Llanero no toma caldo, ni pregunta por camino

Chávez: “Picure que ha caído en trampa, no pasa por palo gacho”

Para mi amiga, la Nena Albornoz, allá… en Wisconsin

Si quienes creen que la revolución va por una autopista, están equivocados. Es un camino largo, sinuoso, lleno de dificultades. La ventaja que disponemos en Venezuela es que tenemos un conductor muy avezado, que conoce el camino, por eso, como nacido en la tierra de Barinas le cabe el refrán: Al buen llanero no se le ve el lazo. No hay aliño como el ajo, ni palo como el madroño.

La oposición venezolana siempre se ufana cuando toma algún respiro, pero el día ya le llegó, porque a cada marrano gordo le llega su pascua, y con la más reciente derrota sufrida con las manifestaciones estudiantiles los mandamos a rascarse donde se rascó el berraco. Cuando se caen los tizones, es que se va del hato la cocinera.

El drama de la oposición venezolana es que está pasando de la comedia a la tragedia, ya nadie quiere marchar con ellos, porque palo que no florea no le bajan cigarrones, pero siguen gastando los dólares que les proporciona la embajada imperial con el argumento de que a caballo regalado no se le mira el colmillo. En fin, están mas abandonados por el pueblo que una marrana conga.

Lo más recomendable sería que hicieran caso del consejo y se fueran a bañar con cariaquito morado. Porque necesitamos de una oposición de verdad, que se ocupe de cumplir su papel, pero no, sólo se limitan a ir agua abajo como curiara en chorrera.

Buena ñema la de un gabán, pero la que nos quieren servir los lacayos imperiales no basta, porque cuando entra al sartén brinca más que un bobo caga’o. Burro con hambre forrea, es cierto, se lamenta mucho, como lo hace cada lunes Antonio Ledezma, tan predecible, y no le queda mas remedio que repetir cansosamente que cuando el pendejo se alegra, alguna vaina le pasa, y al pendejo no le ajila ni que pesque en ribazón.

Ellos creen que atacando a nuestro presidente, van a tener algunos resultados, y los tendrán cuando la rana eche pelos y la lagartija copete. Nosotros no nos descuidamos y estamos como alcaraván cazando, estamos mosca y comemos avispa, porque el cigarrón es veneno. Tenemos muy en cuenta que cuando canta una guacaba en el patio, de seguro se presentará una desgracia en la casa y para correr a esta ave de mal augurio se hace una cruz de ceniza y se sacude una cotiza tres veces contra el piso.

El colmo fue Manuel Rosales que propuso un referendo para que volviera RCTV, pero con la condición que lo convocara Chávez y quedó de plumita, como sombrero de señorita. El presidente Chávez, ni corto ni perezoso le respondió: El que come tierra que cargue con su terrón. Total, que el filósofo zuliano está dando más vueltas que cacho en un empedrao. Manuel Rosales quiere un referéndum, pero no quiere recoger las firmas, porque es más flojo que la carraca de abajo, pero a la vez, es más peligroso que mono con una hojilla y que una aguja en hallaca, aunque siempre anda más enreda’o que gato en un mosquitero y da mas vueltas que mamón en boca de vieja. Como adeco viejo que es le digo: perro que ha si’o mantequero, mete la lengua en taparo.

¿Qué hacer ante este panorama de desolación y de tristeza que presenta la oposición venezolana? Están más mechúos que burro e’ viuda, y ante el desespero que les invade, cada vez que sufren una derrota se ponen más bravos que un come tierra y a la vez más cagaos que el arristranco de un burro cerrero. No evolucionan, no toman la iniciativa en nada, es decir, se encuentran más varao’s que corcho en remolino. No tienen el apoyo del pueblo, eso sí, mucha pluma y poca cagarruta, no tienen nada. Por eso, sapo sin agua no canta y si canta es tururiao y no me jurungues la cueva que se me van los pericos.

Se acuerdan de Santa Clara cuando relampaguea. Mientras tanto, el tiempo pasa, no quieren hacer trabajo político, el tiempo es importante y se les está yendo como cigarro e’ borracho, que se despide mucho y el resultado es que están como nido de paloma, pura paja y… [excrementos]. Recuerden que todo palo no sirve pa’ cuchara, y aunque se hagan pasar como corderitos ya estamos vacunados con el golpe del 11 de abril, estamos preparados, muy atentos, porque zamuro no cae en trampa ni que tenga carne adentro y mono no carga chinchorro pero no duerme en el suelo.



Contacto con el autor

Internet: http://lapaginademontilla.blogspot.com

Correo: omar1montilla@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 5564 veces.



Omar Montilla


Visite el perfil de Omar Montilla para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: