Ser sociedad comunal o tener comunas

Por estos días del mes de octubre`, del presente año 2018, se han estado realizando algunas actividades interesantes desde el punto de vista del poder popular en una de sus formas más concreta de organización: la comuna…en el cual, hay una serie de debates que se han estado reflexionando, enmarcados en un congreso nacional de las comunas, en las que hay unas aproximaciones evaluativas, sobre el papel y lugar que tienen en estos momentos, esas estructuras organizativas, desde lo territorial y cual ha sido su impacto, en la transformación de la realidad social venezolana…

Puede parecer de que estamos en presencia de un dilema existencial filosófico entre el ser y el tener, lo cual implica una posición sobre las perspectivas ideológicas que se tienen sobre la visión e interpretación de la vida, al preguntarse: ¿tener para ser?...¿ser para tener?...que genera una reflexión sobre la importancia de la existencia misma, si recae sobre el "eres y existe" y perteneces a una realidad concreta, que se encuentra legitimada por el entorno, que reconocen que algo es , o no es…a través de una triple redundancia conceptualmente habalando, alrededor de una misma idea: la verídica verdad verdadera…

El caso real y concreto sobre la existencia de las comunas, el debate debe ir más allá del discurso numérico estadístico, cuando se dice que tenemos en estos momentos más de 2.500 comunas que están conformadas a lo largo y ancho del país…pero que generan algunas inquietantes preguntas: ¿todas las comunas están funcionando como comunas? ¿Las y los integrantes de las comunas, tienen una clara consciencia social sobre el papel de las comunas en el desarrollo endógeno local? ¿Las comunas conocen la importancia que tiene la organización del pueblo, para el fortalecimiento del poder popular?...

La dirección estratégica debe estar enfocada en la construcción de una vital triada: sociedad comunal - ciudadanía comunal – Estado comunal…que modifique y transforme valores hacia la igualdad social, la solidaridad, la cooperación…y que el epicentro sea el ser social como sujeto histórico protagonista de una nueva sociedad que impulse de manera definitiva al ser con todos sus atributos de liberación, emancipación, reconocimiento, auto realización…en la que uno de los fines de un nuevo proceso civilizatorio, consista en eliminar todos aquellos factores de opresión, que se han concretado, en las asimetrías sociales y en las diversas formas de insatisfacciones colectivas…

La sociedad comunal debe ir por nuevas formas de concebir la relación entre las capacidades y méritos, con respecto a los roles que deben cumplirse en el escenario societal, colocando a las injusticias sociales en su más mínima expresión…y saber combinar para el beneficio general, la ciencia y la tecnología, que contribuya a fortalecer el pensamiento crítico y reflexivo…en una sociedad construida en base a nuevos modelos económicos, en donde prevalezca la Desmercantilización del sujeto humano…

La comuna es una brillante oportunidad para soñar despierto, en que es posible construir desde el ser…una nueva esperanza para la felicidad…



Esta nota ha sido leída aproximadamente 758 veces.



Oscar Bravo

Politólogo, Especialista en Finanzas, Magister en Gerencia, Profesor Universitario, Investigador, Articulista, Poeta, Deportista y socialista!

 bravisimo929@gmail.com      @bravisimo929

Visite el perfil de Oscar Bravo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /poderpopular/a270834.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO