Discurso de Orden de Manuel Rosales ante la UNESCO [1]

Señoras y señores:

Tengo unas notas acá, ¡qué mamón!, que tienen algunos aspectos relevantes de lo que es y significa para la humanidad el Relámpago del Catatumbo, un fenómeno natural que ya en el año 1.137, el poeta comunista Neruda lo menciona con una expresión y un tejido literario extraordinario, en cuanto a su profundo significado natural, poético y filosófico. Igualmente san Agustín, no recuerdo el año, pero es en el año del moco, lo reseña como un relámpago continuado, que se extiende que se ondulea que se arreguinda en su desmoyejar fecundo, que parece un fenómeno fenomenal dentro del mismo fenómeno de la noche y en la madrugaíta, cuando los peones que tengo en mis haciendas, adquiridas limpiamente con el sudor de mi pescuezo, llenan sus busacas de ilusiones; y a partir de allí, el Relámpago del Catatumbo, que alumbra como un silbín, empezó a hacerse parte de lo que es mi vida y lo que es el Zulia.

Pero aquí dejo una reflexión importante salida de mi cacure, que me ha costado mucho demasiado, en cuanto a lo que es la lemna, esa matica que crece, que juega marullo, en el lago que tampoco tiene un marullo, por culpa de Chávez, y se lo he dicho “porque gato que come mantequilla zampa su lengua en una totuma” y lo que son los fenómenos naturales de la naturaleza y nuestra propia condición que resume el orgullo estercolar de ser zuliano, del que viaja en chirrinchera.

Yo he sido, soy seré un gran crítico y siempre lo he manifestado y dicho con gran generosidad, la que me caracteriza (pregúntenle a Teodoro cuántos cobritos le tiro cada mes y el dice que es una mingoña), o a Julio Borges, que tiene un rebullón en el cacure, en cuanto a que todos somos culpables de muchas y pocas de las cosas malas, buenas, regulares y ahí ahí, que al Zulia le han ocurrido; desde hace más de un siglo las hemos venido arronzando, principios del siglo 20, finales del siglo 19, comienzos del 18 y porqué no, a mediados del siglo 17, empezó nuestro Lago a sufrir los embates, embustes, embolios y embistes, y las agresiones, pudiéramos decir, de los propios zulianos, de los que no eran zulianos como gochos, llaneros, guaros, margariteños, etc. y de todo aquel que por alguna razón pasó por esta tierra y ahí empezó nuestro Lago un proceso de deterioro creciente y pasaron los años y pasaron las décadas, los siglos de los siglos amén, y vinieron unos y otros gobiernos, líderes y dirigentes por distintas instituciones y con diferentes irresponsabilidades. Todos son culpables menos las petroleras gringas o yankis, no me acuerdo bien ahora, ¡cómo hicierais vos!, porque a esas ni de vaina, ni con el pistilo de una magnolia porque son unos vergatarios.

Me miro el maruto y veo que llegamos a lo que hoy vivimos, un Lago al que hasta escondimos, como las paledonias y las mandocas, que ya no les venden por mingas. ¿Por qué cuando uno va a alguna ciudad en cualquier parte del mundo, como Miami, Orlando o Tampax, si tiene algún recurso natural lo exhibe, lo enseña?, En Maracaibo hemos venido escondiendo el Lago, y también a las cocullitas, porque no hubo las normas regularmente regulatorias que impidieran que los zulianos, o quien aquí venga, pueda observar el Lago desde cualquier ángulo o punto de la ciudad. En esta lucha se me va la vida, porque si me matan y me muero y después fallezco como cadáver culpo a Chávez, ese farfullero peristanfláutico a quien llaman “El Maneto”. Por lo menos que me consiga la urna, aunque sea una que se haya quedado abollada.

Y hago esta reflexión después de reflexionar, porque hoy estamos hablando de un fenómeno meteorológico único en el mundo, impacta la realización de su contenido un poco más de 300 mil hectáreas, ¡vergación! En esta madeja natural y misteriosa de la naturaleza surge alebrestado el Relámpago del Catatumbo, tan cuquérico que es, como una (libertad de) expresión propia, natural, diciéndole al hombre, al homo sapiente, al ser humano, al pitecantropus con ereccción, al ser pensante como yo, aquí estamos nosotros luchando por la libertad de expresión, por Marcel Granier (quien por cierto se quedó para pasar lampazo o para montar un “matadero”) y por mejorar la inseguridad, que actualmente no es segura. Con Mi Negra, señores de la UNESCO, hasta ustedes solucionarán sus problemas de seguridad y les quedará para montar una fábrica de helados o de curricanes, y hasta para echarse unos langañazos. Un carburiao no come calabazate, menos huevos chimbos.

Mi Negra es una propuesta nueva e innovadora para que los desempleados puedan tener un ingreso y dejar la llorantina y no los apachurren los rabúos chavistas. En todo el estado Zulia hemos mostrado un ejemplo de gestión, y no como este gobierno que un es mamarral de errores, que tiene el Zulia abandonado, así como está de abandonada y desasistida La Guajira, ni se consigue una ampolleta, y eso que yo soy el gobernador del Zulia, y que me perdonen que cuando hablé así, estaba hecho molleja. ¡Qué mondenga!

Aprovecho esta tribuna internacional para desmentir una conseja. El 12 de abril del 2002, yo firme fue una lista de invitados, casualmente estaba pasando frente a Miraflores, porque andaba buscando kerosén y un recao de olla, y también aproveché para cazar unos machorros en La Pastora, cuando me llamaron y entré. Hasta el sol de hoy, y el de mañana si es posible, yo creía que había una fiesta, una convención, y me dijeron firma aquí para que constara que había venido y pudiera cobrar los viáticos, es decir, me carrearon. Yo nunca creí que se fuera a esfloretar la democracia. No me quiero ni acordar cuando Patricia Poleo, mi puchunguita a quien no pude hacerle unos arrumacos, ni tuvo tiempo de ponerse la moñerita, la pobre corrió tanto que parecía una firifiri; y Guaicaipuro Lameda, un escholao, y que para pasar la nerviera se puso a jugar emboque y cuando salió le abolló la farquilla al carro. A Marcel, por cierto se les pusieron los ojos pepones.

Fui muy enfático al hacer énfasis e hincapié en mi consigna que nadie me entendió: “Nosotros repartiremos la propiedad privada” Porque, aquí entre nos y sin que me quede nada en mis intríngulis internas, las misiones son una política que ha resultado exitosa, y no voy a dejar la peluca en esto, que se van a quedar cuando saquemos de retruque a este gobierno de puros fracasos, como la alfabetización de los analfabetas que se han alfabetizado aprendiendo a leer. Para muestra, un caujil.


Señores, compañeros: Hoy me siento embullado porque se le cumplen los sueños que soñaron estos bachilleres salidos de bachillerato a soñar, a estudiar una carrera paga en una universidad paga, porque el crimen no paga. Véanlos allí en las calles de Caracas, con sus consignas espontáneas cuidadosamente preparadas en ARS Publicidad, que les salen del alma. Esos chicos espontáneos han caminando y marchado, eso sí, con sus buenas cotizas, unas gomas naique (que no eran ningunos carricochos, pero que si no se bañan se le forma la pecueca), muy engaripolados hasta que se les forma el cicutillo en la camisa y muchos con tabardillo y tremendo violín. Yo no me voy a dejar seducir por cantos de ballena, porque ese Chávez, que es un roñoquero a quien le dio una ventolera, quiere durar 100 años que es casi un siglo. Lo ideal sería sólo 10 décadas, no más, para no tirarse a lo buchón. Yo no soy neoliberal, ni libérrimo, que eso es para los comicios, soy social-demócrata, mejor dicho adeco arrepentido. Bueno tengo una pequeña confusión, es decir estoy medio turuleco.

Señores: Me han dicho que la UNESCO es una cuestión de cultura o algo, así, y aquí no se viene a volar petacas, por eso les digo, que estamos entregando más de 45 mil becas, que no es una burusa, para que los estudiantes del Zulia vayan a las universidades privadas, y eso a pesar que en todo el Zulia sólo hay solo 31 mil estudiantes en educación superior. Educador es el que educa, eso lo he dicho a los tres ventarrones, y lo he mandado a publicar y ya la publicidad estaba imprimida, realmente como Dios estamos inspirados en Dios, porque miramos a la máquina que es una máquina.

El desarrollo del devenir en cualquier sociedad del mundo, o fuera de él, eso es inverosímil, no sólo es pragmático, es también heterodoxo y sintagmático, no sólo es lo que vemos, tocamos y exhibimos todos los días. ¡No! Lo que se compra o se vende, o lo que se fía, no tiene importancia, no es sólo lo que se enseña a veces con falsos, veraces y voraces conocimientos adquiridos socialmente en esta sociedad tan amplia y competitiva, no sólo es eso, es también la libertad que nos conculcó el sátrapa, tirano, ese déficit mayoritario de falta de soberanía de ese muérgano. en ese discurrir tranquilo de la violencia no-violenta. A mi me están amputando una cantidad de cosas, pero en verdad, todo es mentira, no lo crean porque es un embeleco. Eso lo dice Chávez porque es un grillúo y arbolario y lo que quiere es formar un barullo. A mí que me dejen quieto con mi boronilla mañanera.

Ya hace unas décadas atrás, y me disculpan que hable en primera persona, porque no me gusta y poco lo hago, salvo algunas veces y casi siempre, emprendimos una gran lucha en defensa del Relámpago del Catatumbo, y hemos prohibido que se vea en otros estados, para que no se gaste tanto. Porque si alumbra hasta Trujillo, tendrá que echarse un polito bien lejos.

Ahí les dejo eso. ¡Chúpensela pues, vergueision!


NOTAS

[1] UNESCO: Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, con sede en París, donde fue gentilmente invitado por el Secretario General.

[2] Me he tomado la libertad de publicarlo, ante la negativa del autor por hacerla, debido al déficit de inmodestia de que sufre.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3478 veces.



Omar Montilla [2]


Visite el perfil de Omar Montilla para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: