Sus planes desestabilizadores fueron activados para el reciente evento electoral municipal

La Usaid, un disfraz de la CIA en Venezuela

Los resultados electorales que le dieron la victoria a Ledezma y o Ocariz nos imponen reponer estos fragmentos que tomamos de la página tp://percy-francisco.blogspot.com, bajo el título "Descubriendo Verdades", cuyo autor es el periodista argentino residente en México, columnista del Diario La Jornada, José Steinsleger, pues sólo atinamos a entender  esas victorias a partir del pleno convencimiento de que los dineros que ha estado invirtiendo el imperio yanqui para acabar con la revolución venezolana, se han utilizado con mucho éxito para comprar conciencias en muchas comunidades de la capital, pues la trayectoria de ambos en el desempeño de sus funciones durante el período que acaba de trascurrir, ha sido absolutamente nula. Ledezma, más allá de la línea de autobuses “Transmetrópoli” que inauguró, no hizo nada más que viajar por todo el mundo y Ocariz, por su parte, ni siquiera pudo recoger la basura, no solamente en los cientos de barrios pobres de la jurisdicción de Sucre, sino donde residen muchísimos de quienes le votaron, además de que acabó con la policía del municipio y le inundó sus espacios con figuras de policías de cartón que colgó en cientos de postes del alumbrado público…   

Veamos lo que dice este periodista gaucho sobre esa non santa organización gringa en sus andanzas en nuestro país, la cual fue expulsada hace pocos meses de Bolivia (mayo/2013) por su injerencia descarada en los asuntos internos de ese hermano país:

“¿Qué hizo la oposición (venezolana) con los 57 millones de dólares que recibió de la Agencia Internacional para el Desarrollo de Estados Unidos (USAID, por sus siglas en inglés)? ¿Cómo se financia hoy, cuando la Ley de Defensa de la Soberanía Política y la Autodeterminación Nacional prohíbe desde finales de 2010 el financiamiento externo para fines políticos?

La impetuosa investigadora y abogada estadunidense Eva Golinger nos recuerda que en enero 2002, cuando el señor Russell Porter llegó a Venezuela para dirigir la Oficina de Iniciativas hacia una Transición (sic, OTI, división de la USAID dedicada a la promoción de transiciones en países estratégicamente importantes para Washington), su tarea era ayudar con una transición hacia la democracia (sic).

Venezuela contaba desde finales de 1998 con un gobierno democrático que apoyaba la mayoría del país. Más no a la medida del imperio… ¿Se entiende? Y a pesar de que Mark Feierstein (actual titular para América Latina de la USAID), tras mucho investigar descubrió (sic) que Chávez era “…extremadamente popular entre sus partidarios, aunque muchos se sienten incómodos con él” (sic). ¿Se refería a los que anhelaban radicalizar la revolución, o a los que lucran con el discurso revolucionario?

Porter no quiso ser menos, y luego de consultar a la oposición, escribió en un informe de 2002 (luego del golpe): “Hay un consenso de que Chávez no terminará el año como presidente. Para preservar la democracia, un apoyo inmediato es necesario para los medios independientes y la sociedad civil… Una de las grandes debilidades en Venezuela es la falta de una sociedad civil vibrante” (sic).

Según informes públicos emitidos en España por la Fundación de Relaciones Internacionales y Diálogo Exterior (FRIDE) –vinculada a la injerencista National Endowment Democracy (NED)–, la USAID/OTI desembolsó 10 millones de dólares (2001-05) para financiar alrededor de 64 grupos y programas.

La USAID aumentó su presupuesto y reorientó la estrategia de su gestión enfocándola en la juventud (sector que no había sido explotado), con talleres sobre cómo utilizar redes como Twitter y Facebook. Desde 2006, USAID gastó más de 34 por ciento del presupuesto en el país (15 millones), hasta completar 57 millones de dólares en 2010.

El patrón de financiamiento ha sido más o menos igual al de otros países peligrosos (Ecuador, Bolivia, Nicaragua…): apoyar a líderes e instituciones calificadas de moderadas, pero que en la práctica buscan la desestabilización de los gobiernos democráticos.

Documentos desclasificados del gobierno estadunidense revelan que en los meses previos al golpe de 2002, seis oficinas del Departamento de Estado gastaron 695 mil dólares para financiar conferencias y seminarios que favorecían a la oposición. La NED tenía un programa de 900 mil dólares que trabaja con el Instituto Demócrata (NDI), el republicano (IRI) y el Centro de Solidaridad Laboral, para fortalecer a la central sindical CTV.

Los programas de la USAID/NED/OTI, o sellos no lucrativos como Transparencia Internacional*, de Alemania (TI), y Development Alternatives Inc (DAI, contratista del Departamento de Estado), financian y asesoran a partidos políticos, organizaciones no gubernamentales (ONG) y medios de comunicación vinculados al antichavismo.

El bosque de siglas y grupos mercenarios que viven de la USAID es frondoso. Sólo el Plan Consenso País aglutina organizaciones como Alianza Bravo Pueblo (Antonio Ledezma), Fedecámaras (Hugo Fonseca y Jorge Botti), Asamblea de Ciudadanos (Maxim Ross), RCTV (William Echeverría), Sinergia (Jorge Reyes), Cedice (Aurelio Concheso), la Iglesia Católica ( Mikel de Viana), Gente de Petróleo (Nelson Benítez), Alianza Cívica (Elías Santana), COPEI (Eduardo Fernández), Un Solo Pueblo (William Ojeda), Coordinadora Democrática (Diego Urbaneja), Asamblea de Ciudadanos (Axei Carriles), Acción Democrática (Ramón Rangel), CTV (Alfredo Padilla), Liderazgo y Visión (Alonso Domínguez), Red Democrática Universitaria (Tomás Páez), Visión Emergente (Cipriano Heredia) y Bandera Roja (Carlos Hermoso).”


La gestión que cumple esa organización no puede estar mejor puesta en evidencia  que a través del éxito que sujetos como Ledezma y Ocariz obtuvieron en el reciente evento electoral y eso hay que investigarlo en profundidad, pues si nuestra presunción es una realidad objetiva, estamos, sin duda alguna, compartiendo la casa con nuestro peor enemigo y eso no puede seguir siendo tolerado. El gobierno debe actuar con el mayor rigor y copiar el ejemplo que sobre  el tema nos ha dado el gobierno del presidente boliviano Evo Morales…

Entendemos que hay otras Ong´s similares actuando en el país, como la NED y la Freedom House, sobre las cuales se debe proceder de igual manera. 

Vale agregar, como una determinante prueba de la injerencia de la USAID en los asuntos internos de nuestro país y con ello bastaría para expulsarla de inmediato de Venezuela, el documento que dio a conocer la abogada Eva Golinger antes de que se realizaran las elecciones del pasado 8 de diciembre, titulado “Plan Estratégico Venezuela”, producto de acuerdos de actuación para derrocar al gobierno de Nicolás Maduro, aprovechando el referido evento eleccionario,  el cual en el propio Plan se conceptúa como “plebiscitario”, suscrito entre la  Fundación Internacionalismo Democrático del expresidente colombiano Álvaro Uribe Vélez, la Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia, la empresa estadounidense de consultores FTI Consulting, el encargado de la Agencia Internacional de Desarrollo de Estados Unidos (USAID) para América Latina, Mark Feierstein y los opositores venezolanos, Ramón Guillermo Aveledo, Secretario Ejecutivo de la MUD y los diputados de la oposición, María Corina Machado y Julio Borges.

En dicho documento se recogen estas perlas que hacen más que evidente el firme propósito de acabar con la Revolución Bolivariana: “"Los objetivos planteados en el presente plan se enmarcan esencialmente hacia las municipales previstas para el 8 de diciembre, al mismo tiempo que incluye el desgaste acelerado paulatino de la gestión del Gobierno facilitando el triunfo supremo de la oposición para ese evento". Y agregan: "pero si fuera antes, mucho mejor". (Leer un resumen de ese Plan Estratégico elaborado por la referida Abogada Golinger, quien indica allí que el mismo fue redactado con fecha 13 de junio del presente año: http://actualidad.rt.com/expertos/eva_golinger/view/110489-documento-evidencia-plan-desestabilizacion-venezuela-golinger)



(*) Su directora política en nuestro país es Mercedes De Freitas.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3271 veces.



Iván Oliver Rugeles


Visite el perfil de Iván Oliver Rugeles para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Iván Oliver Rugeles

Iván Oliver Rugeles

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /tiburon/a178532.htmlCd0NV CAC = Y co = US