Del ascensor a la sala de fiestas marchemos mis pitoquitos

No tiene desperdicio lo más reciente que se le ocurre exponer al títere de los títeres, neo millonario sirviente de intereses extranjeros. Ratifica su torpeza el auto juramentado callejero en su republiqueta mental y la de sus amos en "Brutiland pee wee", reino de pequeñitos mente e´pollo, con el perdón de las aves, que resultan mucho más listas como animales desfavorecidos a la hora del reparto de materia gris. El jefe de la banda de oportunistas que se apuntalaron a vivir robando al país, anuncia nuevo desatino, abre la boca y pone de nuevo la que es costumbre sin estar de cumpleaños y sin pensar en la respuesta acostumbrada, "la pusiste otra vez".

Bueno para nada, excepto para ridiculizarse y ridiculizar los poquísimos que lo aúpan y se acercan esperando "one dólar limosnita please" en spanglish, a ellos les anuncia 19 días de marchitas esta vez a no concentrarse en la plaza "Brión" de Chacaíto o la "Alfredo Sadel" en Las Mercedes del este caraqueño, serán en Las Mercedes del Llano por ejemplo, aunque "J. alimaña" pregunta dónde queda y a qué estado pertenece. Convocatoria aguaidiota "a los estudiantes" tratando de atraer disociados jóvenes de la derecha acomodada, justamente cuando está más marginado que nunca y lo tratan peor cada día llenándolo de insultos, los mismos que antes confiaron en su exhibición forzada por el mundo.

Hago paréntesis en la crítica ácida a "Mr. vasallo young", aparto un poco la seriedad del contenido en las opiniones, para atreverme a hacer algo de humor con temor de ofender a quienes he leído desde mediados del siglo XX y que DIOS perdone la audacia de hacer un poquito de humorismo que pueda terminar en intentos similares a las guaidiotadas, al abarcar un campo de análisis que poco practico precisamente por respeto al talento de los humoristas. En la política seria a través de la historia han existido muchos comodines metidos de contrabando, sin embargo, los extraordinariamente incapaces no llegan a tanta imbecilidad y relajo como estos modernos pillos de la sinvergüenzocracia opositora siglo XXI en Venezuela.

Un atrevimiento que solo se puede entender en la desesperanza de los desesperados. Anunciar y anunciar llenazo de calles, avenidas, plazas, parques, cruces peatonales o urbanizaciones, para luego ser filmados, fotografiados y whatsappeados, hablando con gestualidad nerviosa frente a grupos ínfimos en donde no dejan de oírse voces de reclamo y groserías en su contra, por decepcionados opositores a quienes el convocante hoy dice y contradice lo que hasta hace poco decía que no había dicho, porque lo que en realidad quiso decir y en efecto lo afirmó, no es lo mismo ni igual a lo que está diciendo…

Es acaso eso lo que van a defender jóvenes opositores a quienes los oficialistas comunicadores de Zurda Conducta les han preguntado y ni saben por qué los convocaron, menos aciertan si les hacen preguntas políticas y se miran abobados unos a otros soltando risas nerviosas, hasta que viene alguien y les diga que no declaren porque los entrevistadores son chavistas c d m, a los que deben expulsar porque los contaminan del malsano comunismo, ideología de la que no tienen dichos "hijos de papi y mami" "mommy y daddy" jovencitos y jovencitas convocados N P I, es decir ni pequeña idea. La respuesta del pueblo la tienen a cada rato, mientras en el edificio marchan del ascensor a la sala de fiestas sin tapabocas, orgullosos de ser covidiotas.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 255 veces.



Luis Sánchez Ibarra


Visite el perfil de Luis Sánchez Ibarra para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: