¿Nueva LOCTI para qué?

En atención al inicio del debate en torno a una nueva Ley Orgánica de Ciencia, Tecnología e Innovación [LOCTI] iniciado en el seno de la Honorable Asamblea Nacional resulta pertinente ofrecer consideraciones que persiguen contribuir a la clarificación de elementos de primer orden para la formulación de una normativa y una política de Estado susceptibles de trascender la coyuntura y a la vez de ofrecer y tributar a la construcción de la Venezuela Potencia esbozada en el Plan de Desarrollo Económico y Social de la Nación (Plan de la Patria). De este modo el presente documento aspira enunciar puntos de vista que buscan despejar "espacios en blanco" o lapsus doctrinarios de que adoleció hasta hoy la legislación y la política de Estado venezolana de ciencia, tecnología e innovación a lo largo de los dos últimos decenios, con ánimo de que al menos sean examinados por los agentes decisores correspondientes.

A) LEYES SIN RESULTADO

La Venezuela del presente, casi en su su totalidad acompaña el propósito de construir un PAÍS POTENCIA. Apenas podría decirse que una élite de acaso un 0,3 por ciento a lo sumo, de personas nativas de Venezuela con nexos en el Primer Mundo y cuyos niveles de ingreso dependen de los subsidios del Departamento de Estado, el Pentágono y sus agencias, estarían en contra de que los stándares de producción y productividad y el subsecuente mejoramiento de la calidad de vida de la población se incrementase de forma sustancial en el marco de un proyecto histórico soberanista y de integración regional.

Sin embargo en el caso de la ciencia, tecnología e innovación se trata de una debilidad en la cual además de los factores exógenos del ‘bloqueo’ y las medidas coercitivas unilaterales aplicadas contra la patria de Bolívar por los poderes imperialistas del siglo XXI, debe reconocerse que a lo interno de las fuerzas bolivarianas del cambio, si bien se ha contado con una correcta IMAGEN-OBJETIVO que se configura con el desiderátum de la VENEZUELA POTENCIA, se ha carecido de políticas estructurantes y de audacia creativa susceptible de lograr el enrolamiento del sector científico y tecnológico en una GESTA innovadora, una especie de "CAMPAÑA DE CARABOBO TECNOLÓGICA Y CIENTÍFICA y de Investigación y Desarrollo" en cada campo concreto de la realidad SOCIAL Y ECONÓMICA DEL PAÍS, TANTO EN LAS ACTITUDES, como en los procedimientos incrementales y administrativos de cada sector, para mostrar avances pequeños y medianos que sirviesen de palanca para el gran impulso hacia el desarrollo a plenitud de las inmensas potencialidades de que dispone el país, sus recursos naturales, su talento formado y que no migró en la difícil coyuntura 2017-2020, profesionales activos y jubilados, así como generaciones de relevo, y que ofrezca al menos con carácter preliminar en lo atinente al tema de la Formación en Ciencia, Tecnología e Innovación (CTI), el mapa y la imagen-objetivo de la Venezuela Bolivariana, el cual debe ser valorado en su carácter estratégico si es que se aspira a insertar modificaciones en la LOCTI que ciertamente redunden de modo significativo en la calidad de la gestión científico-tecnológica del país y la concreción del Objetivo Histórico plasmado como "PAÍS-POTENCIA", en los términos en quwe el Plan de la Patria concibe la contribución de la ciencia, tecnología e innovación para el logro de los grandes objetivos de la Nación.

De este modo se asoma en esta oportunidad lo que alguien ha debido preguntarse al examinar las causas del estancamiento tecnológico del país: ¿Por qué, si se ha tenido cuatro 04) LOCTI’s y Reformas de la LOCTI hasta ahora (LOCTI 2001; LOCTI 2005; LOCTI 2010 y LOCTI 2014), y hoy, en 2021, se plantea una nueva LOCTI, sería la quinta LOCTI en lo que va del siglo XXI, por qué, se reitera, ninguna de las leyes de ciencia y tecnología e innovación ha servido para dotar al país de un proyecto de ciencia, tecnología e innovación susceptible de engarzar con las voluntades, la espiritualidad y el talento formado hasta ahora, así como el potencial material que ofrece el territorio para construir las pistas de aterrizaje del PAÍS POTENCIA de que trata el Tercer Objetivo Histórico del Plan de la Patria?

