Plan Balboa, Operación Jericó y Guyana

Mientras recordamos a nuestro Comandante Chávez, a dos años de su partida, su figura florece como una llama en el corazón de los venezolanos y de todos los pueblos oprimidos del mundo. Entretanto, el Imperio norteamericano continúa con su indetenible tarea de utilizar lacayos o “pitiyankis” y con nuevos planes de golpes de Estado e invasiones contra la Patria de Bolívar.

Si una cosa hizo nuestro Comandante Supremo en su visión geopolítica del mundo, fue poner en su lugar al establishment norteamericano y afianzar su tesis de un mundo multicéntrico y pluripolar que permita logar el equilibrio del Universo y garantizar la Paz planetaria (Plan de la Patria, IV objetivo histórico).

Muy reciente está la denuncia del Presidente Nicolás Maduro sobre un develado plan de desestabilización y fallido golpe de Estado, por parte de algunos políticos de la oposición venezolana, en complicidad con el Departamento de Estado y apátridas residenciados en Miami, New York, Madrid y Bogotá.

Hasta la fecha, los planes han sido abortados, gracias a las labores de seguridad e inteligencia del Gobierno Bolivariano y además, han contado con el rechazo mayoritario de los venezolanos patriotas y de los gobiernos de países amigos de Latinoamérica, del Caribe, de Europa y Asia, respectivamente.

Son muchos los intentos de golpe que contra el gobierno revolucionario de Venezuela se han adelantado; no sólo respaldados por la oligarquía criolla, la burguesía parasitaria y la oposición venezolana, desde la llegada de Chávez al poder, sino por el Imperio y sus socios capitalistas. (Golpe de Carmona, golpe petrolero, guarimbas, golpe azul, etc.)

No ha sido olvidado el famoso Plan Balboa que con acierto describió el Comandante Supremo en sus recordados “Aló Presidente” y que también, con mucha claridad, articulistas como Eleazar Díaz Rangel, nos lo han presentado, con lujo de detalles, en estas páginas de Aporrea.

El Plan Balboa nos describió Díaz Rangel contemplaba que “mediante tropas de EEUU y otros países actuarían sobre nuestro territorio, supuestamente “con el fin de recuperar a los residentes extranjeros”. Esa vez, el pretexto fue que en Venezuela se habría producido una confrontación interna próxima a la guerra civil y la situación se tornó tan grave que el Consejo de Seguridad de la ONU debió intervenir”.

- En el Plan – prosigue Díaz Rangel – aparece el texto de la Resolución Nº 1.580 del 21 de marzo de 2001 (hace 14 años) donde se “insta a la creación de una Fuerza Aliada Conjunta Combinada, formada principalmente por efectivos del país azul (EEUU) y países aliados” (¡Oh casualidad!) Colombia, temeroso de que el conflicto interno de Venezuela se extendiera al interior de sus fronteras…ofrece a la Fuerza Aliada la utilización de su territorio y de sus bases aéreas, Cartagena, Soledad (Barranquilla) y Simón Bolívar (Santa Marta), por si fuera necesario para las operaciones”, (eran tiempos de Uribe) y en Panamá (tiempos de Martinelli) se usaría la base Balboa (Howard), la más importante.

Hoy, afortunadamente los tiempos han cambiado, pero los planes están vivos y se activan cuando los gringos los desean (Plan caso Allende con sus aviones); pero Venezuela, sólo ha respondido con la bandera de la paz y apoya procesos, como el que se adelanta en Cuba entre el gobierno de Santos y las FARC – EP de Colombia.

Si bien, como lo dijera recientemente en el Cuartel de la Montaña, el ex presidente Hondureño Manuel Zelaya – los Estados Unidos deben convencerse de una vez por todas que Latinoamérica no es su patio trasero y que Venezuela no es Irak, Libia o Afganistán, sino un pueblo con la herencia histórica de Bolívar, la libertad.

No obstante, los hechos demuestran que los ensayos y los planes de acabar con la Revolución Bolivariana continúan y los ataques para frenar la integración Latinoamericana, impulsada por Chávez y otros líderes de la Patria Grande como Néstor Kirchner, Lula Da Silva, Daniel Ortega, Rafael Correa y Evo Morales, entre otros, no han cesado.

Recientemente la Operación Jericó, abortada por el Estado venezolano estaba en pie y como dice Aurelio Rodríguez, también para este portal de Aporrea, “luego de la salida de Leopoldo López”, entra en acción Antonio Ledezma.

¿Por qué Jericó? - según Rodríguez - “Hitler llamaría “Trompetas de Jericó” a la operación para la búsqueda del Arca de la Alianza (1943), una reliquia que consideró necesaria poseer luego de que en 1941 atacara Rusia. Desde allí- según el articulista – vino la debacle del III Reich.

¡Qué casualidad!, que en Venezuela la inspiración de Antonio Ledezma, Julio Borges, militares venezolanos golpistas y otros apátridas desde Miami y New York (olorosa a fascismo) se llamara “Operación Jericó”; como se inspira en estas raíces, la oposición venezolana.

La famosa “Operación Jericó” no es ingenua y tiene sus planes en El Pentágono, unida al famoso “Plan Balboa”, “Plan Colombia”, “Plan Cóndor”; es decir, todos los planes que inspiran al establishment norteamericano y que tanto pregonan a través de los filmes de Hollywood.

Hoy debemos estar alerta, ha surgido un nuevo plan inspirado desde luego en el petróleo (Arca de la Alianza de las Trompetas de Jericó). Se trata de la presencia en Guyana (Zona en Reclamación venezolana) de la Exxon Mobil, que viene por su revancha, al acabársele el pan de piquito en Venezuela.

Ahora, a lo Jalisco - como están acostumbradas las transnacionales - se ha anunciado el inicio de operaciones petroleras por parte de la Exxon Mobil, en un área cuya soberanía reclama Venezuela (área de exploración de 26.806 kilómetros).

Nuestra República Bolivariana de Venezuela nuevamente es retada por el Imperio y utiliza a nuestro país vecino Guyana, para satisfacer su apetito energético. La labor de perforación – según agencias internacionales – ya comenzó sin respetar acuerdos internacionales de los dos países (Acuerdo de Ginebra fue publicado en la Gaceta Oficial de Venezuela Nº 28.008 del 15 de abril de 1966[.)

La Cancillería de Venezuela ha reiterado que el yacimiento se encuentra en un área cuya soberanía está en reclamo y Guyana, aupada por la Exxon Mobil, ha dicho a través de sus voceros de Relaciones Exteriores que Venezuela no debe interferir en sus exploraciones en el Campo Stabroek Block, una zona reconocida (no por casualidad) por el Servicio Geológico de EEUU como “la segunda mayor área del mundo con petróleo sin explorar”.

Mientras el imperialismo nos ataca, debemos poner en practica la sentencia que nos señalaba nuestro Comandante Hugo Chávez: “Levantemos el espíritu nacionalista y mantengamonos alerta. Incrementemos la organización popular, la conciencia política, la unidad del pueblo y el trabajo para fortalecer aún más el país y continuar resistiendo y derrotando las agresiones del imperialismo”. (Palacio de Miraflores, 17 de febrero de 2006)

¡Unidad, lucha, batalla y victoria!

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3894 veces.



Marco Tulio Arellano

Jubilado en Pdvsa

 arellanomt@hotmail.com      @Homugria

Visite el perfil de Marco Tulio Arellano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Marco Tulio Arellano

Marco Tulio Arellano

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a203858.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO