Preciso y contundente fue el Libertador Simón Bolívar

El Libertador Simón Bolívar en el empeño por crear republicas hace una larga exposición el 15 de febrero de 1.819 ante el Congreso de Angostura, entre los conceptos emitidos da a conocer su visión sobre lo que debe ser la formación de un buen ciudadano y que la revolución debe instruirlo para que en un tiempo relativamente corto pueda la nación contar con manos hábiles, y mentes sanas y capacitadas. Ese discurso está lleno de un alto contenido de patria, por lo que Bolívar espera que aquel cuerpo político apruebe su plan. He aquí extractos de esta extraordinaria disertación que comienza de esta manera. “Señor. ¡Dichoso el Ciudadano que bajo el escudo de las armas a su mando ha convocado la Soberanía Nacional para que ejerza su voluntad absoluta! Me cuento entre los seres más favorecidos de la Divina Providencia, ya que he tenido el honor de reunir a los Representantes del Pueblo de Venezuela en este Augusto Congreso, fuente de la Autoridad Legítima, depósito de la voluntad soberana y árbitro del Destino de la Nación”

El expositor que va haciendo sentir el rasgo trazado por su maravillosa pluma en el papel que tiene delante de si, continúa hablando. (…) “Legisladores, yo deposito en vuestras manos el mando supremo de Venezuela… Echando una ojeada sobre el pasado veremos cual es la base de la República de Venezuela… No somos Europeos, no somos Indios, sino una especie media entre los Aborígenes y los Españoles. Americanos por nacimiento y Europeos por derecho, nos hallamos en el conflicto de disputar a los naturales los títulos de posesión y de mantenernos en el país que nos vio nacer, contra la oposición de los invasores; así nuestro caso es el más extraordinario y complicado. Todavía hay más; nuestra suerte ha sido siempre puramente pasiva, nuestra existencia política ha sido siempre nula y nos hallamos en tanta mayor dificultad para alcanzar la Libertad, cuando que estábamos colocados en un grado inferior al de la servidumbre; porque no solamente se nos había robado la Libertad, sino también la tiranía activa y dominante. Permítaseme explicar esta paradoja. En el régimen absoluto, el Poder autorizado no admite Límites. La voluntad del Déspota es la Ley Suprema ejecutada arbitrariamente por los subalternos que participan de la opresión organizada en razón de la autoridad de que gozan. Ellos están encargados de las funciones civiles, políticas, militares y religiosas… Uncido el Pueblo Americano al triple yugo de la ignorancia, de la tiranía y del vicio, no hemos podido adquirir, ni saber, ni poder, ni virtud. Discípulos de tan perniciosos maestros, las lecciones que hemos recibido y los ejemplos que hemos estudiado, son los más destructores. Por el engaño se nos ha dominado más que por la fuerza”

Bolívar no regatea palabras para dejar claro que la revolución necesita revertir toda la humillación recibida de los brutales opresores españoles; exterminadores de toda la cultura autóctona. Y sigue nuestro Libertador con aquel discurso, cuya letra estaba dictada por una profunda inspiración en la Justicia y en la Libertad. (…) “Estoy penetrado de la idea de que el Gobierno de Venezuela debe reformarse; y que aunque muchos ilustres Ciudadanos piensan como yo, no todos tienen el arrojo necesario para profesar públicamente la adopción de nuevos principios. Esta consideración me insta a tomar la iniciativa en un asunto de la mayor gravedad y en el que hay sobrada audacia en dar avisos a los Consejeros del Pueblo” Aquí se observa que el Libertador esta consciente de que algunos legisladores no desean cambiar nada, ellos solo quieren proteger sus intereses particulares sin importarles los derechos colectivos de quienes sufren los maltratos de oligarcas extranjeros y criollos. Y así continúa el Libertador haciendo su exposición (…) “El sistema de Gobierno más perfecto es aquel que produce mayor suma de felicidad posible, mayor suma de seguridad social, y mayor suma de estabilidad política” Advierta como Bolívar en su concepción política hace una firme referencia al pueblo y lo alude abiertamente al englobarlo en un término nuevo para la época, seguridad social; y aquello no era otra cosa que la inclusión de la gente pobre en los beneficios que provienen del manejo de los dispositivos del Estado.


joseameliach@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1986 veces.



José M. Ameliach N.


Visite el perfil de José M. Ameliach N. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José M. Ameliach N.

José M. Ameliach N.

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a113361.htmlCd0NV CAC = Y co = US