De este modo podría concluirse en que los paradigmas para el trazado de las políticas públicas en Ciencia, Tecnología e Innovación, pilares sustantivos de cualquier proyecto de desarrollo, soberanización de la economía y construcción de nuevos equilibrios en los términos del intercambio comercial venezolano en el orden internacional del trabajo-, deberían revisarse, para lograr el atrevimiento de colocar en las agendas sectoriales que inciden dentro de la Asamblea Nacional, puntos de vista que conduzcan a resolver los nodos profundos del atascamiento nacional tecnológico y científico, para dar con soluciones concretas a problemas concretos del país. Por caso podría decirse que una nueva LOCTI 2021 debería fungir como plataforma para políticas nacionales en ámbitos como la interconexión territorializada del desarrollo económico, lo cual involucra a su vez políticas para la territortialización del sistema nacional de ciencia, tecnología y conocimiento de que habla el artículo 110 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (CRBV). Y del mismo modo la nueva LOCTI debe apuntar al estrechamiento de los nexos entre las instituciones educativas del país, que operan entre sí, como dos sistemas separados al modo de galaxias distantes una de otra, y por lo tanto divorciadas, en lo estructurante, con el proyecto de ciencia, tecnología e innovación del país y del mismo modo, con su sector económico y su capacidad de generar nuevas fuerzas productivas en el territorio, en los términos del encadenamiento tecnológico (valor agregado)-productivo a que se refiere el Plan de la Patria, y del mismo modo con los sectores comunal (mesas comunales de CTI) y de seguridad y defensa (FANB). Si la LOCTI 2021 no logra responder a estas y otras expectativas estructurantes del Proyecto Histórico consagrado en el Plan de Desarrollo Económico y Social de la Nación, pasará dentro de cinco (5), en el 2026, lo mismo que ahora: mucha gente se preguntará de nuevo ¿una nueva LOCTI para qué? ¿Sólo para dar continuidad a la tradición según la cual cada período legislativo nacional ha contado con su propia LOCTI? Entretanto la nación, sus comunas en construcción, sus fábricas, públicas y privadas, sus Escuelas Técnicas (ETI’s) y núcleos INCES, sus tecnólogos e innovadores insertos en el Registro Nacional respectivo, seguirán vegetando en la esperanza de que se traze un camino para acercar la visión del País Potencia. Asúmase ensayos de políticas distintas que permitan el incremento del número de patentes de invención y mejoras incrementales; asúmase la Ingeniería de Reversa a que se refiere el Plan de la Patria como política de Estado, asúmase igualmente el Encadenamiento Tecnológico-industrial a que alude dicho magno texto.

B) FORMACIÓN – LOE Y LOCTI

Así, cabe preguntarse en cuanto a LA FORMACIÓN EN LOS ÁMBITOS DE CIENCIA, TECNOLOGÍA E INNOVACIÓN, ¿Se trata de una competencia que corresponde en exclusividad por mandato constituyente a los Ministerio del Poder Popular para la Educación (MPPE) y Ministerio del Poder Popular para la Educación Superior (MPPES), o debe concebirse y fijarse en la norma como COMPETENCIA CONCURRENTE Y COMPARTIDA CON EL MIN-CYT? El actual contexto-país marcado por el cerco financiero y geopolítico por las medidas coercitivas unilaterales impuestas por poderes imperiales de EEUU-UE-OTAN-Complejo Militar Industrial occidental y sus aliados en la región, obliga a concebir propuestas, respuestas y estrategias de Estado originales, contrapuestas a la visión de "Ghettos-Administrativos" que de forma inercial impera, como herencia del estanco colonial, en las Administraciones Públicas de los países de América Latina.

1) Principio de Colaboración de ‘Poderes Públicos’.- Y dicha originalidad debe expresarse en el desarrollo y aplicación legislativa del principio de "Colaboración entre los Órganos del Poder Público" mandatado en el Aparte del Artículo 136 CRBV, de acuerdo al cual "Cada una de las ramas del Poder Público tiene sus funciones propias, pero los órganos a los que incumbe su ejercicio colaborarán entre sí en la realización de los fines del Estado". Dicha cooperación interinstitucional una vez consagrada por la Ley dotará al Administrador de los instrumentos de funcionalidad necesarios para dar concreción a políticas y programas de formación que, conjuntamente con otros Ministerios y entes atiendan la formación de científicos, tecnólogos e ingenieros y sus perfiles específicos, de que hoy adolece el país para acometer y dar solución a líneas de dificultades concretas del país, a partir de estrategias sectoriales de Ingeniería de Reversa, de Apropiación de Tecnologías y su incrementación, a partir de planes que conduzcan a Venezuela a superar su rol actual con el máximo tecnológico de la fase de ensamblaje, para saltar a la construcción de productos de alto valor agregado a partir de las materias primas de que se dispone para cada renglón industrial y tecnológico. Y ello posibilitará que se logre derrotar, en el marco de la constitucionalidad, de la paz, la convivencia interna y regional y la No Violencia, el terrible cuadro de bloqueo, guerra económica y hostilidad foránea que se traduce en malestar y padecimientos de la población venezolana al restarle altísimos niveles de ingresos al Fisco Nacional en el marco de un cambio estructural de su modelo económico y creación de bienestar.

Y la experiencia universal, de la cual hablan casos como el Japón-post II Guerra Mundial y la República Popular China en los últimos 35 años -e igualmente el ejemplo del VietNam que derrotó al coloso imperial a expensas de un sacrificio extremo, superándose hasta el nivel de mediana potencia integral de hoy día, así como Irán que escala hacia su propia generación de bienestar apuntalado en ciencia y tecnología de reversa. Y también podría incluirse en esta lista a Finlandia hoy, entre otros países-, reiteran la lección acerca de que los componentes de ciencia, tecnología e innovación, constituyen eje estructurante de cualquier fórmula para salir del subdesarrollo, atraso, pobreza extrema e incrementar la calidad de bienes y servicios, la productividad en cada renglón agrícola e industrial con IyD, el autoabastecmimiento y la posterior capacidad de exportación, así como la transformación de la materia bruta en materia prima y sus subsecuentes manufacturas endógenas con industrias de alta especialización.

2) Formación Militar Coordinada.- La propia Ley Orgánica de Educación (LOE), atendiendo el carácter estratégico de las FANB y su función en la seguridad y defensa de la Nación, consagró en su Artículo 30 como órgano rector de la formación militar de Venezuela a Min-Defensa, a quien se atribuyó de forma explícita "la modalidad de educación militar, en tal sentido, planifica, organiza, dirige, actualiza, controla, evalúa y formula políticas, estrategias, planes, programas de estudio y proyectos dirigidos a garantizar una educación de calidad en la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, para asegurar la defensa integral de la Nación, cooperar en el mantenimiento del orden interno y participar activamente en el desarrollo integral de la Nación". De este modo el Legislador de 2009 estableció el principio de coordinación interinstitucional cuando dicho artículo 30 ejusdem, en su parte in fine a la letra dice "La educación militar se ejercerá en coordinación con el órgano con competencia en materia de Educación Universitaria". Y siendo la formación en el área científico y tecnológica, a los efectos de la seguridad, defensa y desarrollo de la Nación, no menos sustantiva que la militar, procede aplicar acá el mismo principio de Colaboración de Poderes Públicos, en materia tan vital para el desarrollo de la Nación y concreción del País Potencia, como es el ámbito de Ciencia, Tecnología e Innovación. Y este carácter vital para Nación, de la Ciencia, Tecnología e Innovación, determina la CRBV cuando en su artículo 110 les define como "instrumentos fundamentales para el desarrollo económico, social y político del país, así como para la seguridad y soberanía nacional." Podría hablarse asimismo, a los efectos de construir una propuesta legislativa de FORMACIÓN DE CIENTÍFICOS, TECNÓLOGOS E INNOVADORES en el país, de la exitosa experiencia que en los últimos dos años viene adelantando el Min-CyT conjuntamente con el MPPE-Cenamec, como antecedente digno de ser examinado a la hora de distinguir experiencias que marquen el derrotero para la formulación de una política de FORMACIÓN DE CIENTÍFICOS, TECNÓLOGOS E INNOVADORES, cuales son los programas del Semillero Científico en Escuelas Primarias del país y el Diplomado en Enseñanza de la Ciencia y Tecnología. Esta última programación, habiendo sido concebida de forma experimental en sus inicios de 2020 para un total de cincuenta (50) educadores, recibó a finales dicho año la encomienda del entonces Ministro Aristóbulo Istúriz (QEPD), diirigida a CENAMEC y Min-CyT, de "extender dicho Diplomado A 24 MIL DOCENTES durante un mismo año lectivo a lo largo y ancho del país"; ello con el propósito de masificar dicha formación. Así, la experiencia en programas conjuntos que generan innovación propiamente pedagógica, como en las líneas de formación del RELEVO TECNOLÓGICO Y CIENTÍFICO, despeja el camino que en esta materia debe ser incorporado en la nueva LOCTI, a fin de allanar los factores de distracción del parcelarismo administrativo heredado de la cuarta República y del modelo científico centro-periferia, dentro del cual los sistemas educativos marchan de forma descoordinada con ciencia y tecnología y este último sector hace lo mismo respecto a las universidades y el sector productivo. Y nada hay más alejado de la noción de "Sistema Nacional de Ciencia y Tecnología" (110 CRBV), que la ausencia de planificación y de articulaciones.

C) CIENCIA-TECNOLOGÍA E INNOVACIÓN

Y PLAN DE LA PATRIA.-

El Plan de la Patria concibe el desarrollo económico-productivo del país como resultado de estrategias de encadenamientos productivos con valor agregado, lo cual conlleva gestión consistente en ciencia, tecnología e innovación. Y en el caso venezolano, a partir de la capacidad tecnológica y de bienes de capital industrales, instalada, resulta inexorable el diseño de POLÍTICAS DE FORMACIÓN para acometer la INGENIERÍA DE REVERSA, la cual por cierto se aplica en los núcleos INCES y en las Escuelas Técnicas Industriales (ETI’s) del país aunque de forma muy silvestre, sin la adecuada planificación ni articulación con la potencialidades industriales y productivas del territorio adyacente. Al respecto conviene fijar una política conjunta de FORMACIÓN PEDAGÓGICA Y DE CIENCIA Y TECNOLOGÍA E INNOVACIÓN a partir del mandato contemplado en el Plan de la Patria -el cual es Ley de la República- y cuyo Objetivo Específico 1.6.1.1.4, a la letra reza "1.6.1.1.4.- Fortalecer la institucionalidad y equipos humanos especializados en procesos de ingeniería de reversa para la soberanía del sistema productivo nacional". E Igualmente en concordancia con los Objetivos Específicos del Plan de la Patria identificados a continuación y que a la letra rezan: "1.6.2.4.1. Vincular la formación de los centros universitarios y tecnológicos con las unidades productivas, a efectos de arraigar el sentido de pertenencia, formar la cultura del trabajo e impulsar el fortalecimiento tecnológico soberano del sistema productivo. 1.6.2.4.2. Especializar los planes y programas educativos, técnicos y universitarios, así como el direccionamiento vocacional de los liceos técnicos con las unidades productivas".

D) PROPUESTAS FINALES

En atención al conjunto de consideraciones anteriormente expuestas, y antes de formular un conjunto de propuestas finales, cabe ser enfático -permítase el término-, que la Venezuela Bolivariana ha contado con cuatro leyes de Ciencia, Tecnología e Innovación: la del 2001; la de 2005, la cual fue sustituida por la Reforma LOCTI-2010; y finalmente fue aprobada la LOCTI 2014. Y en la actualidad la AN da curso al debate para una nueva LOCTI 2021, la cual sin duda alguna se justificará históricamente en la medida en que se aproxime a los nodos que impiden el despegue y masificación de la actividad científico-tecnológica y de innovación en el país, lo que no ha sido encarado por las anteriores legislaciones en la materia, y sólo en esa medida. De modo que alguien podría concluir que cada período legislativo.-quinquenal ha contado con "su propia Ley Orgánica de Ciencia y Tecnología". Y sin embargo, el país no se ha enterado: la CIENCIA, LA TECNOLOGÍA Y LA INNOVACIÓN en cuanto al rumbo de la nación, sigue constituyendo un conjunto de exquisiteces académicas, especie de porcelana china que se coloca al margen de la bonanza o reducción de los ingresos petroleros -y al margen de las inocultables "Sanciones" estadounidenses e imperiales contra Venezuela-, y que en muy poco hasta hoy han incidido en el mejoramiento de las condiciones de vida de la población. Algo en ese sentido no funciona bien. Indaguemos por tanto, es el reto de la hora, para identificar el mapa de rutas para la transformación revolucionaria en políticas de Estado y gestión de Ciencia, Tecnología e Innovación. Permítase finalmente ofrecer algunas ideas que si bien no serán muy originales, se incluyen como vía para nutrir el debate en torno a la CTI.

*) EN CUANTO A LA AN Y LA NUEVA LOCTI:

1) Principio Constitucional de Colaboración de Poderes: Que, en desarrollo del principio Constitucional de Colaboración de los Órganos del Poder Público, se inserte en la nueva LOCTI un artículo que de modo explícito consagre la GESTIÓN COORDINADA en el ámbito de la Formación de Ciencia, Tecnología e Innovación (CTI), desde el Nivel Inicial hasta Postgrado, entre el (los) órganos(s) con autoridad en materia de Educación Básica y Universitaria, y el de Ciencia, Tecnología e Innovación.

2) Sistema Territorializado de CTI: Explicitar al detalle en la LOCTI 2021 el carácter Social con que debe concebirse y operar el Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología, cuyos elementos orgánicos, siguiendo el espíritu De la CRBV, son unos cinco factores: a) el Sector Productivo: empresas públicas y privadas; b) El sector Educativo: de Inicial a Universitaria; c) El Sector Seguridad y Defensa: FANB; d) El Sector Comnal: Mesas de CTI e Innovadores inscritos en Registro nacional y otros; e) Comunidad Científica: Activos, Jubilados y Relevo (Ivic-Intevep-Ingeomin-Fábrica Canaimitas-Pequiven, etc, etc).

3) Encadenamientos Tecnológico-Productivos: Llevar a un artículo de la LOCTI 2021 la figura de los Encadenamientos Tecnológicos-Productivos establecidos en la Ley del Plan de Desarrollo Económico y Social de la Nación.

4.- Ingeniería de Reversa: Elevar a artículo de la nueva LOCTI, la figura de la Ingeniería de Reversa que consagra la Ley del Plan de Desarrollo Económico y Social de la Nación.

5.- Sistema de Seguimiento, Evaluación y Reajuste de Políticas y Resultados: Dar en la nueva LOCTI carácter de contraloría con rendición de cuenta por los involucrados, con líneas de seguimiento y evaluación a la gestión y cumplimeitno d ellos respectivos PLANES SECTORIALES DE CTI, territoriales, por C/Motor, comunales y otros.

6.- Interconexión Territorializada de Prioridades y Potencialidades: Crear artículo mediante el cual se asegure el nexo en cada entidad federal y comuna, entre las potencialidades productivas del territorio, con la capacidad instalada y desarrollo de la productividad, así como con las instituciones educativas.

7.- Ciencia y Tecnología con Identidad: Comprometer en un artículo de la nueva LOCTI, al llamado Sistema Educativo, con la Formación de Ciencia y Tecnología con su carácter patriótico y de identidad nacional y cultural antiimperialista.

*) EN CUANTO A LA GESTIÓN ADMINISTRATIVA DEL Min-CyT:

1) Nexos FANB-MinCyT: Establecer nexos y formular programas de intercambio. Convenios y resoluciones conjuntas con la FANB en materias específicas de CTI que contribuyan a la acometida de problemas concretos y sus soluciones en áreas específicas de la vida del país.

2) Sistema Territorializado de CTI: Construir dentro del principio de territorialidad, y a partir de las Mesas Comunales de Ciencia y Tecnología y del Registro de Innovadores en cada territorio, nexos y convenios que comprometan a los núcleos Inces, ETI’s, UPT, fábricas y talleres en cada escala del territorio e innovadores y tecnólogos populares, así como los centros de investigación especializados.

3) Un Coordinador Territorial del Sistema CTI: Designar a un COORDINADOR del Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación en construcción, por cada entidad federal y así hasta llegar a las comunas y consejos comunales que cuentan con Mesas de CTI en funcionamiento. Se sugiere comenzar con los jefes de FUNDACITEś en cada Estado, para asignar dicha responsabilidad del comienzo y dar primeros pasos en conformar este Sistema Regionalizado de CTI, con alguien que rinda cuentas del proyecto ante la autoridad nacional.

4) Plan de Mantenimiento y Reparaciones: Dar pasos para el diseño y puesta en práctica en cada entidad federal, del PLAN NACIONAL DE MANTENIMIENTO Y REPARACIONES, a partir de las fortalezas y el talento profesional y técnico con que cuenta cada territorio comunal, municipal o estadal.

5) Formación Masificada en PLANIFICACIÓN DE CIENCIA Y LA TECNOLOGÍA: Diseñar y ejecutar un Plan Nacional de Formación en Planificación en materia de Ciencia, tecnología e Innovación a los fines del trazado, por cada comunidad o entidad federal, del PLAN TERRITORIAL DE CIENCIA, TECNOLOGÍA E INNOVACIÓN, que involucre cada comuna, cada institución educativa, cada fábrica privada que lo desee, cada Empresa del Estado, cada instalación militar que corresponda y los centros de IyD que a bien tengan incorporarse.

6) Plan Tecnológico de C / Motor: Si las Empresas del Estado, en el marco d ellos Quince Motores Productivos, sus gerentes, ingenieros y personal trabajador no poseen hoy la disponilidad emocional o técnica para ensamblar un Plan Tecnológico que a partir de la Ingeniería de Reversa y la Innovación, IyD, conduzca a la solución de sus nodos operativos, de alguna parte debería venir la propuesta en tal sentido. Y nada más pertinente que cada la autoridad nacional con competencia en las áreas de CTI, asomen propuestas al respecto. Y para ello se cuenta con antecedentes, póngase por casos las experiencias exitosas del CENDIT y la acometida de Reparaciones de INCUBADORAS a los Hospitales de la Gobernación del Estado Bolivariano de Miranda, ejecutada dos años atrás; póngase como antecedente la Reparación compleja cumplida por FUNDACITE en 2020, en instalaciones y máquinas entonces paralizadas de la refinería el Palito (Carabobo); póngase igualmente como antecedente, la experiencia de la "Cayapa Heroica". Habrá otras, muchas otras y especialmente habrá gran sinergia contenida que al estar en conocimiento de un Plan Nacional por C / Motor Productivo, o un Plan Nacional de Reparaciones, percibirá el signo estratégico de dichas iniciativas y sin duda se ha de enrolar en dicha propuesta.

 

nestor5030@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 636 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter