El fenómeno se incrementa en la sequía, entre febrero y mayo

La calima toma el aire de la Gran Caracas

Calima

Calima

Caracas, abril 10 - Con poca visibilidad y un aire blanco se encuentran los espacios de la ciudad capital desde hace algunos días, observándose especialmente en el Waraira Repano, donde las montañas del pulmón de Caracas se han vuelto opacas.

Se trata de la calima o calina que es la suspensión de partículas sólidas muy pequeñas en la atmósfera que no se ven a simple vista y le dan al aire un tono opaco, explicó el viceministro para la Gestión de Riesgo y Protección Civil, Randy Rodríguez. Agregó que este es un tipo de litometeoro, un fenómeno meteorológico relacionado con la arena, el polvo y otros contaminantes del aire.

En entrevista a Últimas Noticias aseguró que la calima se incrementa en Venezuela durante el período seco, especialmente entre los meses de febrero y mayo, cuando aumenta la temperatura en las superficies y la contaminación de los agentes primarios (arena, polvo, humo de la fábrica) se concentran en las primeras capas de la atmósfera, alrededor de un kilómetro de altura.

“Este año 2019 se ha intensificado cada vez más producto del complemento de los numerosos incendios forestales y de algunas otras cosas”, indicó.
Existen dos tipos de calima, la tipo A que se forma producto de polvo, sales o elementos presentes en el ambiente, y la tipo B que ocurre cuando hay eventos especiales como episodios de contaminación o incendios forestales.
Rodríguez señaló que esta situación en el ambiente reduce la visibilidad de las personas, además puede producir problemas respiratorios e irritación en las mucosas.

En el caso de Caracas comentó que la geografía del valle de la ciudad es propicia para que se note más la calima porque la montaña no permite la movilidad del viento de la densidad, por lo que es más notoria la presencia del fenómeno que en otras zonas del territorio.

Niño débil
El viceministro para la Gestión de Riesgo precisó que actualmente en el país se presenta un Niño débil, que oscila entre 0,5 y un grado de temperatura del océano Atlántico.

Detalló que esto genera déficit de precipitaciones, especialmente, en el extremo suroriental del país: Bolívar y Delta Amacuro.

La falta de lluvias produce condiciones para incendios forestales. Las zonas con mayor debilidad son: Guárico, Anzoátegui, Apure, Barinas Miranda, Sucre, Portuguesa, Monagas, Aragua, Distrito Capital, Cojedes, Delta Amacuro y Bolívar.

Rodríguez llamó a la población a evitar los incendios forestales. Recomendó no dejar objetos de vidrio, colillas de cigarrillos ni plásticos.
Anunció que se estima que para en junio comiencen a caer las primeras precipitaciones en el país


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2785 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /pachamama/n340542.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO