, no siente vergüenza de quedar, con su proceder, como un vulgar lameculos de ciertos centros de poder y tampoco siente pudor por mostrar falta de profesionalidad al no importarle el logro de los objetivos de su cargo; sus irresponsables e imprudentes palabras sobre las elecciones parlamentarias nos muestran un hombre sin escrúpulos que no siente temor a atropellar cualquier convención legal, social o moral cuando persigue algún inconfesable fin.

Creo que una respuesta contundente y bien argumentada de parte de nuestro representante en la OEA, o del mismo Elías Jaua, sería muy apropiada.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1252 veces.



Jesús Requena G.


Visite el perfil de Jesús Requena G. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Jesús Requena G.

Jesús Requena G.

Más artículos de este autor