Colombia nos ha estado robando desde atrás

Con diferentes argucias, son finos para eso, la oligarquía gobernante colombiana ha hecho sus acostumbradas rapiñas a costa de Venezuela, ello con el fin de resolver algunos de sus problemas. En este escrito no tomaremos en cuenta lo supremamente mal como se comportó la oligarquía colombiana con alguien, Simón Bolívar, que los puso a valer en el concierto de las naciones en el mundo entero. En este escrito solo trataremos de como Colombia despojó a Venezuela de 108.000 kms2 de territorio; y no conforme con ello busca mayores rencillas contra Venezuela.

El 5 de abril de 1941, hace más de 74 años, Venezuela y Colombia firman en Cúcuta el Tratado sobre demarcación de fronteras y navegación de los ríos comunes, por el cual nuestro país pierde una considerable porción de su territorio, ya dijimos que fue la bicoca de ciento ocho mil kilómetros cuadrados. El Presidente, para entonces Estados Unidos de Venezuela, General Eleazar López Contreras, cede a la hermana república tamaña extensión de tierras a solo 30 días de entregar el gobierno al General Isaías Medina Angarita. Ahora bien. ¿Cómo se explica que ésto fuera posible y ocurriera cuando su partido político, Cívicas Bolivarianas, lopecista, tuviera mayoría en el Congreso Nacional; y no había ninguna presión interna en el país que pusiera en peligro su gestión presidencial?

Ese mismo día, 5 de abril, se encontraron en el Puente Internacional Simón Bolívar, entre San Antonio del Táchira y Cúcuta, los Presidentes Eduardo Santos de Colombia y Eleazar López Contreras de Venezuela. Ambos Mandatarios se hicieron acompañar de una nutrida comitiva. El Presidente venezolano llevaba al Canciller Esteban Gil Borges, al Ministro de Educación, Arturo Uslar Pietri y a otros Ministros que con su presencia estaban avalando el despojo que se hacía al país. Ni siquiera se esperó la ratificación del Tratado por el Congreso Nacional venezolano, que como era de esperarse por ser la mayoría lopecista y no tener problema alguno en aprobar el Tratado de Límites; el cual diligentemente fue aprobado por el Congreso el 18 de junio de 1941 y ratificado por Medina Angarita el 21 de agosto.

Derivado de este Tratado, hoy se está presentando problemas con la hermana república de Colombia sobre el Golfo de Venezuela y es así como exigen se le reconozca la soberanía sobre una amplia zona marina y submarina; que se supone rica en recursos naturales. Los colombianos insisten en reclamar el control sobre extensas áreas vitales para nuestra soberanía, además que el Golfo de Venezuela y las islas de Los Monjes son territorios venezolanos y constituyen áreas vitales para nuestra economía, sin embargo, a pesar de las constantes conversaciones directas, el gobierno colombiano insiste en apelar a mecanismos de presión tales como el arbitraje, la acción militar y las actuaciones diplomáticos hipócritas; para ver si consigue lo que se proponen. El venezolano siempre ha tratado al colombiano con mucho cariño por ser ese pueblo consecuencia de la labor heroica de nuestros libertadores. Venezuela siempre ha demostrado que su amistad es real y no fingida y que quiere que esa nación salga del problema existencial de guerra interna para que logre la mayor cantidad de felicidad posible, pero a pesar de la demostración de sincera hermandad de nuestro pueblo, los gobernantes de esa nación cada vez buscan la forma de como dañar a Venezuela. ¡Que viva Colombia! ¡Que viva Venezuela! ¡Que viva Simón Bolívar!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1605 veces.



José M. Ameliach N.


Visite el perfil de José M. Ameliach N. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José M. Ameliach N.

José M. Ameliach N.

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a213639.htmlCd0NV CAC = Y co = US