Bush reedita prácticas nazifacistas

”Por lo menos ocho aviones presuntamente utilizados por la Agencia Central de Inteligencia (CIA) estadounidense para el transporte de sospechosos de terrorismo aterrizaron en Holanda”, señaló hoy (16/02) el diario vespertino NRC Handelsblad, que cita documentos oficiales. Sigue señalando “El periódico (que) se basa en una lista de diez aviones que la organización norteamericana defensora de los derechos humanos Human Rights Watch menciona como sospechosos de haber transportado detenidos para la CIA”, para finalmente asegurar que: "Entre 2001 y 2005, ocho de los aviones que figuran en esta lista hicieron escala en Holanda por motivos desconocidos”, según documentos hechos públicos “del ministerio de Transporte holandés.”

La historia parece repetirse. Hay que recordar que el llamado mundo occidental y libre (casi todos los países de Europa y los Estados Unidos) cooperó de forma muy sospechosa con la política de exterminio del pueblo judío por parte del Tercer Reich, al no permitir que escaparan de la persecución nazi y pudieran encontrar refugio dentro en sus fronteras, pero más de allá de ello los deportaban en masa para que fueran asesinados en los campos de concentración, como ocurrió con la Francia de Vichy, Polonia, Ucrania y Letonia, entre otros.

Estas verdades están recogidas en centenares de libros de judíos que lograron salvar sus vidas del holocausto y que han escrito sus relatos con todo lujo de detalles acerca de que sobre ellos había en verdad una conspiración internacional concertada para eliminarlos como pueblo.

Estos traslados clandestinos de prisioneros calificados de supuestos "terroristas" que denuncia el diario holandés hacia cárceles secretas, la cual hemos tomada del diario La República de Montevideo, son pruebas fehacientes que apuntan a asegurar que el gobierno de Bush pretende reeditar prácticas hitlerianas para asesinar a los pueblos del mundo que rechazan seguir siendo explotados y expoliados, pero en esta ocasión no por ser esos seres pertenecientes a la comunidad judía que, entonces se les tenía por bazofias humanas que no tenían derecho a vivir, sino por ser musulmanes calificados de terroristas y a quienes satanizan acusándolos de que ellos sólo los anima la venganza y la idea de destruir a la humanidad y especialmente al pueblo norteamericano, como es lo que aseveran en sus discursos de todos los días los halcones de Washington y una cáfila de reverendos evangelistas de la extrema derecha norteamericana, liderados, entre otros por Pat Robertson.

Ante esta intolerable política norteamericana contra los derechos humanos y que, al parecer, está siendo respaldada por numerosos países del viejo Continente, debe servirnos de la mayor advertencia para que nuestros gobiernos eleven su voz de protesta ante los organismos internacionales de manera de impedir a toda costa que quienes detentan el poder en los Estados Unidos de Norteamérica logren tener éxito en ese objetivo de reeditar las prácticas nazifascistas contra de los derechos humanos con la mayor impunidad en su objetivo de dominio y control de los pueblos del mundo.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2740 veces.



Iván Oliver Rugeles


Visite el perfil de Iván Oliver Rugeles para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Iván Oliver Rugeles

Iván Oliver Rugeles

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a19598.htmlCd0NV CAC = Y co = US