Y ahora un intento “legal”

El sector radical de la oposición continúa ejerciendo su firme control en el movimiento o movimientos que se oponen al gobierno del Presidente Hugo Chávez. Manuel Rosales ha sido seleccionado “a dedo” para representar la “unidad nacional” de aquellos que tercamente rehúsan a aceptar que Venezuela ha cambiado.

La historia no perdona a aquellos que la ignoran.

El deceso de la IV República, junto con sus emblemáticos partidos AD y COPEI, sus arcaicos líderes y todo aquellos relacionado con ella, ha sido confirmado y reafirmado, no desde la victoria de Hugo Chávez en 1998 como la mayoría de la gente piensa sino, desde el triunfo de Rafael Caldera en 1993.

En esas elecciones presidenciales Caldera compitió EN CONTRA del partido que él mismo fundó. Imaginen lo malo que estaba la cosa: ¡Caldera Ganó!

Desde entonces, los dos ex grandes partidos políticos han sido rechazados por los votantes continua y consistentemente en casi todas las elecciones regionales y nacionales.

Lo significativo de este histórico hecho es tontamente ignorado por los líderes de la oposición. Les falta la humildad necesaria para admitir errores del pasado y del presente. Es inútil esperar que ellos tengan el valor y el sentido común para rectificar de inmediato su errónea “posición política”.

Igual de tonto es insistir en tratar de darle autenticidad y carácter a su posición política promoviendo una confrontación con un enemigo inexistente. Todo el mundo sabe que en Venezuela no hay ninguna “dictadura castro-comunista”. Pero, a ellos eso poco les importa.

El comando de campaña del candidato de la “unidad nacional” está formado por una “buena mezcla” de conspiradores militares, de planificadores de golpes de estado, de saboteadores de la economía nacional, de profesionales resentidos y de políticos de mediocre carreras.

Un día de Abril del año 2002, Manuel Rosales y varios miembros de su comando de campaña estamparon sus firmas de reconocimiento en el decreto que literalmente hecho a la basura la Constitución de Venezuela y sus instituciones. Las mismas que ellos extrañamente insisten en acusar a Chávez de violar y controlar. Nunca han tenido lógica.

Después de un fallido golpe de estado, una fracasada pero “legítima” rebelión militar, un desastroso paro cívico y una decepcionante aunque predecible derrota en el referéndum presidencial, la oposición está lista para otro intento de tratar de obtener de vuelta el poder político perdido.

Una vez mas, y de nuevo liderada por los cadáveres políticos de la IV República, la oposición esta vez va a intentar por las vías “legales”. Pero no apueste su casa en esa posibilidad.

Rosales ha proclamado que él está listo para llegar “hasta el final”.

Todos sabemos lo que eso significa. La meta de la oposición siempre ha sido ponerle un freno al único “régimen dictatorial” en el mundo que ha sido electo democráticamente.

Mi predicción es que antes del día de año nuevo del 2007, Manuel Rosales y algunos de sus más cercanos colaboradores estarán detenidos en una cárcel nacional. O es eso o estarán recluidos en el mejor hospital mental para los políticamente lerdos: ¡Miami!

elio@vheadline.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2423 veces.



Elio Cequea


Visite el perfil de Elio Cequea para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a24632.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO