Por la Dignidad de Aragua

Más sobre la ARC

Muchos camaradas y compatriotas, me han encomendado que insista con el tema de la ARC y por supuesto que así lo haré, en esta ocasión me hago eco de un e-mail que me envió el camarada Federico García Sala y que con humildad y respeto me permito publicarlo, claro si nuestro prestigioso aporrea acepta, como en efecto así será:

“Sr. Mosqueda. Leí su artículo sobre la ARC. Publicado en la prestigiosa pág. web www.aporrea.org

http://www.aporrea.org/regionales/a101330.html

Pensé  que para  hablar de esta autopista y entenderla mejor, debemos alejarnos lo suficiente para observar el tamaño de toda la vía y sus problemas con un debido respeto, y así poder decir: Esto es una autopista y esos sus problemas!, porque haciendo observaciones desde muy cerca, solo podemos ver un pedazo de asfalto, que no nos deja toda la idea necesaria para tratar el asunto.

Siendo usted conocedor de la historia de esta vía, única en Venezuela, fíjese que así como los niños crecen, sus venas y arterias crecen. Este país era un bebé de pecho y el Gral. Pérez Jiménez le metió arterias de joven, que no le correspondían en su momento.  Pasado el tiempo se hizo bastante viejo y ningún otro visionario ha reorganizado este asunto. Al país le creció geométricamente la población que fluye como sangre por esas arterias, desde los días de esa dictadura.. Y ahora, tratar de imputar a los usuarios de esta única alternativa vial, los múltiples desmanes, fallos y muertes, es como querer explicar cómo es toda la autopista viéndola a un metro de distancia... Ese pedazo de asfalto, la verdad no creo que sea toda la autopista.

Este planteamiento que usted hace, lo había ya escuchado en foros por la radio, donde se les pide a los usuarios que den opinión de cómo resolver el problema.. Y claro, que más sabemos nosotros, distinto a usar la represión y el castigo para los infractores de la “Ley de tránsito”   y los menos expertos en asuntos de manejo, que no son pocos,  para que todo sea relativo a su mundo,  se inclinan comúnmente por eso del castigo y además bajar la velocidad.  Suena lógico, que esas dos sean las típicas soluciones que vamos a obtener siempre que sea el público quien conteste.

Ahora, sería interesante preguntarle, si pudiésemos con una ouija, al General Marcos Pérez Jiménez, porqué se le metió en la cabeza que debía hacer esta  AUTOPISTA así en letras mayúsculas. Porque en su época, fue considerada la más moderna. Para qué hizo este DICTADOR semejante obra civil  ABSOLUTAMENTE INNECESARIA PARA  LA POBLACION EXISTENTE. No exagero amigo, en los años sesenta viajar por allí era desesperante la soledad. Será que se imaginó que nunca más los sucesores al mando de la república tendrían la capacidad de hacer una autopista un tercio de buena de la que él hizo?

Imaginemos que tuviésemos la muy mala suerte de los que vivieron esa terrible dictadura, como se nos hace saber hoy que lo fue..., y nos apareciera un TERRORIFICO DICTADOR DESPEPITADO, a quien se le ocurriese hacer un puerto o muelle de carga, algo así como dos veces más grande que el de Rotterdam, jajaja, que loco verdad? Para qué semejante obra innecesaria. Con Puerto Cabello estamos sobraos. Si así lo hiciera la Patria y Dios lo juzgarían por  mano rota, botarates, corrupto y etc. Eso amigo, fue lo que nos ocurrió en aquel entonces con  este apátrida que bien se marchó a España lleno de dólares e improperios bien merecidos.

¿Cómo se quiere que andemos más lento?

Pregunte usted los inconvenientes que tienen los transportistas de la nación, y se dará cuenta que los hace correr. Estamos operativos en este país, transportando todo mediante camiones y no será el tren del futuro lejano quien nos salve, porque  igualmente ni en Europa, ni en otras partes, se salvan de mover cargas con camiones cuando tienen trenes por todas partes.   Para efectos del buen manejo, los camiones son para los vehículos pequeños como una plaga virulenta creando inmensas trombosis peligrosas. Pero, acaso no deseamos poder comprar alimentos y todas las mercancías. Necesitamos camiones y punto.

Pero debemos observar que ha convertido al tráfico de carga en semejante plaga para los carros pequeños, fíjese: Son regulados para no movilizarse en los horarios pico, fechas de asueto y de transitar muchas carreteras alternas. Son extorsionados en alcabalas por múltiples organismos del estado, según van cruzando fronteras interestatales ( usted lo debe saber), luego tienen regulados los precios de los fletes y no pueden refaccionar sus vehículos adecuadamente, haciendo de sus máquinas culpables de espantosos accidentes a la hora de sus frecuentes “frenados de pánico”. Muchos chóferes ganan según puedan fletar más veces o viajar más kilómetros, por tanto algunos se drogan con crack o cocaína para permanecer más horas al frente de sus volantes.. La carretera está minada de huecos, es carente de buen mantenimiento estable. Hay pedazos de esta autopista que son utilizados por organizaciones de asesinos, quienes ponen inmensas piedras cubiertas de bolsas plásticas de basura, con la intención de producir choques, donde luego las personas que van en estos vehículos son muertas,  bien por el impacto o a manos de los delincuentes. Esto sucedió a diario y sigue  sucediendo casi a  diario en Carabobo, Aragua y partes del DF. En la zona del túnel de La Cabrera, me comentó un periodista que la policía logró dar muerte a un grupo de estos delincuentes que nos tenían en absoluto vilo y terror. Pasado un tiempo, por falta de vigilancia vial ya están reagrupándose nuevamente, como en las películas de zombis.

Los famosos VICTIMARIOS, los camioneros, son igualmente VICTIMAS  de múltiples actos delictivos de este tipo y de muchos similares en la ARC. No pudiendo aprovechar las mejores horas de la noche para movilizar cargas, bien por escaso tráfico, o bien por el fresco más eficiente para los motores diesel (podrían viajar, pero la mayoría no son tan temerarios). Amén para nosotros, los simples mortales vehiculares. Entonces, tanto particulares como de carga, todos de día, vamos masivamente atiborrando la única manera de llegar a la gran capital, donde se baten todos los cobres y se resuelven todos los problemas legales e ilegales de la nación.

En el sentido técnico de la palabra, esta vía no es más una “autopista”. Lo fue, lo fue por tiempo. Ahora es por necesidad, un escenario de aventura extrema. Donde las condiciones obligan a ser muy hábiles para salir con vida  de las situaciones más adversas e insólitas. En mi vehículo porto, linterna, agua potable, alimentos secos, jabón, mudas de ropa, machete, herramientas, cuerdas, medicinas.. Todo lo que antes usábamos tener cuando viajábamos al llano  o a La Gran Sabana, ahora es lo mínimo necesario para llegar a Caracas desde Valencia con un poco de salud.

Hace poco, por darle un botoncito de muestra. Los señores ingenieros encargados del mantenimiento de la ARC,  con un misterioso criterio, realizaron la gran obra de limpiar los ductos del túnel de La Cabrera, un día viernes (no sé si lo hicieron otros días de la semana). Pero el día de mayor afluencia, en horas de oficina.. Generando decenas de kilómetros de tráfico agobiante, completamente detenido. Es como desesperante, no cree? Porqué no lo hacen de noche, como siempre se hizo? Será que les temen a los zombis asesinos de la ARC? 

Lo cierto es que luego de salir de semejante pérdida de tiempo (TRILLONES DE HORAS HOMBRE QUE CUESTAN MILES DE MILLONES.. en países que se desarrollan, los llamados “países desarrollados”, los ingenieros toman en cuenta el dinero que pierden los usuarios en estos atascones, porque esos usuarios, que pierden trabajo, vidas, oportunidades, gasolina, nervios, etc. no son otra cosa que la misma NACION).

Luego de salir del muy frustrante evento clásico en la ARC, todos apuestan a querer llegar lo antes posible. Nadie necesita ni quiere reducir todavía más la velocidad. Más lento es imposible.

Una manera lógica, de medio ponerle un pañito tibio a semejante INFARTO MASIVO AL MIOCARDIO, fue lo que quiso hacer la gente de la emisora Victoria 103,9FM a quienes les otorgaron premios internacionales por sus intenciones de dar comunicación masiva a quienes transitarán las vías y así  puedan PLANIFICAR su viaje de manera menos dolorosa. Eso, EN LA PRACTICA disminuye accidentes. Si por motivos políticos, “estratégicos de alguien para sí” o de cualquier índole,   este servicio público bien diseñado, es desposeído de su poder de emisión de frecuencia. Lo lógico es que se implementasen redes unidas a las mini “emisoras” nuevas, que han suplantado la onda de VICTORIA 103,9 FM, para que de alguna manera podamos informarnos de las maravillosas obras de mantenimiento que se ejecutan en horas pico de días difíciles.. o de accidentes terribles que bloquean por completo la vía etc.

Eso, lo implementan los países que se desarrollan y crecen como consecuencia. Aquí  en Venezuela, la pregunta que debemos hacerle al público en la radio, prensa tv etc.,…y que ya fue contestada en países como la India y muchos de esos que se desarrollan, es:

Cómo cree usted que alguien no preparado para un cargo público pueda ejecutar sus funciones con éxito?

Cómo podemos reinstaurar en nuestro país el concurso para lograr jerarquías operantes en la administración pública?

Y dejar que corra la imaginación en las respuestas del público, a ver si vamos…”desarrollando algo” que geste una chispa de luz en el oscuro túnel de la conveniente ignorancia de un pueblo petrolero. Saludos camarada.

Federico García Sala

yjmosqueda@gmail.com@ysamosqueda



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2521 veces.



Ysaac Mosqueda

Representante de la Fundación Por La Dignidad de Aragua. Luchador Socialista. Militante del PSUV. Miembro de la vieja vanguardia del MBR (Paracaidista 76-86).

 yjmosqueda@gmail.com      @ysamosqueda

Visite el perfil de Ysaac Jacobo Mosqueda para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Ysaac Jacobo Mosqueda

Ysaac Jacobo Mosqueda

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Regionales


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad