Las marañas ocultas del plan turbulento y las propuestas de Mendoza

El 28 de febrero del 2014 dirigiéndose a "la Comisión de la verdad", el empresario capitalista Lorenzo Mendoza represente de la Industria Polar, sugiriendo al gobierno de Nicolás Maduro, Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, el apostolado privado de 12 Medidas como propuestas, http://www.elmundo.com.ve/noticias/negocios/empresas/las-12-propuestas-de-lorenzo-mendoza-para-la--comi.aspx#ixzz3SIxN2Dl3 ahora coincidencialmente, el 11 de febrero del año 2015 en curso, salió a luz pública un Programa de Gobierno --en ausencia de una jornada electoral--, en preludio de un de golpe de Estado contra El Presidente Nicolás Maduro, (http://www.noticierodigital.com/category/destacado/ Noticiero Digital, 19 feb 2015), el documento señala: "El pueblo de Venezuela vive una de las circunstancias más difíciles de su historia, a la que ha sido llevado por un régimen que en los últimos dieciséis años aplicó un modelo fracasado…" obviando los progresos en materia social, dejando de lado lo alcanzado por las misiones socialistas, hace ver que el pueblo vive las "circunstancias más difíciles de su historia", claro no lo dudo luego de la muerte del Líder de la revolución bolivariana, del vacío que dejó el comandante Hugo Chávez Frías, la arremetida de la oposición no se hizo esperar, reeditaron la Guarimba, en su segunda versión con el ingrediente golpista de "la salida de Maduro". ¿Por qué? Disienten del régimen político y económico de orientación socialista, lo ven como fracaso, el modelo de la revolución bolivariana de corte social aun teniendo evidencias de los grandes progresos de todos y todas así como el bienestar nacional se resisten aceptarlo, a ver en riesgos sus privilegios e intereses económicos colocados por encima del interés nacional público.

Pero las elites políticas opositoras ven en su espejo retrovisor, el que han "ejercido de manera impune la antidemocracia" en el pasado, ellos viene desestabilizando de manera continua al país, encubriéndose en una "lucha legal" viene cometiendo atropellos y desmanes en sus acciones políticas, la oposición eso si quiere, tomar "por asalto al Estado", ahora con el golpe tucanero, ayer sus golpe petroleros, golpe de Estado a Chávez, guarimbas I y II, y el golpe continuado de la Guerra Económica y que acusa al gobierno de generar crisis económica, emergencia nacional, cuando son ellos los verdaderos responsables, los causantes de violentar "todo ámbito de la sociedad, devastando la economía y dañando gravemente las bases de la estabilidad y la paz", de esto se trata su política de caotizar la sociedad, de desatar las acciones callejeras para provocar represión, declarar al Estado forajido, represor de los derechos humanos al gobierno, hasta llevarlo con grupos violentos a una situación de ingobernabilidad.

La estrategia opositora es tensar la sociedad de manera continua, desgastar al gobierno, sabotear las instituciones públicas, declararlas ineficientes, propiciar la corrupción de los funcionarios públicos, generar la ruina moral, obligarlo a declarar una "emergencia nacional" propiciar una tormenta social, además, de allí que la AGENDA POLÍTICA DEL PLAN DE TRANSICIÓN diga: restituir unas libertades conculcadas, una soberanía y el Estado de derecho", cosas que no son ciertas, no hay nada que "restituir", existe "libertad de expresión, a informarse sobre la gestión del Estado", soberanía popular, aparte de amplias libertades de los ciudadanos amparada por el Estado de Derecho. No sé qué en verdad pretende restablecer, si en el país existe una plena vigencia de las instituciones democráticas solo que los poderes públicos no pueden la liberación de políticos presos debido a delitos graves contra el orden legal, sería impunidad del régimen político de proceder por tanto representaría un irrespeto a los órganos de los poderes públicos que pretenden debilitar en beneficio de "la descentralización regional". Un asunto que llama la atención en su Plan de Transición, es que busca establecer los Poderes Regionales, las gobernaciones y las alcaldías por encima del poder comunal, lejos de rehabilitar significa desmembrar el país, balcanizar el territorio de Venezuela.

De igual forma; dentro del plan, el pluralismo, centralizar los poderes en cada región como un poder independiente, una "federación" al estilo de los EE.UU, donde los Estados tengan su autonomía frente al Estado nacional, des esta manera no sé qué "soberanía nacional" pretenden rehabilitar. El régimen que pretende imponer la oposición se basa en la autonomía de "los poderes regionales", por encima del Estado Nacional, desmembrar las instituciones públicas, "rehabilitar la pluralidad política" la democracia liberal, la democracia representativa, y desvirtuar la soberanía del Estado nacional al debilitar sus poderes públicos institucionales. Otras de las contradicciones del Programa de Transición es que pretende "abrir un proceso de despolarización política" si fuera así, "En que queda el pluralismo político que proponen?, la despolarización implica eliminar los polos en lucha política, o en su defecto neutralizarlos, para ello proponen la reconciliación de clases sociales, despolitizando además a las Fuerzas Armadas Nacional, del partido de la Patria.

Ahora veamos sus planes económicos, el PLAN ECONÓMICO DE TRANSICIÓN asociado por supuesto a los elementos que propone Lorenzo Mendoza, su objetivo es estabilizar la economías que ellos han desestabilizado mediante el acaparamiento, la especulación y la escasez, (la guerra económica), por eso se plantean: "recuperar la capacidad productiva" (capacidad ociosa inducida por la guerra de los empresarios, de allí señalen "elevar la producción" que ellos han tumbado, se proponen revisar e ilegitimar "los acuerdos de la industria petrolera en el marco de Petrocaribe", declararlos "lesivos al interés nacional" para suspender la cooperación energética con los países caribeños y centroamericanos. Se plantea en este mismo orden de la industria petrolera, remover la directiva de PDVSA, "designar una nueva directiva" congraciada con los intereses privados, anular la política social de PDVSA en el apoyo a las misiones, y reducir a PDVSA estrictamente a su papel económico, eliminando su responsabilidad social.

De la misma manera; el Plan de transición se propone, acudir a los préstamos externos del FMI, "insertar a Venezuela en los circuitos financieros internacional" de la banca mundial hegemonizada por los EE.UU, y obtener de ellos los apoyos económicos para superar las dificultades de corto plazo", vale decir de préstamos para someter al Estado y su industria petrolera al dogal de la deuda, reconociéndose la deuda privada, asumiéndola el gobierno, acrecentando una nueva espiral de endeudamiento externo, desmontar la independencia financiera alcanzada con Chávez para superar la dificultades a que nos ha sometido los EE.UU con su guerra a los precios del petróleo y a los países petroleros productores. (Comparémoslo con las propuestas de Mendoza: 6. Honrar la deuda en divisas que tiene el Estado para que el sector productivo pueda pagarle a los proveedores internacionales y reactivar las líneas de crédito, no sólo para sostener la producción sino además aumentarla).

Asimismo; la Agenda oculta del Plan de transición tiene que ver con préstamos externos para incentivar la industria, las dificultades de importación, supuestamente para "estabilizar la economía y elevar el ingreso familiar" mediante la confianza de préstamos financieros internacionales reconocidos por el Estado, al precio del endeudamiento externo como bien dicen, "obtener los apoyos económicos necesarios" luego de haber expuesto al país a la guerra económica, a la ruina del gobierno, al desmoronamientos social del pueblo, a la destrucción de su economía como decía Capriles Radonski, a la situación de "una economía de guerra", con claras luces, lo demuestra el proceso inflacionario, la devaluación forzosa a que obligó el dólar sucio (dólar today). (Comparémoslo con las propuestas de Mendoza, 5. Asegurar un sistema de acceso a las divisas dinámico, transparente y eficiente que impida la interrupción de la producción)

Del mismo modo; dentro de la agenda negra, la agenda oculta de la oposición y su plan de transición se develan "desacelerar el proceso inflacionario" ¿cómo lo harían?, desinflando el dólar today, el dólar negro, el dólar paralelo creado --para sabotear la economía, que promueven para desincentivar la producción y el consumo, para deprimir la capacidad de compra, para generar los desequilibrios macroeconómicos--, contrarrestar una política del bienestar social, desmontar el progreso social logrado por la revolución bolivariana como lo prueban sus indicadores de vivienda, salud, educación, deporte, empleo y salario. Por eso su Plan se propone desmontar la guerra económica, "desacelerar el proceso inflacionario" mediante las inversiones privadas, acompañadas de préstamos financieros internacionales, aparte de designar "nuevas autoridades de los entes económicos del Estado, restablecer la autonomía del BCV", independizar del gobierno y el Estado, el Banco Central de Venezuela, privatizarlo, ponerlo al servicio de la clase privada, los capitalistas para sus fines financieros, subordinar a estos, todos el sistema de la banca pública, haciéndola eficiente y transparente para la empresa privada. (Comparémoslo con la propuesta de Mendoza, 1.-Incrementar la producción nacional para combatir la escasez y las colas. El sector privado debe recibir los insumos y las materias primas en forma oportuna y suficiente. El Estado debe garantizar y crear las condiciones para que esto sea posible).

Siguiendo con su política de desmantelar el Estado (Programa neoliberal) y desarticular el gobierno, se propone la oposición venezolana, "desmontar la maraña de los controles" públicos, cambiar jurídicamente al Estado (reconstruir las bases jurídicas y económicas necesarias para atraer inversiones…" en circunstancias que los empresarios piden libertad de acción frente a las regulaciones del gobierno. En verdad el programa económico de transición es un programa de incentivar el crecimiento económico privado, no podría ser estable a futuro por cuanto que debilidad se halla en el endeudamiento externo, la dependencia externa, en el desmontaje de los instrumentos de la guerra económica externa e interna para "atraer inversiones productivas" que nada garantizan "un crecimiento estable a futuro" sobre todo basado en la desregulaciones del Estado en desmedro de los derechos y garantías sociales y económicas de los ciudadanos y ciudadanas por favorecer una clase empresarial, desconociendo y negando las inversiones productivas del gobierno.

Dentro de esta perspectiva del desmontaje de la "maraña de los controles" pretenden un revanchismo económico, sobre todo con las empresas expropiadas por el gobierno chavista por razones de interés públicos, dicen: "justa reparación de los daños a que hubiere lugar por expropiaciones arbitrarias; revisar el estado real de todas las empresas no petroleras que acabaron en manos estatales por la voracidad del régimen y decidir las formas de propiedad y gestión que ellas deban asumir para asegurar su recuperación productiva. En este punto cabe dar inicio como ellos proponen de un proceso reprivatización en particular de empresas expropiadas tales como Lácteos Los Andes, Diana, y otras. De lo que se trata es de minimizar la participación del Estado y el gobierno a funciones represivas del orden, extendiendo libertades económicas. (Comparémoslo con las propuestas de Mendoza, 7. Combatir la inflación y la escasez, consecuencia de una intervención del Estado que se ha traducido en congelamientos de precios por tiempos prolongados que han desestimulado la producción nacional. Es urgente un sistema de formación de precios que estimule la producción, para que las familias venezolanas tengan abastecimiento total y a los mejores precios de las marcas que prefieran, como ocurre en Brasil, China y en la gran mayoría de los países).

Ya sabemos que el programa de transición se basa en el papel de la empresa privada, desplazando el sector público, por lo que ellos e proponen desmontar la guerra económica, desarmar a los agentes privados económicos involucrados en dicha agresiones a los ciudadanos (as), para imponer su AGENDA SOCIAL: "Restablecer a cortísimo plazo el abastecimiento normal de alimentos y otros bienes de consumo esencial de las familias y los suministros de repuestos e insumos que impiden la operación de las cadenas de distribución". De igual modo; dentro de su agenda social oculta pretenden deponer los saboteos (guarimberos) mediante las correcciones a "las fallas de los servicios públicos fundamentales en todo el país, con especial prioridad en los de electricidad, agua, saneamiento, gas doméstico y transporte público; así como Garantizar que sean cubiertas las necesidades de salud de todo el pueblo de Venezuela, atendiendo las fallas y deformaciones existentes en la gestión de la salud pública y los sistemas hospitalarios; resolver el desabastecimiento actual de medicinas, insumos y equipos médicos y suplir los déficits de personal de salud de distintos niveles; y elevar el papel represivo del Estado: "Enfrentar como prioridad de Estado la emergencia de seguridad ciudadana, desmantelar las redes criminales que proliferaron gracias a la impunidad y a la complicidad del régimen actual y abordar de manera integral el problema en sus facetas de prevención, acción policial, administración de justicia para eliminar la impunidad y elevación de la eficacia del sistema penitenciario".

Creemos en verdad que estas recomendaciones son sinceras, quedan pendientes dentro de las recomendaciones de Mendoza al gobierno no ya como Agenda Oculta sino Agenda Abierta y viables: "Sustituir importaciones públicas y privadas para hacer realidad el "Hecho en Venezuela" y favorecer el ahorro de las divisas del país, Crear las condiciones para que los productos hechos en Venezuela sean competitivos con el objetivo de estimular las exportaciones no tradicionales y permitirle así al resto del mundo valorar y disfrutar de la calidad de lo "Hecho en Venezuela"; Revisar la situación real de las empresas estatales y sus niveles de producción; Evaluar medidas y acciones que involucren al Estado y al sector privado en la atención de los grupos vulnerables en materia de seguridad alimentaria; Necesitamos un ambiente laboral productivo que permita generar nuevos empleos y recompensar a quienes hacen bien su trabajo; Garantizar los derechos de propiedad de todos los venezolanos para que quienes inviertan en Venezuela puedan hacerlo con confianza. No me queda otro asunto que decir que la oposición en los últimos dieciséis años se ha venido oponiendo al gobierno por métodos legales e ilegales, no ha logrado sino impunidad, es tiempo que escarmiente, que expié su conducta antidemocrática, su ineficiencia política, sus daños materiales a la nación y sus crímenes, el desastre y caos que pretende crear en el país, solo por imponer un proyecto político que desde hace tiempo, ya los venezolanos (as) eligieron, el proyecto socialista, que no hay propuesta alguna de cambio de rumbo al chavismo, el silencio tácito del pueblo lo aprueba con sus votos, que condena la violencia, las guarimbas y los golpes, el irrespeto a las instituciones públicas, a los fundamentos de la paz y tranquilidad social.

El pueblo eligió, el proyecto chavista, del socialismo bolivariano, desde hace ya dieciséis años, no quiere otro rumbo, solo que el modelo se profundice, en paz sin tensiones políticas, sin desbordar los cauces de paz, con esperanza, sin retroceso a los tiempos de la economía neoliberal, de las políticas de regresión social, de crisis social, de gobiernos deslegitimados CUARTO REPUBLICANOS, el pueblo venezolano no quiere transición a la regresión capitalista, quiere continuidad su rumbo electoral, ya lo decidió, no quiere optar por lo desconocido como dice el programa de transición: "asegurar la estabilidad política en su paso por un proceso que experimentará riesgos, turbulencias y acechanzas de diverso orden", por eso la oposición no propone sino más violencia, turbulencias y riesgos que el pueblo venezolano no está dispuesto asumir, "las precariedad y tensiones" a lo que lo somete la oposición dirigidos por María Corina Machado, Antonio Ledezma y Leopoldo López en su programa incierto del futuro, el programa de la muerte de la Patria. No pasarán, el pueblo los descubrió.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1779 veces.



Alexander Kórdan Acosta R.

Economista. Magíster en Gerencia de Servicios Administrativos. Doctor en Ciencias Estratégicas para el Desarrollo. Profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). Instructor de Cooperativismo Comunitario.

 kordankovki@gmail.com

Visite el perfil de Alexander Kórdan Acosta R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a203243.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO