Rosales y su inocultable rol en el golpe de Estado de abril/02

Los seguidores de la oposición no tienen la necesidad de andar como desesperados tratando de encontrar más de una razón para explicarse por qué Rosales jamás podrá ser electo presidente por votación popular en este país. Es cierto que no habla bien y también que ello se hace más evidente cuando se aventura a improvisar por más de diez minutos seguidos, pues de inmediato resalta su escaso vocabulario, su pésima sintaxis y la muy baja capacidad que tiene para hilar una idea sin caer en la confusión, como ocurre cuando se adentra en el tema de la economía del país tratando de interpretar las cifras estadísticas sobre: crecimiento, desempleo, educación (caso becas otorgadas por él en el estado Zulia en cantidades muy superiores a la población real estudiantil), producción petrolera, entre otras variables u ofreciendo, dentro de lo que hará para acabar con la criminalidad, cifras descomunales como esa de cambiar por cualquier arma callejera la bicoca de cinco millones de bolívares (algo más dos mil trescientos dólares).

Es tal su precaria capacidad intelectual que yerra en casi todo y eso lo impulsa a decir y a repetir mentiras que ni él mismo se las cree, lo que, para su mayor desgracia, lo ponen al descubierto de forma bien fea, pues cuando, por ejemplo, afirma que Venezuela sólo produce en la actualidad un millón doscientos mil barriles diarios de petróleo, se le olvida que su propio estado Zulia, del cual es gobernador desde hace más de seis años, produce un poco más de un millón. Pero es que, además, su ridiculez se acrecienta cuando, por un lado, sostiene que en su gobierno se intensificará la relación económica con Washington, lo cual llevará, con absoluta certeza, a tener que aumentar las exportaciones petroleras hacia el país del norte más allá de los 1,5 millones de barriles diarios en que se encuentran a la fecha y, por el otro, que Chávez no hace sino regalar nuestro petróleo en todas partes del mundo. ¿Cómo se entiende eso, si apenas producimos un millón doscientos mil barriles?

El asunto de Rosales es bien grave, su tragedia no radica en su incapacidad y crasa ignorancia, sino en que el pueblo jamás podrá olvidar que cohonestó con su presencia y con su firma el golpe de Estado de Carmona Estanga, lo cual fue visto y oído en cadena nacional de radio y tv por el país entero, hecho ese que tuvo como consecuencia inmediata la persecución implacable de todos aquellos venezolanos que de alguna manera tenían alguna vinculación directa e indirecta con el gobierno derrocado o que simplemente formaban parte de organizaciones populares sin ninguna responsabilidad gubernamental, pero afectas al chavismo. No debemos olvidar que luego de trascurridos los actos protocolares de la ascensión al poder del dictador de pacotilla, los conductores de programas de opinión e informativos de la televisión privada (Venevisión, RCTV, Globovisión y Televén) comenzaron a hacer persistentes y hasta desesperados llamados a la población para que denunciaran sus escondites. Uno de los generales golpistas, Damiani Bustillos, le advertía a los integrantes de los Círculos Bolivarianos, igualmente a través de los mismos canales, que estaban (palabras más, palabras menos) “…ploteados (es decir ubicados con toda precisión) e iremos tras de ustedes, de manera que no pierdan el tiempo escondiéndose…” Los Alcaldes de Primero Justicia, Leopoldo López y Capriles Radonski, actuando como los propios cancerberos del régimen “de facto”, allanaban y detenían a políticos y diputados de forma abominable en sus propios hogares y, para resumir, un grupo de disociados en grado extremo, asediaban de forma criminal la sede de la Embajada de Cuba, en donde de no haber sido porque Carmona salió huyendo, el linchamiento de sus funcionarios y familiares habría sido ejecutado sin mayores problemas.

De manera que es allí donde radica la única explicación del por qué Rosales saldrá derrotado en las elecciones del próximo 3 de diciembre. Eso lo saben quienes están detrás de él dizque asesorándolo, pues ellos (me refiero a Petkoff, a Borges y a Puchi, para mencionar sólo los más renombrados líderes opositores) tienen muy claro que la estrategia para salir de Chávez no es por vía del maracucho asimilado y las elecciones. Simplemente lo están utilizando como a un monigote para lanzarlo a la vanguardia como seguro vencedor en unas elecciones donde apenas sacará un poco más del 20% de los votos, para vender la matriz de opinión, una vez concluido el proceso comicial, de que Chávez y el poder electoral (CNE), el cual, aseguran, lo maneja a su antojo, le hicieron trampa y por allí intentarán desestabilizar el país con guarimbas terroristas para lograr que Bush y sus lacayos del Continente les apoyen en su jugarreta y tratar por esa ruta de desconocer el triunfo legítimo de Hugo Chávez e instaurar un nuevo gobierno.

¿Pero, será acaso que la oposición volverá a incurrir en los mismos errores del año 2002?

En absoluto tenemos duda alguna de que por allí anda la jugada, pues no es nada difícil pronosticarla si nos detenemos a examinar sus discursos, la programación de todos los minutos del día de las cuatro “jineteras del apocalipsis”, las persistentes mentiras de diarios como El Nacional, El Universal y otros pasquines como Tal Cual, Dos mil Uno y El Mundo, entre muchos otros, quienes de manera unánime y sin descanso alguno niegan a un país que avanza por la senda del desarrollo con seguridad y paz social, ocultan sin importarles un bledo a un país que tiene récord latinoamericano en crecimiento económico sostenido durante once trimestres consecutivos; a un país que bajó su tasa de desempleo a menos del 10%; a un país que muestra a la fecha la tasa de riesgo más baja inclusive que la del Brasil, la octava economía del mundo; a un país que alfabetizó a 1,5 millones de compatriotas en menos de dos años y que por ello ha sido declarado por la UNESCO libre de analfabetismo; a un país con reservas internacionales que superan los 34 mil millones de dólares; a un país que ha incluido a más de un millón y medio de estudiantes en la educación media y superior que nunca tuvieron acceso a ella; a un país que le garantiza a su pueblo en todo el país la asistencia médica gratuita; a un país que ha puesto en funcionamiento el hospital de cardiología infantil más grande del Continente y al parecer el tercero en el mundo; a un país que instaló una enorme red de más de 20 mil centros de abastecimiento de alimentos y medicinas a precios sumamente bajos, en muchos casos con precios hasta con descuentos superiores al 60% de lo que los venden en el llamado libre mercado; a un país que construye una ambiciosa red ferrocarrilera y que este fin de semana inauguró el tramo Cúa-Charallave-La Rinconada; a un país que en pocas semanas pondrá en funcionamiento el segundo puente sobre el Orinoco; a un país que ha bajado las tasas financieras a niveles racionales derrotando así las apetencias desbordadas de una banca usurera y que paralelamente ha implementado un audaz programa de créditos para el emprendimiento de proyectos productivos de muy diversos tipos, que incluyen aquellos sin intereses para quienes nada tienen, así como bien bajos (entre 4% y 8%) y hasta con lapsos muertos para los pequeños y medianos industriales.

Sería muy largo enumerar toda la obra que adelanta el gobierno de Bolivariano de Chávez que esos medios esconden, pero es que a pesar de sus mezquindad y faltas absolutas a la ética informativa, el pueblo ha sabido agenciarse excelentes y apropiados mecanismos alternativos de comunicación a través de los cuales ha podido enterarse amplia y suficientemente que su país lejos de ir por el despeñadero, avanza a paso de vencedores por la senda del progreso hacia la consolidación de una patria soberana, libre y autogestionaria, donde ya se constituyen como sus valores fundamentales e insoslayables, la solidaridad, la igualdad, la participación y la justicia social.

Pero ante la posibilidad muy real de que pretenda la oposición con su inmenso poder mediático intentar el 3 de diciembre anunciarle al país que Rosales ganó las elecciones con esas encuestas a boca de urna llamadas “exit pool”, lo cual está siendo denunciando por la organización “Periodistas por la Verdad”, el CNE debe tomar todas las precauciones necesarias a fin de evitar que, una vez cerradas las mesas de votación, se anuncien resultados antes de que oficialmente lo hagan sus representantes autorizados, conforme lo dispone la normativa legal correspondiente.

oliver3435@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3123 veces.



Iván Oliver Rugeles


Visite el perfil de Iván Oliver Rugeles para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Iván Oliver Rugeles

Iván Oliver Rugeles

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /oposicion/a26230.htmlCd0NV CAC = Y co = US