Los escuálidos llaman a Paro Nacional para este miércoles 13 de enero

En el día de ayer, golpistas de oficio están enviando mensajes de texto a escuálidos a través de los cuales hacen llamados a un paro nacional y a no ir a trabajar el próximo miércoles 13 enero, para así intentar crear un clima como el del golpe de estado del 2002.

Si este llamado a paro es igual al llamado que hicieron algunos infelices para hacer un cacerolazo el sábado 9 de enero a las 8:00 pm, entonces será un total fracaso. Para que lo sepan, la noche del sábado en la urbanización Los Palos Grandes, solo cuatro desquiciadas salieron con sus peroles a contaminar sónicamente el ambiente.

Había una loca por ahí, otra por allá, otra desquiciada más allá, y luego de unos cinco minutos de tanto darle a la perola, se cansaron pues nadie, ABSOLUTAMENTE NADIE, salió a cacerolear junto a ellas. Una vez más, frustradas se metieron pa’dentro.

Este llamado a paro nacional y a no ir a trabajar este miércoles 13 de enero, vía mensajería de texto, NO es una idea espontánea de la golpista y arrastrada moribunda oposición venezolana. No señor. Sus cerebros no dan para eso. El llamado a paro es simplemente una orden más del que les paga las payasadas y los circos que montan: EEUU.

Los libretos golpistas Made in USA, que los perros injerencistas gringos elaboran “overnight” como este del paro para el miércoles, solo han demostrado que NO FUNCIONAN.

Vamos a ver quién se va a parar y quién no va a ir a trabajar el miércoles 13 de enero.

Hay que refrescarle la memoria a los escuálidos que parecen olvidar que el paro del 2002-03, convocado por la enterrada Coordinadora Democrática, se les fue de las manos y hasta la fecha, ningún golpista la ha levantado.


ivanka27@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3695 veces.



Ivana Cardinale


Visite el perfil de Ivana Cardinale para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Ivana Cardinale

Ivana Cardinale

Más artículos de este autor