La guerra nuclear: ¿qué hay oculto?

Luego de la carnicería que la burguesía llevó a cabo en la Segunda Guerra Mundial con una pérdida global de 50 millones de vidas de seres humanos, se desató la guerra fría por la hegemonía mundial entre EEUU y la URSS, es decir, entre el socialismo real de la URSS y el capitalismo desarrollado de EEUU. El resultado práctico hoy lo conocemos con la desaparición de la URSS, sin embargo, en lo ideológico el capitalismo no ha podido derrotar al socialismo como negación de un sistema social basado en la explotación del hombre por el hombre, y como realización de un sistema social que ubica al ser humano como el centro de su acción transformadora.

Es como decía el padre cantor Alí Primera, "la sociedad no se lava, se construye o se destruye..", al referirse a la transformación profunda de la sociedad. Ese camino socialista, es el camino que retomó la Revolución Bolivariana liderada por el Comandante Chávez, formalmente desde 1998, como continuación de la obra integracionista del Padre Libertador Simón Bolivar, las banderas de luchas populares y la lucha proletaria por el socialismo. Es por eso que desde el punto de vista imperial, la ideología bolivariana es enemiga de los planes hegemónicos de la burguesía mundial.

En lo militar y geopolítico, el resultado final de la Segunda Guerra Mundial, fue el predominio total de EEUU en el mundo debido al mayor poder de fuego convencional y nuclear y al control completo de el océano Atlántico y el Pacífico como corredores de mercancías, materias primas y petróleo. El único contrincante con poder de fuego equiparable era la URSS.

Luego de la caida de la URSS y el Muro de Berlin, las más imporantes reminiscencias de la guerra fría se encuentran en Bielorrusia, Cuba y Norcorea la cual es tutelada por China. El conflicto en la Península Coreana es para mantener el desequilibrio de poder de fuego a favor de EEUU, y asi garantizar el control de comercio mundial de petróleo y mercancias que se producen en el Sureste Asiático que abarcan China, Corea del Sur, Japón e India.

Esos son los hechos y los motivos ocultos por la diplomacia burguesa mundial. La Patria Socialista se basa en el poder del pueblo trabajador y no en el poder de la burguesía, lo que implica que no podemos entender la guerra como algo extraño al engaño de la burguesía a los pueblos del mundo. La guerra nuclear no favorece a nadie y no existen ganadores ya que afecta la vida en el planeta. Esa postura de los socilaistas no es ingenua ni pacifismo burgues, es una postura que persigue eliminar toda posibilidad de guerra en el mundo.

La lucha continua...


Independencia y patria socialista...viviremos y venceremos
Chavez Vive, la lucha sigue.
Chávez Presente, Maduro Presidente
*Militante del PSUV y Delegado Sintraintevep


garcialwx@pdvsa.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2363 veces.



Lucidio García


Visite el perfil de Lucidio García para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: