¡Que la Guagua va en reversa!

Transporte en Caroní y sus complejidades

¡Oye, pero la Guagua va en reversa! Este fragmento de la canción de Juan Luis Guerra resume en pocas palabras la situación real del transporte público en Ciudad Guayana. Por ello, se presenta un análisis que tiene su fundamento en la experiencia, vivencia e investigaciones cotidianas que como ciudadanos responsables hacemos.

El Transporte público se ha arraigado en el imaginario colectivo como una alternativa de movilización para aquellos extractos sociales populares o para aquellos (as) que no posean un vehículo. Pero esa lógica no puede ser la determinante en la construcción de un Sistema de Transporte Urbano, y es que llevando la mirada a otras latitudes como Brasil (Curitiba), Austria (Viena), China (Hong Kong) Alemania (Múnich), entre otros. Los usuarios beneficiados no solo son los sectores populares sino que la mayoría de los habitantes hacen uso de ello; ya sea por la calidad, eficiencia y buen servicio que se presta.

Por ejemplo el gigante amazónico ostenta en Curitiba –ciudad ecológica- un transporte público con carriles exclusivos en donde un alrededor del 85% de la población utiliza el servicio. En Austria (Viena), el transporte público es un atractivo turístico para el resto de Europa, reconocido por la Asociación Internacional de Transporte Público por su excelente desempeño. El Gigante Asiático –China, Hong Kong- no podía quedar atrás y más por su densidad poblacional de 7.184.000 habitantes (2013) el transporte público comprende desde metro, tranvías, autobuses, minibuses, ferrys y taxis. Por último, en Alemania (Múnich) cuenta con un sistema de transporte público que mantiene conectada la ciudad día y noche.

En este orden de ideas, se ha querido realizar comparaciones, ya que es un simple ejercicio de BECHMARKING que busca precisar el desempeño, avances y bondades del transporte público en el mundo, en contraste con el de Ciudad Guayana; es decir de las experiencias positivas se debe aprender. Además, nos atrevemos a compararnos con esos países emergentes y "desarrollados" ya que Ciudad Guayana tiene las características y potencialidades para tener un transporte referente, digno y de calidad. Pero, estamos años luz de parecernos o aproximarnos a un SISTEMA INTEGRADO DE TRANSPORTE PÚBLICO.

Aterrizando en nuestra Venezuela Bolivariana el Gobierno Nacional en aras de impulsar el Transporte Público tiene dentro de sus programas sociales la MISIÓN TRANSPORTE y uno de sus grandes retos es consolidar un Sistema de Transporte Superficial (BTR) en el territorio nacional y modernizar la flota de autobuses. En el caso de ciudad Guayana el municipio Caroní fue "beneficiada" en la implementación del BTR teniendo previsto atender 100.000 pasajeros por día, con una flota de 50 unidades recorriendo aproximadamente 21km de Este a Oeste (19 paradas intermedias y 2 terminales principales).

Pero la realidad del BTR es que solo está en funcionamiento 4 de las paradas intermedias; además se evidencia problemas en la infraestructura y las unidades no utilizan los carriles exclusivos. Por ende, la meta de pasajeros que se tenía previsto atender es obvio que no se ha cumplido.

En este punto hay que hacer un stop y es que los resultados negativos del BTR en Ciudad Guayana es causa de que el Gobierno Nacional, Regional y Municipal no planificaron en conjunto las rutas, sino que la improvisación y la premura electoral -6 Diciembre- fue el factor determinante de su ineficiencia como sistema. Si fuera una falacia lo que inferimos, los resultados fueran otros.

Ahora, revisando la situación del transporte público en Ciudad Guayana es necesario ahondar en algunas particularidades. En primer lugar a pesar que el Proyecto del BTR fue una iniciativa del Gobierno Nacional, la MUNICIPALIDAD DE CARONÍ tiene una responsabilidad en materia de transporte y vialidad. Por ello, la Ley Orgánica del Poder Público Municipal (LOPPM) en su Artículo 56, numeral 2: literal b, establece que es competencia del municipio: La vialidad urbana, la circulación y ordenación del tránsito de vehículos y personas en las vías municipales y los servicios de transporte público urbano.

Con este basamento legal, queremos referirnos a que el Municipio debe dar respuesta oportuna en materia de transporte urbano. Desde hace años se ha escuchado en CARONI la intención de consolidar un proyecto denominado TRANSGUAYANA teniendo sus bases en la idea del TRANSMILENIO de Bogotá, pero, al parecer solo ha sido una propuesta que cala muy bien en tiempos electorales.

La intención y los esfuerzos que debe direccionar la municipalidad a través del Instituto Municipal de Transporte, Tránsito y Vialidad se han disipado. Lo que tenemos el día de hoy en Ciudad Guayana, es un cementerio de autobuses donde van reposando los conocidos TUCARONI de la gestión de Clemente Scotto y ahora los Buses Chinos comprado en la Gestión de José Ramón López. Esto debido, a no establecer un proceso postventa ni de mantenimiento preventivo.

Por otro lado, tenemos a TRANSBOLIVAR asumiendo de manera tosca el tema de los horarios de transporte acompañado de las pocas unidades para el traslado de los Guayaneses a sus hogares, independientemente del aire acondicionado, que estas unidas posean para su comodidad.

Otra particularidad a resaltar, es que existe una total ANARQUIA con los transportistas privados, que ofrecen el peor servicio público de toda Venezuela. Ejemplo de ello, es que:

  1. La tarifa estipulada de 20Bs no es respetada, de acuerdo al estado de ánimos de los choferes y colectores cobran el pasaje entre 25 a 40 Bs.

  2. No se respetan las paradas (algunas ni existen), fraccionan rutas para cobrar doble, sumándole a esto, que dejan a los pasajeros a mitad de camino a sus hogares.

  3. No se respeta la capacidad máxima de los autobuses, la intención es quedar como SARDINA EN LATA.

  4. Los choferes y colectores no poseen la formación mínima para atender a los usuarios.

 

En base a estas particularidades nos preguntamos ¿Que hace la Alcaldía SOCIALISTA de Caroní y el Instituto Municipal de Tránsito, Terrestre y Vialidad por atender este clamor popular? Ni lava ni presta la batea; lo increíble de todo, es que recientemente, asume la presidencia de esta institución el Sr. Israel Español que ha logrado más allá de traer nuevos aires y cambios frente a la des-gestión existente, un trato despótico, de cara a las problemáticas laborales propias de la institución, abandonada o más bien minimizada por más de 8 años, donde ni uniformes, implementos para la señalización y aplicaciones de multas, vehículos para trasladarse a evaluar los choques, ni calcomanías de infractor para señalar al abusador poseen, sin contar con las deudas y pasivos laborales en su personal.

 

Siguiendo las preguntas, porque el chaparrón no sólo debe asumirlo el entrante sino el saliente; ¿Cómo permitió el Sr. Márquez, la implementación de líneas de pisteros, como solución al no cumplimiento de las rutas por parte de los choferes de autobús?, la gente no se queja de este servicio simplificado de ‘’taxismo’’, por lo cómodo, pero sí de sus constantes aumentos de precios.

Falta más, porque también hay responsabilidades en la Federación de Transporte del Estado Bolívar, el Sr Betella, ya que es el consentido por la Misión Transporte; ¿Qué pasó con la proveeduría y la asignación de autopartes a los choferes, que de su misma federación, asomaron la cabeza para sumarse al paro convocado en diferentes Estados y después recularon para aumentar el precio del pasaje?; Sr Betella, ¿Dónde están los fines de semana las unidades entregadas por la misión transporte, para trasladar a los guayaneses a sus puestos de trabajos en la mañana y a sus hogares en la tarde?, frente a los altos costos que los taxistas ilegales y de líneas cobran.

Por cierto, porque tampoco se nos escapará, Sr José González, que no sé si es encargado o presidente de FONTUR Bolívar o Caroní, ¿Por qué a nuestros estudiantes, no le están aceptando los tickets estudiantiles en ninguno de los diferentes horarios?, además, ¿Que ha pasado con las taquillas tickeras y el material para la emisión de los mismos?

Con nuestra opinión e interrogantes que son las mismas que hacen a diario los guayaneses, no pretendemos causarle ningún tipo de juicio sumario a los mencionados anteriormente, sino que se aboquen a resolver la problemática general del transporte público en Caroní, porque después de la alimentación, es la que ha generado mayor pesar y descontento. Saquen del bolsillo sus manos un momento y póngansela en el corazón o en la cabeza, porque da lástima que cada vez que los autobuses se desaparezcan en las horas pico, la gente deba trancar las calles para que envíen un autobús.

Epa Heriberto Aguilera, exige eficiencia, que la guagua va en reversa!

 

@EDWINSRANGEL – rangeledwins@gmail.com

@DanielRamirezG – danielramirez@psuv.org.ve

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2012 veces.



Edwins Rangel / Daniel Jesús Ramírez González

Comisionado de Asuntos Internacionales de la JPSUV Caroní, Estado Bolívar.

 danielramirez@psuv.org.ve      @DanielRamirezG

Visite el perfil de Daniel Jesús Ramírez González para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: