¡¡El asombroso venezolano!!

Sin duda que Venezuela ha sido favorecida y bendecida por la Providencia, ya que teniendo un país con excelente ubicación geográfica, variados climas, encantadoras costas, grandes y caudalosos ríos, densos bosques, muy ricos suelos, abundantes minerales y una cantidad enorme del prodigioso oro negro, el actual indispensable petróleo, el Destino ha querido sea aquí donde se reproduzcan seres humanos maravillosos; con mentes y espíritus únicos en el mundo entero. Y por ser nuestro Libertador Simón Bolívar el venezolano más prominente del planeta, tenemos que escogerlo para que sirva de ejemplo y se vea en él la calidad de personas que se dan en esta tierra. Sin duda que Bolívar estuvo lleno de ejemplares cualidades: cabal patriota, virtuoso militar, excelente guerrero, abnegado político, prominente demócrata, fino prosista, estupendo estadista, sensible e inteligente ser humano para bien resolver diferentes problemas que a su paso encontrara; sin olvidar que también fue un franco y amoroso amante. Observaremos en este escrito solo la faceta de Bolívar en cuanto a la protección de sus coterráneos explotados y el empeño por la conservación de los recursos naturales renovables de la patria. He aquí algunas normas que Bolívar suscribe, comenzando por la que dicta el 3 de Septiembre de 1.820.

“Todas las tierras reservadas a los indios deberán ser devueltas a ellos como legítimos dueños que son de éstas” El 12 de Febrero de 1.821 Bolívar es más enfático al respecto y decreta: “ La restauración a los indios del goce de todas la tierras reservadas a las cuales tienen derecho, sin tomar en cuenta quien es el dueño actual, determina que ellos puedan tener tanto terreno como puedan cultivar y así escapar de la miserable condición a la cual habían sido reducidos” El 19 de Diciembre de 1.825 Bolívar dicta el más conocido de sus decretos conservacionista, el Decreto de Chuquisaca; en el cual expone. “Considerando: 1º Que una gran parte del territorio de la República carece de aguas y por consiguiente de vegetales útiles para el uso de la vida. 2º Que la esterilidad del suelo se opone al aumento de la población y priva entre tanto a la generación presente de muchas comodidades. 3º Que por la falta de combustible no pueden hacerse o se hacen inexactamente o con imperfección la extracción de metales y la confección de muchos productos minerales que por ahora hacen casi la sola riqueza del suelo. Decreto: 1º Que se visiten las vertientes de los ríos, se observe el curso de ellos, y se determinen los lugares por donde puedan conducirse aguas a los terrenos que estén privados de ellas. 2º Que en todos los puntos en que el terreno prometa hacer prosperar una especie de planta mayor cualquiera, se emprenda una plantación, reglada a costa del Estado, hasta el número de un millón de árboles, prefiriendo los lugares donde haya más necesidad de ellos. 3º Que el Director General de Agricultura proponga al gobierno las ordenanzas que juzgue convenientes a la creación, prosperidad y destino de los bosques en el territorio de la República. 4º El Secretario General interino queda encargado de la ejecución de este decreto. Imprímase, publíquese y circúlese. Dado en el Palacio de Gobierno de Chuquisaca a 19 de diciembre de 1.825”

Véase como Bolívar manifiesta su angustia por lo que considera es un atropello y hace justicia social al ordenar devolver las tierras a quienes les pertenece. Adviértase como Bolívar dispone se estudie el curso de los ríos con la finalidad de que se prepare un sistema de riego para llevar el agua a donde fuera necesario. Percátese como Bolívar manda se siembre un millón de árboles, y obsérvese como Bolívar exige se apruebe un reglamento legislativo para crear, mantener y aprovechar de la mejor manera los bosques. Bolívar el 31 de Julio de 1.829 lanza otro Decreto ordenando un censo de los bosques existentes, prohíbe se exploten ellos sin licencia, resuelve se sancione a quién viole tal mandato, prohíbe la tala de ciertos árboles y decide imponer una veda para la caza y muerte de algunos animales en peligro de extinción. Dense cuenta que Bolívar al legislar sobre la protección de los más débiles, se cuide las cuencas hidrográficas, se formen nuevos bosques, se preserve la vida de ciertos animales, y en general se cuide a la naturaleza, deja a la posteridad una misión que habrá que cumplirse de forma permanente. De manera que por ser los venezolanos herederos directos de Bolívar, todos estamos comprometidos en salvaguardar y esforzarse por su mayor grandeza.


joseameliach@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3028 veces.



José M. Ameliach N.


Visite el perfil de José M. Ameliach N. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José M. Ameliach N.

José M. Ameliach N.

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a110663.htmlCd0NV CAC = Y co = US