Que el feminismo no sea sólo mediático

La construcción del socialismo, y más aún del comunismo, dentro de una sociedad como la nuestra –avasallada durante siglos por antivalores diseñados y dirigidos por humanos pero contra el ser humano- no es fácil. Nadie dijo que lo fuera. Esa construcción y su correspondiente crecimiento, avanzará siempre atado a numerosos factores siendo uno de ellos nuestra capacidad y nuestra disposición a la transformación de la conciencia: eje y motor de esta válida y necesaria esperanza humana.

El rescate de los derechos de la mujer –inexplicablemente dejados al margen en algún momento de la historia- está dentro de esos terrenos a conquistar. Todos los esfuerzos deben fusionarse en pro de tal objetivo. No hacerlo, es algo menos que una traición a la especie.

Pero esta lucha, como muchas otras, evidencia por momentos un dejo de desaceleración que preocupa. Se anima uno cuando, más allá de algunas consideraciones personales que pudiéramos tener, observa a ese mujerero y buena cantidad de hombres exigir justicia y respeto por el género. Así fue después del 18 y 19 de abril, a raíz de la tragedia que enlutó al país con la desaparición física de Jennifer Viera, esposa de Edgard “Inca” Valero y la inmediata desaparición también de éste. Pero se angustia uno también, cuando ninguna de las organizaciones feministas que existen han levantado su voz para condenar los hechos que rodearon la muerte de Marcel, el bebé de Etten Carvallo, valiente mujer que sólo con la compañía de su familia tiene siete meses en busca de justicia al considerar que el niño fue víctima de una mala praxis. La triste historia de esta madre venezolana, la leímos el 11 de mayo de este año en la página 10 del diario Ciudad CCS, cuando de forma desgarradora se pregunta: “¿hasta cuándo estaremos desamparados? ¿hasta cuándo la desidia ante la vida?”.

No quiero pensar que la movilización a favor de Jennifer, tuvo su origen en el terremoto que sacudió la escandalosa esfera mediática de los medios comerciales, pero tampoco escondo que me preocupa el silencio –así sea inocente- hacia la causa de Etten que es la causa de todas y todos.


ildegargil@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1536 veces.



Ildegar Gil

Comunicador social

 ildegargil@gmail.com

Visite el perfil de Ildegar Gil para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: