Binóculo Nº 434

La oposición cree ganar 11 gobernaciones

Por primera vez en muchos años, importantes sectores de la oposición están haciendo esfuerzos casi sobrehumanos para llevar candidatos en todos los estados y alcaldías del país. "Se están dando reuniones en sectores claves, con personas claves, sobre todo empresarios y militares, quienes están presionando para que todos entren por el carril", me explicó un gran amigo escuálido, quien además es inteligente y sabe lo que dice.

Quizás esa sea la razón por la que Guaidó ha propuesto un diálogo con el gobierno, en la búsqueda de puntos coincidentes. A pesar de su discurso tuitero sobre la necesidad de que el país se siente a dialogar, discurso en el que nadie cree, la verdad es que Guaidó se enfrenta a dos problemas muy graves para su futuro: 1) está totalmente desacreditado en el sector opositor que está haciendo las cosas a sus espaldas y sin consultarle nada. Eso le quita un poder que estaba necesitando, sobretodo en las regiones. 2) Ya el Big Brother advirtió públicamente que este año se acaba Maduro o se acaba Guaidó; reconociendo incluso cosas tan terribles como su confesión de las cosas que han hecho para derrocarlo, incluyendo la implosión en el sector castrense.

Es decir, ya el presidente interino es poco menos que una sombra y sus asesores le deben estar advirtiendo que si no participa en estos comicios, pronto será un despojo. Incluso, a pesar de sus alegatos baratos de que Nicolás debe incluir las elecciones presidenciales en la jornada del 21 de noviembre, lo que jamás va a pasar. Las cuentas le están diciendo que es el principio de su fin.

Y es que, en los análisis de la oposición, hay nuevos elementos donde se incluyen dos que son fundamentales: 1) Finalmente logran desvincularse de poder de Guaidó y atraer el respaldo de importantes sectores de la economía. Pero, además, está ganando la tesis de incorporarse políticamente al país y abandonar el tema de la violencia, única opción hasta ahora practicada y que dejó una muy seria cicatriz en el país. 2) Tienen números de las primeras encuestas que se están haciendo, según las cuales, si el discurso es homogéneo y claro, podrían obtener muy buenos dividendos.

"Ya se han hecho algunas encuestas, no muy profundas, pero hace poco mandamos a hacer una encuesta importante, y pedimos que se hicieran con focus group, porque pensamos que a través de los focus group, obtendremos una visión mucho más amplia y más precisa de cómo podemos desarrollar un discurso más coherente y unitario. Y, además, porque con ellos, podemos palpar el sentimiento real de la gente. Claro, ahora tenemos una ventaja y es que las primeras muestras que se han hecho, en todas, el gobierno sale raspado. Eso ha permitido que quienes tienen aspiraciones para cargos, los que quieren ser gobernadores y alcaldes, entiendan que ahora hay una posibilidad muy clara de que haríamos un gran papel en noviembre. Incluso, algunos estamos convencidos de que podemos ganar 11 gobernaciones, 75 alcaldías y unos 150 parlamentarios entre concejales y diputados regionales. Con un número así y respetando el discurso coherente, tendremos poder, para, en un año ir cambiando las cosas y salir de esta pesadilla hermano", me explicó mi amigo muchísimo más entusiasmado de lo que suele ser, En honor a la verdad, menos histérico.

Y es que la crisis interna y la ausencia de políticas del gobierno, sobre todo de la económica, trajo como consecuencia estos resultados. Sumado a una guerra implacable finamente hilada por el imperio que ha hecho cosas en Venezuela, jamás vista en su tradición como acosador en la historia del mundo. Nunca, en ningún país, se jugó a rendir a un pueblo para salir de un gobierno como lo que se ha hecho en Venezuela. En un ataque por fases que incluyó la destrucción de la moneda, y concretó en la práctica el manejo del dólar como moneda de uso regular. No hay nada en Venezuela que no cueste en dólares. Hasta el propio gobierno, cotiza, compra y cobra servicios en la divisa verde, por cierto, a precios que el 90% del país no puede pagar. Nadie quiere bolívares. Mientras escribo esta columna, hay protestas en Ciudad Bolívar porque los comerciantes se niegan a aceptar los billetes de 50 mil bolívares. La dolarización del país es un tema grave. Recuerden que Maduro, al principio de su gobierno, atacó duramente el manejo de la moneda gringa en el país. Hoy en día, él mismo ha fabricado argumentos sobre su necesidad, ante una realidad que está en las narices.

Y un tema aparte que deberá investigarse en algún momento, será el efecto devastador que está causando esa práctica en las nuevas generaciones de venezolanos que ya ven como un hecho normal el uso del dólar, pero además por el rechazo a una moneda que siempre tuvimos llamada Bolívar, nombre del venezolano más insigne del país.

En todo caso, el hecho es que nuevamente pareciera que el país se enrumba a tener un sector político, cuyo discurso se parezca a las necesidades del país y se vea como una opción real de poder que contribuya a cambiar el vaivén de las cosas. En mi opinión, esta es una simple ilusión de mi amigo, pues el hecho real es que, en las elecciones pasadas, de 20 millones de electores, solo cinco acudieron a las urnas. Un signo inequívoco del descontento del país, que en este momento está apostando, todos los días, a ver cómo se comprar un paquete de harina precocida. "A veces la paciencia no es un don", diría el Tío Miguel.

Caminito de hormigas…

La corrupción policial toma ribetes preocupantes. Cinco dólares deben pagarles los habitantes de Cascabel y Central Tacarigua para poder pescar en el Lago de Valencia el pescado contaminado que comen los valencianos, aragüeños y caraqueños. "Échale bolas que les dije que solo tenía 3 dólares y no me dejaron pescar", me dijo un amigo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1034 veces.



Rafael Rodríguez Olmos

Periodista, analista político, profesor universitario y articulista. Desde hace nueve años mantiene su programa de radio ¿Aquí no es así?, que se transmite en Valencia por Tecnológica 93.7 FM.

 rafaelolmos101@gmail.com      @aureliano2327

Visite el perfil de Rafael Rodríguez Olmos para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Rafael Rodríguez Olmos

Rafael Rodríguez Olmos

Más artículos de este autor