Comunidad Participativa

Esa sociedad que estamos construyendo para que vivan nuestros hijos y generaciones futuras, tiene que empezar a superar una carga de voracidad entre iguales de una misma especie, como una característica que se esconden en el genoma humano. Por la construcción de un espacio de convivencia como la comunidad, en donde empiece a producirse una simbiosis con vida propia, de actividades en conjunto, que pueden ser analizadas según sus diferentes dimensiones.

Dichas dimensiones son interdependientes y autodependiente, condicionadas por el carácter sistémico o autonómico, por lo cual obedeciendo el caso, ninguna zona específica de las relaciones sociales, puede avanzar demasiado, si las otras no avanzan en igual medida, la acción inadecuada sobre una de ellas, puede tener consecuencias negativas, para algunas de las restantes dimensiones y para el sistema en su conjunto. También puede darse el caso que se avance en un sector y este no interfiera en el resto del conjunto, es la autonomía con la cual se interrelacionan las partes, solo que dependiendo de la magnitud del acontecimiento, puede afectar a todos por igual.

La comunidad debe ser el escenario propicio para fomentar una participación que se muestre más efectiva, que identifique a todos sus actores en la toma de decisión, la elaboración y ejecución de soluciones, a los diversos problemas que se le presenten. En una búsqueda constante de un mejoramiento en la calidad de vida, para esto debe ser lo más autosuficiente, aunque en esta era global, resulta un tanto difícil, pero hay que seguir intentando en otras formulas, a partir de nuestros propios recursos materiales, humanos, físicos y espirituales.

La necesidad de la vida en sociedad y comunidad, se explica de una forma sencilla y centrada en la participación, resumida en las palabras del maestro Simón Rodríguez, cuando señalaba que "los hombres no están en la sociedad para decirse que tienen necesidades, ni para aconsejarse a tener paciencia, sino para consultarse sobre los medios de satisfacer sus deseos, porque no satisfacerlos es padecer".

 

adrian7379@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 332 veces.



Adrián Ávila

Profesor universitario

 adrian7379@gmail.com

Visite el perfil de Adrián Ávila para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Adrián Ávila

Adrián Ávila

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /poderpopular/a286402.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO