Para poder tener paz, sosiego y esperanza en nuestro país

Ahora marchemos hacia Globovisión, La Conferencia Episcopal, Fedecámaras y demás nichos de la Conspiración !!


I

Hace un buen tiempo sabemos dónde se gesta la conspiración contra la democracia protagónica y participativa que nos dimos. Ciertamente Globovisión, la Conferencia Episcopal y Fedecámaras, hace rato dejaron de ser medios de comunicación, asamblea de la fe o asociación de empresarios ellos, juntos a unas cuantas autoridades de las universidades del país y otros sectores recalcitrantes jugar con la mentira, el terror y la violencia apostando a una guerra civil en nuestro país, constituyéndose en el epicentro de la conspiración en contra de la decisión democrática de darnos un gobierno bajo la dirección del Presidente Chávez. Gobierno que por cierto solo cuenta con el liderazgo del presidente, la fe del pueblo en él, muchos revolucionarios comprometidos con el proceso a pesar de haber sido pateados por “representantes” del mismo y unos cuantos “Generales”: Ministros, Diputados, Alcaldes, Gobernadores, Líderes Estudiantiles, Dirigentes de Trabajadores o Profesionales cortos de mira y mochos de iniciativas.

En ese sentido válido es señalar lo mal que anda la Democracia Protagónica y Participativa, la más avanzada figura de gobernabilidad en el mundo, cuando uno de sus voceros -el Ministro del Poder Popular para la Educación Superior, Dr. Acuña- no sabe que en este país está desarrollándose una conspiración criminal protagonizada por Globovisión y particularmente al señor Leopoldo Castillo. Nuestro Ministro ignora que el señor Castillo es un contumaz delincuente de la comunicación, convertidor de mentiras en verdades y de la cobardía en virtud. ¿Cómo explicarnos que este señor -el Dr. Acuña- quien fue víctima de las tergiversaciones del señor Leopoldo Castillo, ponga en duda el testimonio de la estudiante que fue agredida por los desadaptados oposicionistas?. Todavía ahora, este Ministro de la Revolución no cae en cuenta de tal tergiversación y del daño que ello significa para su credibilidad y la propia seriedad del tren gubernamental del cual hace parte.

Pero hay más, son este “General” junto con el Ministro Carreño, los llamados a fomentar confianza en el pueblo venezolano mostrando indicios de complicidad entre las autoridades de la Universidad del Zulia y los actores de los hechos de violencia acaecidos días atrás, sin embargo la matriz impuesta es que esos sucesos son consecuencia del discurso del presidente Chávez.

Por otra parte, en este país la conspiración representada por grupos de estudiantes pertenecientes a la clase media, se da el lujo de “visitar” las instituciones del poder público (Fiscalía, Defensoría del Pueblo, Tribunal Supremo de Justicia y Consejo Nacional Electoral) con solo una notificación. Nada importan sus antecedentes golpistas, anti-patria y anti-democráticos; a nadie parece preocuparle el que ellos intentaron prender en candela a representantes del orden público, pretendieron violar a una mujer policía en Mérida y fueron actores de primera fila en los hechos acaecidos en la universidad del Zulia, sin contar el famoso 11 de abril. Sin embargo, este Estado y algunos representantes del tren gubernamental son tan laxos que estos sectores de evidente raigambre golpista patean y destrozan libre y democráticamente las calles, ofenden la figura presidencial, injurian al pueblo y violentan a los sectores populares. Mientras, en el seno de ese mismo Estado perviven iconos, protagonistas cotidianos de fechorías que apenas son perturbadas una que otra vez por el Presidente de la República. Son bandas delictivas disfrazadas de empresas de comunicación social, clérigos o empresarios.

II

Globovisión y compañía soliviantan el imaginario colectivo de frustraciones de una cierta clase media huérfana desde hace mucho tiempo de cualquier razón para sentirse digna de vivir: Ellos mintieron ayer sobre las imágenes de Puente Llaguno, sobre los soldados quemados en el Zulia, sobre los paramilitares, entre otras grandes falsedades y adulteran ahora (7-11-2007) en las puertas de la Escuela de Trabajo Social de la U.C.V. En esos seres no existe parámetro alguno de respeto o amor por la verdad y la vida. De tal forma que programan a sus acólitos para luego, guiados como zombis, gritar ¡LIBERTAD! ejerciendo el LIBERTINAJE; confunden a las comunidades universitarias y las predisponen en contra de propuestas contenidas en la reforma constitucional que amplía la democracia universitaria, mientras vociferan ¡DICTADOR! refiriéndose al Presidente Chávez; son los mismos que colocan a un sector de la juventud venezolana en el rol estúpido de defender a la empresa privada, el capitalismo y el imperio con toda su carga de egoísmo e individualismo.

La directiva de Globovisión y sus aliados, que a la final no llegan ni al 1% de la población nacional imponen su interpretación sobre las cosas que pasan en la Venezuela Bolivariana, ante una mirada, por ahora, tolerante de los sectores populares, de esos mismos que hicieron temblar a la cuarta república el 27 de febrero de 1989. Ya va siendo hora de que el otro 99% restante que habita en este país no solo observe y resista, sino que avance en el desenmascaramiento de Consejos Universitarios como antros del fascismo; de la Conferencia Episcopal como tanques pensantes de la conspiración, refugio de sádicos y violadores como Nixon Moreno; de Fedecamaras, como ente acostumbrado a vivir a cuenta de los ingresos estadales y de la usura capitalista y Globovisión como creador, voz e imagen de todos y de todas las vagabundearías contra-revolucionarias emprendidas contra los intereses nacionales.

III

Importante, muy importante y necesario es recalcar que la confrontación entre este pueblo, animado por la promesa de liberación socialista y las acciones retrógradas de grupos conservadores, se da en el marco de una Venezuela en transición revolucionaria, donde lamentablemente existe cierta dirigencia gubernamental ajena a todo sabor de pueblo o idea de revolución lo cual es un agravante que de manera directa posibilita y potencia el ejercicio de la impunidad de parte de los violentos y gran frustración en los sectores populares, que tememos pueda desencadenar, de continuar esta dinámica, en hechos violentos e incontrolables en todo el país. En tal sentido y en consideración a que los sectores oposicionistas hacen de sus “visitas” a los poderes públicos rutina semanal, en el entendido que la situación que atraviesa el país no sólo recae en los entes gubernamentales sino también en los iconos hace rato mencionados y en el ánimo de ser pro-positivos formulamos lo que sigue:

1.- Ante la irresponsabilidad de algunos Consejos Universitarios: Que padres, madres, representantes, familiares, amigos y conocidos se movilicen hacia las universidades del país en función de sensibilizar a sus autoridades sobre la posibilidad de evitar un torbellino de violencia peor que el que vive la hermana república de Colombia. Que cada decano o rector se las vea frente a frente con los rostros de padres y representantes que solo esperan que sus hijos se hagan de una profesión y no de una corona de flores en el cementerio. Necesariamente es una requisitoria contra el fascismo, sus prácticas y miserias que han querido inocular en los campos universitarios del país.

2.- Ante los improperios de la Conferencia Episcopal: Que los cristianos de base y el pueblo creyente, en movilización hacia la Conferencia Episcopal y en el marco de una vigilia por la paz, evalúe hasta donde sus autoridades están actuando bajo el mandato de la fe cristiana o del poder de disuasión del dólar, de los intereses del capital, de la explotación de los menos favorecidos de nuestro pueblo. Que se levante un acta por el amor y convivencia cristiana, por una vida en armonía para todos los pueblos de la tierra y del pueblo venezolano en particular.

3.- Ante los ataques de Fedecámaras: Que en movilización a la sede de Fedecamaras, los empresarios seguidores del proceso, pequeños productores, cooperativistas, empresas de producción social y otros realicen un debate referido a la propuesta de reforma constitucional, de cara al pueblo venezolano, en el cual se clarifiquen coincidencias y diferencias entre ese ente y la comisión escogida para dicho debate en lo que respecta el libre ejercicio de oficios y profesiones, la producción y comercialización para la satisfacción de necesidades y el respeto a la libre iniciativa.

4.- Ante la instigación a la violencia de Globovisión: Que se realice una extraordinaria movilización a las instalaciones de Globovisión donde estudiantes, trabajadores, intelectuales, artistas, deportistas, ecologistas y vecinos de este país discutan con sus directivos las perversas consecuencias que pueden traer su mentiras, tergiversaciones y estímulo de instintos violentos en la población. Jornada cuyo objetivo es la realización de una rueda de prensa sobre la propuesta de la Reforma Constitucional, la violencia y el futuro del país. Dejando registrado para la historia, la prueba de nuestro esfuerzo por evitar cualquier posibilidad de guerra entre venezolanos. Que de igual modo la directiva de Globovisión esté imposibilitada de justificarse ante cualquier tribunal internacional o peor aún, ante la conciencia colectiva de nuestro pueblo y sus consiguientes acciones.

5.- Consideraciones finales: En primer lugar, estas propuestas son puentes reales e idóneos en respuesta a la afirmación de que no se ha discutido suficientemente la propuesta de reforma, que se desconoce su contenido. Vamos pues a vernos las caras, a escuchar argumentos y a llegar a conclusiones, si en verdad de lado y lado existe honestidad y amor por la patria.

IV

Para nada nos parece adecuado que las iniciativas o movilización a cualquiera de esas entidades la encabecen diputados a la Asamblea Nacional, Concejales o Alcaldes, miembros de la Comisión Presidencial Estudiantil, representantes del PSUV (del cual hago parte), el Comando Zamora o cualquier otra instancia relacionada con el ejecutivo. Esta debe ser una convocatoria de libertad, de todo ese pueblo revindicado por la gestión de Chávez. Dejemos entonces que las fuerzas enamoradas de este proceso generen el entusiasmo, que esos hombres y mujeres de la esquina caliente de plaza Bolívar, el movimiento gay hoy apoyado, los afro descendientes, los indígenas, los ecologistas, cristianos, personas con discapacidad, movimientos culturales, deportistas, artesanos, pescadores, carpinteros y el pueblo en general emprenda la marcha al debate con Alberto Federico Ravel, Monseñor Ubaldo Santana, José Manuel González o cualquier Rector de las diversas universidades de manera fresca, en el marco del mayor respeto a la diversidad, la participación, la diferencia de opiniones, pero sobre todo el respeto a la institucionalidad democrática. Vamos todos a la práctica de una gesta respetuosa, gesta donde se designe a un compañero o compañera como vocero en esas contiendas de debate con los entes señalados siempre con una agenda acordada en asamblea de calle al frente de esas corporaciones.

Compañeros, apostemos a esta jornada, desenmascaremos la mentira de ellos y despleguemos nuestra verdad, que Ravel le diga al mundo por qué miente de manera enfermiza sin medir las consecuencias; que los rectores y decanos le digan a este país por qué siendo tan democráticos menosprecian la participación de trabajadores y estudiantes en la conducción de las Universidades; que la empresa privada fije con transparencia su posición ante el reconocimiento de la propiedad privada en la reforma propuesta a la Constitución.

Camaradas, si a pesar de presentar una propuesta realizable y sincerara, los grupúsculos contra-revolucionarios continúan con la guachafita y de parte de algunos mandos gubernamentales sigue la modorra, entonces la democracia participativa y protagónica tendrá que expresarse en múltiples y diversos núcleos, células o comandos cuya función no será otra que mantener a raya a los desadaptados. Por ahora, en esa dirección solo nos resta recordar la importancia de la Inteligencia Social (recuerden, nuestra gente labora y viven en las entrañas de ellos), el análisis de escenarios y el montaje de redes para la acción en la contingencia. Cada barrio una guarnición, cada ciudad un cuerpo de ejército popular para la defensa del proceso, todo el país un escenario de guerra de todo el pueblo contra los enemigos de la patria.

Necesario es vencer por encima de la mentira y de la injuria oposicionista, así como de la incapacidad de algunos voceros o representantes gubernamentales que aún hoy desconocen que hace rato el proceso bolivariano traspasó las fronteras y es referencia en el mundo.

PD. No se atrevan a tocar al comandante, ese es hasta ahora el seguro de vida de cada uno de ustedes, de cada oposicionista, de cada pro-imperialista.

Oligarcas, conspiradores, pro-yanquis y mentecatos todos, temblad ante cualquier síntoma de gripe, dolor de muela, cansancio o afección del Presidente.

Oligarcas, conspiradores, pro-yanquis, confundidos, escuálidos, perezosos dentro del gobierno, mentecatos todos ¡Con Chávez todo, sin Chávez guerra a muerte al traidor, guerra de toda la vida contra el imperio, guerra de cien años que ganaremos!

Camarada, amigo, hermano escoge ya a tu conspirador o grupo de oposicionistas favorito, a tu piti-yanqui preferido, al traidor que hoy hace miga con el comandante Chávez. Decide cual es la urbanización, empresa o corporación que ha de conocer la magnitud de nuestra rabia ante la torpeza mayor de estos desequilibrados: Atentar contra la vida del Presidente. Si lo hacen, toda Nuestramérica conocerá que detrás de toda ineptitud imperial renacen las grandes alamedas del presidente Salvador Allende y la recomendación del Che Guevara: Uno, dos, tres Vietnam.



¡NO VOLVERÁN, NO PASARAN!

¡NO A LA MENTIRA! ¡NO A LA VIOLENCIA! ¡NO A LA GUERRA CIVIL!

¡SI A LA DEMOCRACIA PARTICIPATIVA Y PROTAGÓNICA!

¡PATRIA, SOCIALISMO O MUERTE…VENCEREMOS!

¡SOLO EL PUEBLO SALVA AL PUEBLO!



Luis Villafaña


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3127 veces.



Luis Villafaña


Visite el perfil de Luis Villafaña para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: