(Parte I)

La derrota en Anzoátegui, Aplíquemeles una R

No es un capricho ni la insistencia en el problema tiene una intención oscura. Aplicarle una erre –R- a la derrota que recibimos en Anzoátegui es una propuesta plenamente justificada porque en esta entidad están presentes varios de los puntos que deben ser considerados en una evaluación. En el estado se tienen los siguientes elementos: a) una derrota, b) 18 de 21 Alcaldías son revolucionarias, c) La Gobernación es del proceso, d) somos una zona petrolera y PDVSA parece que ayuda: Apariencia y 4) tenemos un partido y su respectivo buró político. No falta nada para el análisis; simplemente supone ajustar el coco y mirar los hechos tal y como puedo sugerirlo un empirologo.

I) Las Explicaciones conocidas

Cierta tendencia en el campo de la psicología es de la idea, que la comprensión y el entendimiento es una virtud o condición que se cultiva y su desarrollo se sustenta en informaciones previas. Si esta tesis es correcta y creo que lo es, disponemos de conocimiento e informaciones previas. El Alcalde de Sotillo, como lo argumenté en un artículo anterior sostiene que el discurso de Chávez en una especie de “punta de hilo” para llegar al rollo. Es decir, el discurso de Chávez nos restó voto en el segmento clase media y por ahí se explica la derrota en Anzoátegui y la condición de victoria en el país. El camarada Tarek, según opiniones recogidas por Últimas Noticias, nos comunicó esta tesis: “muchos se confiaron y no acudieron a votar, muchos se desmovilizaron” (Ver Últimas Noticias del 15-10-2010)

Ya se cuenta con un juicio previo y sirve para darle al coco. Fíjese que las dos ideas pueden ser colocadas en posiciones distintas. Si nos ajustamos a un enfoque fundamentado en el principio de causalidad; la versión del Alcalde puede explicarse bajo este principio. Existe una -única- causa y en consecuencia, hay una conclusión derivada de esa causa: El discurso de Chávez ahuyentó a la clase media y por eso perdimos en Anzoátegui.

La versión del camarada Tarek sugiere otra dirección u otra interpretación. La situación se ordena y explica de otra manera: Hubo una cantidad de militantes -200 mil aproximadamente- que no se animaron o no se movilizaron para expresar su voluntad y apoyar la revolución. Esta opción, es menos simplista, menos cómoda y aparentemente más crítica.

2) Las Conclusiones de las dos Interpretaciones

La primera versión se explica con una bura y simple relación de causa-efecto. Todo está dicho o descubierto y únicamente hay que ordenarle al Presidente que cierre el pico o modere su discurso En la Explicación de Tarek, según se entiende, hay una invitación a la reflexión para mirar un poquito más allá de la lógica simplona que sugiere la tesis de Ex Alcalde de Sotillo y Ex Diputado al Consejo Legislativo. La idea de Tarek recogida en medios escritos tiene dos puntos ligeramente contrapuesto o relativamente diferentes, pero sobre los cuales se establecen o desprenden vertientes y muchas preguntas. Tarek sostiene que “muchos se confiaron y no acudieron a votar, muchos se desmovilizaron”.

La expresión “muchos se confiaron y no acudieron a votar” es un conclusión compleja, pero ofrece varias interpretaciones: a) nos creíamos ganadores y con ventaja y nos confiamos que con la votación de lo más comprometidos era suficiente. b) la derrota fue una sorpresa no estaba en el ambiente. No era una probabilidad y c) Nos confiamos porque había razones para confiar. Todos los niveles de gobiernos estaban aparentemente alineados y haciendo lo que tenían y debían hacer: un buen gobierno.

El segundo punto: “muchos se desmovilizaron” es de un mayor nivel de complejidad y tiene un tono ligeramente diferente a la anterior, pero con sus respectivos nexos. Las conclusiones que pueden derivarse de esta segundo punto estarían en este orden y sugieren reflexiones paralelas: a) ¿La desmovilización fue un acto de rebeldía?, b) ¿Por qué se desmovilizaron? c) ¿Qué pasó con las patrullas y los patrulleros? c) ¿Qué pasó con el 1x10? y d) ¿También se desmovilizaron los patrulleros? ¿Cómo fue el desempeño de los patrulleros?

En un anterior artículo, ofrecí razones para desmontar la simple interpretación del Ex Alcalde. No se niega que ese discurso puede ahuyentar a ciertos electores, pero no en el caso de sotillo, porque sotillo no es La Lagunita Country Club, ni es el municipio Urbaneja de Lechería.

La interpretación de Tarek reclama igual analice puntual y por razones de espacio voy a centrarme en esta primera parte, en algunos puntos. El “se confiaron”, coloca la carga o piedra a los coordinadores, a los patrulleros y a la maquinaria, dejando aparentemente sana las gestiones de gobierno. Este “se confiaron” deja sanita las gestiones, porque la confianza trasmite seguridad por algo. Se le carga a los patrulleros(as) porque esa confianza pudo haberse superado con el control del 1x10 y la maquinaria operando. En este punto se observa conexión entre las dos premisas.

El segundo punto: “muchos se desmovilizaron” lleva implícito una carga que debe ser objeto de una consideración, porque la desmovilización no puede explicarse únicamente como una consecuencia del “nos confiamos”.  La desmovilización puede también ser un acto de resistencia o desencanto. El militante pudo haber dicho: tengo razones para no moverme a votar y cabe preguntarse ahora: ¿La desmovilización no pudo ser una situación previsible? ¿La Derrota era un escenario con un margen de probabilidad muy baja? ¿Por qué la Desmovilización? Con datos en la mano, en un próximo artículo –Parte II- trataremos estas interrogantes que se desprenden de la interpretación del Camarada Tarek.

Eugenio27.salazar@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2517 veces.



Eugenio Salazar Brito


Visite el perfil de Eugenio Salazar para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Regionales


Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI