Esta es la USAID, ¿qué les parece?: Misión, programas, proyectos en el Perú

El 1º de mayo del presente año, el gobierno plurinacional de Bolivia del Presidente Evo Morales, expulsó de ese país a la Agencia Internacional para el Desarrollo de los Estados Unidos USAID que implicada en actos de corrupción de autoridades y dirigentes, siguiendo su tenebrosa trayectoria de instrumento al servicio de la sedición y el terror con el disfraz de la “ayuda humanitaria”. Entonces publicamos la primera parte del estudio que sobre esta agencia ha realizado el autor, saludando la actitud soberana del pueblo aymara-quechua y el coraje de su máximo dirigente y autoridades comprometidas con la liberación de la Patria Grande.



Esta es la segunda entrega y aborda el rol que juega USAID en el Perú, cumpliendo con las políticas del Departamento de Estado de los EEUU, al que pertenece.

La “misión” USAID en el Perú

En el marco de lo que el Banco Mundial (BM) ha definido como la “nueva era” en el Perú, los Estados Unidos otorgaron a este país 60 millones de dólares adicionales para prioridades de desarrollo económico y social, a ser establecidas y ejecutadas por la Agencia para el Desarrollo Internacional de los Estados Unidos (USAID).



El acuerdo fue suscrito el 26 de setiembre del 2011, en Lima, entre el Ministro de Relaciones Exteriores del Perú y el Sub-Administrador de USAID de visita especial en Lima, Embajador Donald Steinberg. Esa entrega parte de la enmienda al actual convenio de cinco años de “asistencia” al Perú por un total de 293 millones de dólares que serán utilizados por USAID para implementar proyectos prioritarios en las áreas de salud, educación, desarrollo alternativo, democracia y protección del medio ambiente.

El acuerdo retribuía la visita del actual presidente peruano, inmediatamente después de que fuera elegido, a la Secretaria de Estado Hilary Clinton, que por entonces dirigía las acciones de USAID.

Los 60 millones adicionales servirán para complementar los actuales programas que la Agencia viene realizando en el Perú. Las conversaciones para un nuevo convenio por otros cinco años más se iniciaron en el 2012 a fin de extender los programas de desarrollo de USAID-Perú al 2016.

La “Misión” USAID en el Perú, interviene a través no sólo de la embajada norteamericana, sino de empresas norteamericanas que han asegurado “negocios” lucrativos en este país. Estas empresas operan en todos los rubros imaginables: desde el “lavado de manos” en las escuelas más alejadas de la sierra peruana hasta la investigación de especies naturales, de recursos hídricos, salud, hábitos y costumbres de poblaciones andinas y amazónicas rurales y urbano-marginales, cultivos alternativos a la coca. Desde el 11 de septiembre del 2001, al igual que todas las agencias de asistencia al exterior, está integrada a la Estrategia de Seguridad Nacional de los Estados Unidos y forma parte de “las tres D” (defensa, diplomacia y desarrollo).

En este sentido es responsable de las políticas aplicadas para la “erradicación” de los cultivos de coca a través de la institución DEVIDA creada conjuntamente con la embajada norteamericana en nuestro país.

También financia y manipula programas nacionales, con una exigencia inherente: “ser identificada en forma adecuada como ayuda del pueblo de los Estados Unidos por todo socio y proyecto que promueva y financie, directa o indirectamente”. Para esto, se transfiere a los socios y gobiernos el “panel modelo” (incluye logotipo y marca USAID con sus colores distintivos), que debe lucirse en lugar donde todos puedan verlo y atestiguar que todo cuanto ocurre “de bueno” en un determinado lugar, se debe a la ayuda de los Estados Unidos (http://peru.usaid.gov).

USAID viene imponiendo sus políticas y estrategias en el Perú desde hace 50 años. No obstante tiene el cinismo de decir que a pesar del crecimiento económico durante la última década y de sus vastos recursos naturales y culturales, el Perú continúa enfrentando retos para reducir la pobreza y proteger su delicado ecosistema. Que aún persisten las inequidades entre el 36.2% de la población que vive con menos de $2 por día (y el 12.6% que vive con menos de $1 por día) y aquellos peruanos que están integrados por completo a los mercados globales. Que la presencia limitada del gobierno en los Andes y Selva permite el cultivo ilegal de coca, el tráfico de drogas, la tala ilegal, los conflictos sociales y los vestigios del terrorismo. Que el nivel de confianza del público es bajo debido a las percepciones en cuanto a la capacidad de respuesta del gobierno, a las exigencias y requerimientos de los ciudadanos en la entrega efectiva de servicios. Que el 2009, las tensiones originadas por la administración de los recursos naturales conllevó a conflictos en la región Amazónica que originaron muchas muertes.

En un alarde de pérdida de la noción de la realidad y del tiempo, USAID dice que para enfrentar estos retos, (que datan de más de los 50 años que lleva “ayudándonos”), “implementa programas en desarrollo económico, desarrollo alternativo, salud, educación, democracia y gobernabilidad y medio ambiente”. Busca “que el crecimiento económico llegue a los pobres para reducir la pobreza”, pretendiendo olvidar que esto es falaz desde el entendimiento de la pobreza como desigualdad social.

Los programas prioritarios de USAID en la “nueva era” peruana



Crecimiento económico

USAID trabaja con el gobierno del Perú en desarrollar reformas en aduanas y registro de negocios, planes de exportación regional y concesión de infraestructura. Sus “socios” del sector privado operan en la creación de centros de servicios de negocios en regiones priorizadas. USAID también apoya la implementación del Tratado de Libre Comercio (TLC) a través de una “variedad” de actividades para el desarrollo de capacidades.

Medio ambiente

USAID trabaja con el gobierno del Perú para desarrollar políticas y fortalecer a la instituciones dedicadas al medio ambiente y así promover el manejo adecuado de los bosques, proteger la biodiversidad, y asegurar el cumplimiento de los requerimientos de medio ambiente del Tratado de Libre Comercio (TLC). USAID también trabaja con comunidades en la zona andina para su adaptación a los cambios climáticos que afectan el suministro de agua.

Salud

El programa de salud de USAID, busca mejorar la salud de los peruanos y fortalecer el desempeño de instituciones clave y organizaciones del sector. USAID trabaja con el Ministerio de Salud para descentralizar los servicios de salud a niveles locales, para mejorar la distribución de medicinas, y para fortalecer la capacidad de vigilancia y respuesta del Ministerio a enfermedades como malaria, tuberculosis, y VIH/SIDA. Los programas a nivel comunitario (incluyendo comunidades nativas) están orientados a mejorar el estado de salud y fomentar prácticas y comportamientos saludables.

Democracia

El programa de descentralización de USAID trabaja a nivel nacional en reforma de políticas y con los gobiernos locales para que sean capaces de actuar como freno al tráfico de drogas, la tala ilegal, el terrorismo, y otras prácticas criminales, y puedan responder efectivamente a las necesidades de sus ciudadanos. USAID juega un rol importante en fomentar el diálogo constructivo para mitigar conflictos, especialmente aquellos conflictos relacionados a las industrias extractivas. Las actividades anti-corrupción de USAID promueven la transparencia del gobierno, responsabilidad y mayor participación de los ciudadanos en el planeamiento y distribución de los recursos del gobierno peruano.

Educación

Trabajando a nivel nacional, regional y local, los programas de educación de USAID dicen buscar la mejora de la calidad de la educación en las escuelas públicas rurales. Para esto proporciona “asistencia técnica” y para fomentar el diálogo de políticas y la responsabilidad. El financiamiento a las escuelas incluyen capacitación a maestros y asesoramiento en la metodología de escuelas activas, con un claro propósito ideologizador y enajenante, igual en el caso de estudiantes, funcionarios locales y miembros de la comunidad.

El USAID financia el Consejo Nacional de Educación y tuvo ingerencia directa en el proceso de formulación del Proyecto Educativo Nacional y en su implementación desde el 2007 en que fue promulgada la ley de su creación. Financia los encuentros del CNE con las direcciones regionales de educación de todo el país.

USAID ha intervenido e interviene en la elaboración de los Proyectos educativos regionales (PER) en las 25 regiones que conforman la distribución geográfica del Perú.

