“Los falsos positivos” de Obama

“El enemigo de los pueblos de América Latina, enemigo de todos los proyectos libertarios de América Latina, enemigo de las esperanzas de los pueblos de América Latina y del Caribe, es la élite imperialista de los Estados Unidos”. Hugo R. Chávez Frías

La única manera que el gobierno de los Estados Unidos pudiera justificar las supuestas amenazas de Venezuela proclamadas por el presidente Barack Obama y su decreto de emergencia para su nación, sería bajo la aplicación de “falsos positivos”.
Este método es ya muy conocido internacionalmente y aplicado en anteriores invasiones realizadas por el ejército norteamericano en países como Irak, Libia, Afganistán; así como también, en algunos países de América Latina como Panamá, Haití, Granada o Chile, entre otros.

Los antecedentes nos indican que al Imperio no le cuesta nada inventar y mentir, porque esa ha sido su política y su actuación a través de la historia y además, porque es la forma como ha justificado su proceder, el cual cínicamente reconoce al pasar el tiempo, a través de “documentos desclasificados” como un “mea culpa” y para quien como “el que no quiebra un plato”, seguir después aplicando su misma política invasora y agresora en el mundo.
Es por ello que no resulta nada extraño; ¡oh casualidad!, que cuando justamente se han iniciado negociaciones y se avanza en un acercamiento diplomático entre USA y la República de Cuba y cuando también en La Habana, se realizan conversaciones de paz entre el gobierno de Colombia y las Fuerzas Armadas Revolucionarias, Ejercito del Pueblo (FARC-EP) , justamente el gobierno de los Estados Unidos, ( su stablishment) arremete contra la República Bolivariana de Venezuela.

El legado del Comandante Hugo Chávez dejó su huella la cual quedó muy bien marcada, no sólo en el pueblo venezolano sino que trascendió al escenario Latinoamericano y mundial, para cambiar la geopolítica y convertirse en la brújula de un nuevo mundo multicéntrico y pluripolar, cosa que no le perdonan a Venezuela.

Nunca antes en la historia reciente - como lo anunció el Presidente Nicolás Maduro en su alocución a la Asamblea Nacional – los Estados Unidos había osado en tomar decisiones ejecutivas como la emitida recientemente por el Presidente Barack Obama en un Decreto (casi clandestino) contra Venezuela y luego entregado al Congreso de ese país, donde también declara un “estado de emergencia”.

En la comunicación, además de arrogarse un juicio público y una acusación de violación a los derechos humanos, se señalan a su vez hechos de corrupción contra siete venezolanos.
El mandatario norteamericano pretende dictar sanciones contra instituciones del Estado venezolano; sobre todo, las que imparten justicia y han decidido recientemente penas de cárcel contra líderes de la oposición, convictos y confesos en hechos de violencia y de participar en un golpe de Estado en Venezuela. (Leopoldo López, Antonio Ledezma y Daniel Ceballos)

El acto arrogante asumido por el gobierno norteamericano y del cual apenas ahora comienza a conocer el mundo su trascendencia, ha unificado a nuestro pueblo en conceptos como la Soberanía y la Patria, muy alimentados y fortalecidos en el pueblo venezolano, por el Comandante Hugo Chávez Frías.

La repuesta del bravo pueblo no se ha hecho esperar y la solidaridad mundial se ha puesto a prueba, como una manifestación solidaria y unitaria de los pueblos de América Latina y del mundo para con el pueblo de Bolívar, ante una nueva arremetida del imperio norteamericano, en lo que ellos consideraban su patio trasero.

Ahora como era de esperarse de su hipócrita diplomacia, comienzan declaraciones a diestra y siniestra para justificar lo injustificable. Es por ello que en recientes declaraciones de un vocero del Departamento de Estado, se ha dicho ante el mundo que “Estados Unidos no busca desestabilizar Venezuela”.

Con su cínica política imperialista, una representante o vocera del Departamento de Estado Jen Psaki ha dicho que “No estamos promoviendo la desestabilización de Venezuela. Más bien, creemos que el respeto por las normas democráticas y los derechos humanos es la mejor garantía para la estabilidad del país”.

Vaya cinismo y para justificar sus declaraciones señala: “El objetivo de estas sanciones es persuadir al gobierno venezolano a cambiar su conducta”. Desde luego que no aclaró a cual conducta se refiere, luego del decreto de Obama.

Los venezolanos si sabemos a qué se refiere esta vocera norteamericana; es a la autodeterminación de los pueblos y a los principios de libertad y soberanía, los cuales defendemos los hijos de Bolívar desde siempre.

Es por eso que junto a Chávez le decimos: “Queremos que el gobierno imperialista termine de aceptar la realidad: ¡Venezuela se liberó, y se liberó para siempre! ¡Venezuela no es, ni será más nunca, una colonia norteamericana!” (Hugo Chávez Frías)…¡Amanecerá y veremos!
¡Unidad, lucha, batalla y victoria!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1354 veces.



Marco Tulio Arellano

Jubilado en Pdvsa

 arellanomt@hotmail.com      @Homugria

Visite el perfil de Marco Tulio Arellano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Marco Tulio Arellano

Marco Tulio Arellano

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a204239.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO