Banderas falsas II

Temer no es una opción deliberativa de cualquier terrícola racional,  cumpliendo con su responsabilidad y conservando su honorabilidad. Aunque los victimarios  sigan liquidando a  alto políticos revolucionarios, actores refutadores, investigadores privados, grandes personajes internacionales quienes señalen sus crímenes y en especial a millares de inocentes y desarmados civiles. Estas transgresiones tendrían que acelerar, aclarar y finalmente atrapar a los perceptibles malhechores, por ser obvios y con pruebas contundentes en su contra. Pero la realidad es otra, ya que los fríos e inhumanos delincuentes de cuellos blancos, pasan a ser los fingidos  magistrados, juzgando a sus refractarios enemigos, por sus deliberadas funciones utilizando recelosamente sus falsas banderas. Ejemplo las armas químicas utilizadas por los mercenarios y se la achacaron al gobierno sirio, o inclusive el derribo de MH-17 avión de malasia, por la fuerza ucraniano y culparon a los rusos, las prueban son contundentes, pero el culpable son otros. 

Sus intangibles acciones son temibles e impías, ya que no están establecidos en una nación, con excepción de israel, que lo concibe atrevidamente como estado y descaradamente patrocinadores de estos novedosos mercenarios internacionales, llámese AlQaeda, Daaesh, ISIS, etc. El imperio GREEN-GO, quienes representan el anticuerpo de Israel, suministra todas clases de asistencias a estos desquiciados mercenarios, para desestabilizar y desequilibrar a las naciones, quienes no siguen el lineamiento imperial o sionista.

Ahora con el supuesto degollamiento de un camarógrafo y a su vez soldados norteamericano, la opinión pública estadounidense, sumergida con la beligerancia étnico en Ferguson,   cambio su perspectiva y estimuló sus conciencias humanas, porque presumidamente uno de ellos fue degollado. En cambio las continuas violaciones en contra decenas de miles miembros de las minorías etnias, shias, alawitas y cristianas, sus mujeres y niñas, primero las sirias y ahora las escoltan las iraquíes son violadas constantemente y diariamente. En cambio los millares de hombres son degollados desde hace tres años y la conciencia humana jamás se sacudió. CNN, se conmovió por los animales irracionales del zoológico de Gaza, en cambio las masacres de los seres humanos, palestinos sean niños mujeres y civiles aun no pudo conmoverlos. Queda palpable que las minorías etnias árabes, son legalmente sacrificables, ya que su valor antes la quinta vertebral  del imperio (CNN, FOX) se encuentra por debajo de un animal irracional.

El sanguinario Netanyahu, certifico que su colega sionista pero  embanderado ficticiamente como califato islámico y comandante de los mercenarios ISIS, dice el PM. Israelí, liquidar a los cándidos niños palestinos con francotiradores, bombardear escuelas, hospitales, y campos de refugios, derribar  fosforo blanco  encima los civiles, no es suficiente. El estado de israel se están quedando atrás con las atrocidades de nuestros asalariados mercenarios, ellos nos llevan la delantera, y por ello habría que capturar a los niños, degollando los y colocarlos en youtube, ya que es más telegénico. 

E allí la culpabilidad de la ONU, las sin fines de violaciones a los derechos humanos y leyes internacionales, el sosiego de la corte penal internacional, ha mal cimentado a esta nación apartheid, y peor aún conservan la luz verde para seguir aumentando sus abusos. Ahora Netanyahu dice quienes se opone a la ideología sionista habría que degollar le su cabezas.   Mientras las quejas internacionales por los crimines de lesa humanidad cometido en palestina por los israelíes e igualmente los crímenes en Siria e Irak por sus mercenarios, son nulas y sin peso. En realidad el maestro sionista Netanyahu, compite con su alumno el califa de ISIS, quien es mas desquiciado, sanguinario y violento.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1299 veces.



Jaled Ali Ayoub Bazzi


Visite el perfil de Jaled Ali Ayoub Bazzi para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Jaled Ali Ayoub Bazzi

Jaled Ali Ayoub Bazzi

Más artículos de este autor