A través de sus equipos instalados en el país, trabaja con los gobiernos regionales para mejorar sus propuestas de planificación y la captación de recursos adicionales para educación, apoyándolos en la formulación de sus Proyectos de Inversión Pública (PIP) orientados al desarrollo de capacidades para la mejora de los aprendizajes

Desarrollo alternativo

Un componente clave para la amplia estrategia antinarcóticos en el Perú es el “Programa de Desarrollo Alternativo Integrado” que incluye actividades de desarrollo económico, agricultura, educación, salud, gobernabilidad, y medio ambiente en comunidades que han erradicado sus cultivos de coca y que están comprometidas a actividades económicas lícitas y a una vida libre de coca. USAID ofrece un paquete integral de asistencia hecho a la medida de las necesidades de cada comunidad, incluyendo asistencia en las áreas de producción y marketing de cultivos alternativos tales como cacao, café y palmito. USAID también fomenta el diálogo e investigación aplicada para proponer reformas en las políticas nacionales relacionadas a la coca.

Programa regional de comercio

USAID implementa un programa regional para el desarrollo de capacidades para el comercio en los países andinos: Perú, Colombia, Ecuador y Bolivia.

Programa regional de salud

Con el fin de mejorar la prevención de las enfermedades infecciosas, tales como malaria y tuberculosis, y para disminuir la tasa de mortalidad y morbilidad de los países participantes, USAID implementa el Programa Regional de América del Sur para Enfermedades Infecciosas en Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, Guyana, Perú, Suriname, Guatemala, República Dominicana, Nicaragua y Paraguay.

Los proyectos USAID en el Perú

He aquí una breve lista de los proyectos USAID que operan en el Perú y que se financian una y otra vez sin que alguien pueda dar cuenta de sus resultados en términos de productos, efectos e impactos.

El llamado “Umbral Anticorrupción” (MCC por sus siglas en Inglés), acordado con el Ministerio del Interior, desde el 2008. Este programa tiene como objetivo apoyar los esfuerzos del gobierno del Perú para “controlar la corrupción” en la administración pública mediante el mejoramiento de los sistemas y procesos administrativos, el fortalecimiento de la aplicación de la ley, y el incremento del conocimiento ciudadano sobre los efectos nocivos de la corrupción para la gobernabilidad del país. Resulta paradójico, que la institución que fomenta los niveles más altos de corrupción en la administración pública y la manipulación de poblaciones íntegras y el terror en el mundo, sea precisamente la misma que proclama promover su control y combate. Saque usted sus conclusiones

“Usos alternativos a la coca ilícita”, a través de proyectos de infraestructura, asistencia técnica para nuevos cultivos de exportación (cacao, café, frutas, palma de espino, biocombustibles) y oportunidades de negocios individuales.

“Manejo sostenible de bosques y protección de la biodiversidad” para el estricto cumplimiento del capítulo de medio ambiente del Tratado de Libre Comercio con los EE.UU.

“Fortalecimiento del desempeño de instituciones clave y organizaciones del sector salud” para la descentralización de sus servicios, el mejoramiento de los sistemas públicos de distribución de medicinas, la capacidad de vigilancia y respuesta frente a enfermedades infecciosas como la malaria, tuberculosis y VIH/SIDA, la asistencia comunitaria a personas pobres y grupos indígenas para mejorar su estado de salud y fomentar prácticas y comportamientos saludables.

“Mejoramiento de la responsabilidad y efectividad de los gobiernos regionales y locales” a través del diálogo constructivo con los grupos de ciudadanos.

“Crecimiento económico sostenido en base al comercio y un mayor acceso al mercado mundial para micro, pequeñas y medianas empresas”.

“Reducción de la pobreza a través de la expansión de oportunidades para que los peruanos de ingresos bajos participen en la economía internacional”.

“Manejo de las aduanas, los registros de negocios, los planes regionales de exportación y las concesiones de infraestructura del gobierno nacional, gobiernos regionales y locales”.

“Tratado de Libre Comercio entre los EE.UU. y el Perú”.

“Acceso a la educación rural en escuelas de primaria en las seis regiones productoras de coca”.

“Elaboración de políticas nacionales y regionales”

El estudio sobre USAID, forma parte del libro del autor La educación en América latina: enfoque desde la institucionalidad del orden mundial capitalista que se puede consultar en la página web:

http://www.alizorojo.com

Próxima entrega: Esta es la USAID, qué les parece: sus socios “peruanos” .


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2178 veces.



Rubén Ramos

Sociólogo y educador peruano, postdoctorado en Filosofía, Política e Historia de las Ideas en América latina por la universidad del Zulia-Venezuela

 ruby_7872@yahoo.es

Visite el perfil de Rubén Ramos Alizorojo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Rubén Ramos Alizorojo

Rubén Ramos Alizorojo

Más artículos de este autor