Etanol, ¿Ángel ó Demonio?

La reciente gira latinoamericana del presidente Bush ha servido para
destapar la controversia sobre el uso del Etanol como combustible automotor,
desatando las más crudas críticas en su contra y convirtiéndolo súbitamente
en el enemigo público número uno.

Lo que resulta inquietante ante toda esta andanada de comentarios negativos,
es que hace tan sólo tres años el escenario era otro totalmente distinto.
Todos aquellos que ayer aplaudían la decisión del presidente Chávez de
firmar un acuerdo de cooperación con Brasil para desarrollar la producción
del Etanol en Venezuela, son hoy los mismos que atacan despiadadamente este
proyecto, que actualmente cuenta con un importante grado de avance en
nuestro país.

Nos preocupa como se puede pasar de lo claro a lo oscuro, sin tener
argumentos para defender ni lo uno ni lo otro y sin que ni siquiera exista
un proceso dialéctico que nos permita a los venezolanos formarnos un mejor
criterio de si hemos, en estos tres últimos años, perdido todo el tiempo y
el dinero invertido en este proyecto, ó si en realidad vale la pena seguir
adelante con su ejecución.

Con la finalidad de disipar algunas dudas al respecto, discutiremos en las
siguientes líneas en torno a algunas críticas que se han formulado alrededor
del combustible verde y trataremos de aportar elementos a la discusión que
permitan aclarar algunos aspectos que son importantes tener en cuenta antes
de formular críticas sin fundamento, que más que aclarar, lo que logran es
confundir aún más. Esto con la finalidad de aportar elementos útiles a la
discusión que sirvan de base para poder establecer conclusiones sólidas en
cuanto a la conveniencia o no de la producción de Etanol en Venezuela como
combustible alterno a la gasolina.

Lo primero que hay que aclarar es que la fuente de obtención del Etanol en
EEUU es distinta a la de Brasil. Aclaramos esto porque se ha criticado que
la producción de Etanol atenta contra la producción de alimentos, lo cual
resulta cierto sólo en algunos casos, dependiendo del método de producción
que se decida emplear para producir el combustible.

En el caso de los EEUU, resulta totalmente cierta la afirmación del
Presidente Chávez, puesto que su fuente de obtención es el maíz mediante un
proceso que suprime por completo la producción de almidones y harinas para
producir el combustible, lo que evidentemente atenta contra la seguridad
alimentaría de cualquier nación que decida adoptar este método de
procesamiento.

En el caso del método de producción del Etanol a partir de la caña de
azúcar, la situación es totalmente distinta. Este proceso tiene la
particularidad de permitir la producción de Etanol sin atentar contra la
producción de azúcar refinada, es decir, es un proceso dual, lo que
significa que se puede producir Etanol al mismo tiempo que se produce
azúcar. Esto le ha brindado enorme ventaja a Brasil, país precursor a nivel
mundial en la producción de bio-combustibles.

El haber tomado la decisión de producir Etanol para el consumo automotor
hace más de 70 años, le ha permitido al país amazónico convertirse en un
país energéticamente independiente. Brasil ha pasado de ser un país
importador de energía, a ser un país que en el presente, no sólo se
autoabastece, sino que también exporta energía (petróleo y Etanol).

Adicionalmente, este gigante del sur se ha convertido hoy por hoy en el
primer productor y exportador de azúcar refinada en el mundo, superando en
más del doble el volumen exportado por su más cercano competidor (la Unión
Europea), lo que demuestra ciertamente que en este proceso, la producción de
alimento y combustible no compiten necesariamente entre sí.

Esta comparación entre ambos países nos permite comprender con mayor
claridad aquello a lo que se refería nuestro presidente Hugo Chávez cuando
criticaba la sustitución de la producción de alimentos por combustible, en
evidente referencia al proceso de producción empleado en los EEUU.

Según las cifras de la FAO (Organización para la agricultura y la
alimentación de las Naciones Unidas), para el año 2005, Venezuela era
importador neto de azúcar refinada, situación que aún hoy persiste. Algunos
cálculos que hemos realizado, muestran que en caso de incorporar 10% de
Etanol a nuestra mezcla de gasolina, nuestro país dejaría de depender de las
importaciones de azúcar y pasaría además a ser el octavo exportador de
azúcar refinada a nivel mundial, superando a algunos países latinoamericanos
con tradición azucarera tales como, Colombia, Guatemala y Nicaragua. Esto le
permitiría a nuestro país obtener ingresos adicionales por concepto de la
exportación del 10% de la gasolina que sería sustituida.

Esto último resulta sumamente importante porque pasaría a conformar junto
con el GNV (Gas Natural para Vehículos) el plan nacional de substitución de
gasolina por combustibles alternos, lo que le permitiría al país poder
mantener los precios actuales de la gasolina sin tener que afectar el
bolsillo de los venezolanos. Consideramos que por ser Venezuela poseedora de
una enorme riqueza energética, no merecemos que nuestra economía sea
afectada por un incremento en los precios de la gasolina, cuando en realidad
son los países consumidores los que realmente necesitan de nuestra gasolina
para subsistir, razón por lo cual están en la necesidad de pagar su
verdadero valor de mercado. Por lo tanto, son ellos -no nosotros- los que
deben correr con el financiamiento del combustible en nuestro mercado local.

Según nuestras estimaciones, al aplicar un plan que sustituya el 25% del
consumo local de gasolina por Etanol (10%) y GNV (15%), se estarían
obteniendo ingresos adicionales para la nación, por concepto de la venta de
esta gasolina en los mercados internacionales. Este ingreso adicional sería
equivalente a más de tres veces el monto que actualmente subsidia el estado
en las gasolinas. En otras palabras, no sólo no es necesario aumentar la
gasolina, si no que hasta podríamos bajarle el precio sin necesidad de que
exista un sacrificio fiscal para la nación.

Adicionalmente, hay que agregar el incentivo que la producción de Etanol
suministraría al sector agrícola, que desde hace muchos años se encuentra
deprimido. Se lograría de esta manera, fomentar el tan esperado desarrollo
endógeno de la nación, permitiéndole a Venezuela liberarse de la dependencia
económica del petróleo de manera definitiva.

Resulta ampliamente conocido que la industria petrolera no es generadora de
empleo, caso contrario a lo que ocurre con el sector agrícola, que es
intensivo en mano de obra. Como dato interesante hay que destacar que la
producción de Etanol a partir de la caña de azúcar genera 152 puestos de
trabajos por cada puesto de trabajo que genera la industria petrolera por
unidad equivalente de energía, lo que nos da una clara señal del impacto, en
cuanto al empleo, que generaría la industria productora de bio-combustibles.

Otro de los beneficios aportado por el Etanol, se relaciona con el impacto
ambiental que generaría este cambio. Es bien sabido que la industria más
contaminante del mundo es la industria petrolera, por lo que un combustible
como el Etanol, que posee la característica de disminuir las emisiones
tóxicas, representa un ahorro ambiental significativo para la humanidad, sin
incluir la contaminación de tierras y aguas producidas por los productos
petroquímicos como el MTBE y que derivó en la prohibición de su uso en las
mezclas de gasolina en varios países del mundo.

Es imposible pensar que el Etanol algún día sustituirá la gasolina como
principal combustible automotor a nivel mundial; para lograrlo, la
superficie cultivada tendría que superar la superficie total del planeta.
Esta es una de las razones por lo que la gasolina seguirá siendo la reina de
los combustibles automotores por mucho tiempo.

Darle la lectura adecuada a la visita de Bush a Latinoamérica resulta
fundamental para comprender la estrategia del impero para nuestros países,
que no es otra que la de crear controversias internas que atenten contra la
unidad de Latinoamérica y favorezcan el desarrollo del ALCA en vez del ALBA.

Si analizamos el acuerdo firmado entre Brasil y los EEUU, encontraremos que
se trata únicamente de un convenio de cooperación y no incluye la
eliminación de los aranceles al Etanol importado, que es justamente la
principal demanda por parte de Brasil para competir en igualdad de
condiciones con el etanol de los EEUU.

La negación de los EEUU de eliminar las barreras arancelarias al etanol,
confirman que la intención de los EEUU no es sustituir el petróleo
venezolano por el etanol brasilero (algo que ellos saben muy bien que es
imposible lograr), sino más bien, deteriorar las relaciones entre Venezuela
y Brasil con la finalidad de erosionar la unidad de los pueblos
latinoamericanos que ha surgido bajo el liderazgo del presidente Chávez.

Desechar a priori la idea de producción de Etanol en Venezuela, basado en
una coyuntura política creada a drede por el imperio, no sólo representaría
una derrota política para Venezuela, sino también significaría una victoria
económica para los EEUU, que actualmente son los únicos beneficiados por la
venta de MTBE a nuestro país.

Es importante recordar que desde hace dos años, cuando Venezuela decidió
eliminar el plomo en las gasolinas de consumo local, las importaciones del
MTBE desde los EEUU se incrementaron enormemente, por ser éste un sustituto
directo del plomo, como lo es también el Etanol. Por lo tanto, el cerrarle
la puerta a la producción de Etanol en Venezuela atentaría directamente
contra la seguridad nacional al impedirle a nuestra nación la independencia
de las importaciones del MTBE proveniente de los EEUU.

A pesar de las limitaciones éticas y técnicas que conllevan la substitución
de gasolina por Etanol, consideramos que el desarrollo de la industria de
bio-combustibles en nuestro país, no representa ningún riesgo para
Venezuela en la escala que se plantea y por el contrario, los beneficios de
la aplicación de un modelo como el brasilero en Venezuela, son
considerablemente mayores que los perjuicios que hoy -contrariamente a ayer-
escuchamos pregonar.

rhingquim2@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 10648 veces.



Ramón Herrera López


Visite el perfil de Ramón Herrera para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: