El sueño de un especulador

No es octavita, estamos en el mes de marzo y le queda poco a Marcel Granier para perder, por necio, su fuente de poder.

¿Qué haremos los ciudadanos libres de Venezuela sin su autoritarismo, sin las histéricas denuncias indemostrables de Miguel Ángel Rodríguez, sin sus énfasis insoportables? Qué haremos sin Rctv y su humor reducido a la mariquera, como diría mi padre. Sin respeto a lo diferente, nada de eso. En la burla, tallado bajo el más rancio machismo. Qué haremos sin la mirada de Granier determinando la secuencia de los contenidos de Rctv. El próximo 28 de mayo es para nosotros, los ciudadanos libres de esta república bolivariana de Venezuela, la entrada a otro ciclo, uno donde el sentido y las formas de la cultura que masifican realidades por tv, sean usados por las organizaciones del poder popular.

II. Abrí la puerta y mis amigos sonreían a todo trapo vestidos de beisbol: ella, del Caracas, él de estricto Magallanes. Se veían de lo más felices aunque no tuvieran carne sino esta carnita que no podía comérsela, si bien nunca antes estuvo tan tentado por la antropofagia. Había una nube en su felicidad carnestolenda: nadie los reconocía como disfrazados. Lo más normal del mundo en Venezuela es andar vestido de beisbolero.

Hagamos turismo, pasen sus carnavales en la playa, pero los pozos sépticos revientan y no hay ni posadas para los turistas endógenos que conocen a Venezuela y sus contratiempos. Se fue la luz en la pensión y la bomba de agua no quiso arrancar. La planta de tratamiento está abarrotada y en la medicatura ya no saben si el tipo está picado de culebra o anda en un viaje heroínico.

El problema es la infraestructura, el problema somos nosotros que la pasamos bien.

III. El año 2007 se nos va de las manos y seguimos en la propaganda y creo que gran parte de la acción mediática debería estar marcada por el seguimiento a las disposiciones presidenciales. No quiero hablar de las mismas cosas, pero ahora que los motores han revolucionado su energía y están en plena combustión, urge pasar de lo declarativo, de lo demostrativo al ojo que evalúa, observa y potencia su construcción, la de todos. Seguimiento, seguimiento y no podrían sorprendernos con el desabastecimiento. Seguimiento y captaríamos a los corruptos.

Seguimiento y nos ahorraríamos las pérdidas y la oportunidad de aplicar los correctivos.

El pensamiento crítico que debería sustentar la oposición pasa por alto estas reflexiones. Ellos persisten en los contenidos mórbidos de su sueño: el desabastecimiento, la revuelta, la guerra civil, la caída económica, la muerte de Chávez. Sueñan el mismo sueño empecinadamente. Vuelven a la carga. No hay carne ni carros ni medicinas, puro médico cubano... La debacle industrial y farmacéutica le pondrá los pelos de punta al pueblo que se va llevar al socialismo del siglo XXI por los cachos. Ansían ver las consecuencias (el horizonte de su sueño) los resultados de su siempre macabro accionar sobre el territorio nacional y sus habitantes.

Nos dejan sin carne. Sin carros, sin dólares, sin medicinas. No hay duda: son en ellos los que controlan las roscas de distribución de alimentos.

Son sus roscas, sus mafias, sus delitos de costumbre contra el bienestar colectivo.

"Debemos repetir un 27F aunque nos cueste. Después, es la esperanza que justifica al especulador, luego, ganaremos el doble o el triple", lo afirmó el presidente de Fedecámaras en coro con el presidente de Fedenagas que no es lo mismo pero es igual, "cosas de la ley de la oferta y la demanda".



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2708 veces.



Stefania Mosca


Visite el perfil de Stefanía Mosca para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Stefanía Mosca

Stefanía Mosca

Más artículos de este autor