Presidente Chávez, ¿Díganos qué está pasando en el Táchira?

El día de hoy 04.04.09, salió en los medios de comunicación regional una noticia bastante desalentadora, por no decir preocupante. Los diarios reportan la remoción de su cargo, como Registrador, al Dr. Leonardo Salcedo. La acción por demás insólita, es motivo de indignación y protesta de quienes confiamos en nuestro máximo líder regional, es decir, el Dr. Salcedo.

Leonardo no sólo representa el mayor liderazgo en la región, sino que además fue nuestro candidato a gobernador en las pasadas elecciones. Fue él el hombre quien entregó su popularidad y votos, para que Ronald Blanco fuera Gobernador en el Táchira durante su primer período. Está demás decirlo, porque es del dominio público, el gran apreciado que la colectividad tachirense le tiene a este camarada, incluso entre quienes nos adversa. Ha hecho una labor encomiable, desde su cargo como Registrador desde 2001, desprendiéndose de sus beneficios salariales para ayudar a los más necesitados. Pregunte Ud. Sr. Presidente, cuánta ayuda ha dado Leo a la gente de este pueblo y se encontrará con la verdad de lo que aquí estamos señalando.

Pero, volvamos al inicio de lo planteado, motivo de este escrito. Leo fue removido de su cargo sin previo aviso. Se enteró por un amigo quien le comunicó que ya estaba publicado en Gaceta Oficial, el nombre de una persona que ocuparía su cargo. No hubo siquiera preaviso, una llamada telefónica de cortesía, una consulta. Nada, no hubo nada. La reacción inmediata es preguntarle a Ud., Sr Presidente, si conoce de esta arbitraria y absurda decisión. Pero además, preguntarle si está conteste con esta manera de tratar a los líderes regionales del país.

Los efectos de tan aberrante decisión son verdaderamente impredecibles. Primero sobre la querella que cursa Leo en los tribunales de la República, respecto al fraude electoral que en contra de su candidatura se cometió acá en el Táchira, dándole la victoria, por ahora, a la oposición del Táchira, tal vez la más recalcitrante del país. Imagínese Ud. el efecto político de tal medida, sobre más de 200.000 personas que ven en Salcedo un gran líder regional y al cual apoyaron con su amistad y su voto en las pasadas elecciones. Imagínese, Sr. Presidente, los comentarios del adversario sobre esta remoción: si eso le pasó al máximo líder del chavismo en Táchira, que será para el resto de los militantes y amigos del PSUV, o en todo caso, con el resto de los chavistas. ¿Tiene Ud. Sr. Presidente idea del efecto emocional que sobre nuestro máximo líder regional tiene tal medida?. Obviamente, que esta situación puede generar desánimo, ganas de parar y no hacer más nada. Espero esto no sea lo que se genere en el futuro cercano sobre nuestros camaradas. Pensó, quien tomó la decisión de remover a Leo de su cargo, de su trabajo, de su sustento familiar, en los efectos sobre su entorno cercano. Tal vez no. Pensó esa persona en los efectos sobre la disposición de Leo de seguir luchando por lograr hacer justicia para que los tribunales ordenen que se revisen las elecciones en el Táchira. Tal vez no.

Sr. Presidente, los que vivimos en estas tierras andinas sentimos que hay cosas muy buenas, pero que también hay cosas muy mal hechas, dentro del PSUV. Sentimos, que han germinado dentro del chavismo una suerte de “miquelenitos”, o de “alfaritos”, como los quiera llamar, que con el poder que les da su condición dentro del partido, vienen desde la capital a generar caos y desidia, por no decir, desunión. Que son una suerte de vedettes, que exigen rendición incondicional de pleitesía, cada vez que visitan la región. ¿Qué saben, realmente, esos injertos de miquelenitos o alfaritos de la realidad de cada región?. Son, también, aquellos mismos que desde Caracas vinieron al Táchira en búsqueda de una candidatura a la gobernación, pero que el pueblo consciente no les brindó su apoyo. Pero dejaron grietas abiertas, heridas sangrantes que nunca procuraron curar. Dejaron la cizaña, el desamor, el odio sembrado en el corazón de muchos compatriotas. Son los mismos, que siguen pasándole factura a un hombre que con su humildad de buen líder, con su inequívoca capacidad oratoria, con sus acciones humanistas los venció.

Revise, Sr. Presidente, el entorno cercano. Lo que muchos llaman “los anillos” y no de seguridad precisamente, que le rodean Presidente. Esos miquelenitos o alfaritos están matando la revolución Sr. Presidente. Toman decisiones impopulares, faltas de cualquier tacto político. No miran más que sus ambiciones de poder y se aseguran, eso sí, de mantener cuotas de poder a través de minicúpulas regionales. Revise bien el pasado político de quien supuestamente sustituirá a nuestro máximo líder en sus labores profesionales y encontrará, tal vez, algunas explicaciones de lo aquí expresado.

Sr. Presidente, por la salud política del PSUV y del chavismo en el Táchira, le agradecemos revise, con quien corresponda, esta improcedente decisión y haga que sea restituido Leo en su cargo, desde el cual, con la honestidad que lo caracteriza estamos seguros, miles de tachirenses, este camarada continuará haciendo una gran labor de patria, al menos que el futuro cercano le depare otras responsabilidades mayores. Exíjale a los dirigentes nacionales que vengan a la región a respaldar, eso sí, la causa que persigue Leo en los tribunales de la República, pues hasta ahora todos han mantenido un sepulcral silencio.

Sr. Presidente, rocíe, a tiempo, con matacucarachas, cualquier otro plaguicida o un fungicida, los brotes de miquelenitos o alfaritos, que todos los chavistas conocemos y sabemos, están retoñando a sus alrededor; pues manipulan un gran poder aniquilador, arrasador y anti socialista, del cual ni Ud. mismo, tal vez, pueda escaparse en el futuro próximo. Lo de Leonardo Salcedo, y otros tantos casos más a lo largo del país, son evidencias conspicuas de ello.

Un gran abrazo solidario

(*) PhD
Profesor Titular ULA
Email: hr_gomez_60@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2626 veces.



Heriberto Gómez (*)

Profesor Titular, ULA

 heribertogomez60@gmail.com      @ulandino

Visite el perfil de Heriberto Gómez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: