Pildoritas 201 (año VII)

Esta vez con una nueva arremetida en el suministro de gasolina tampoco podrán...

...Pero sin embargo están causando un gran daño

Si a la matriz de opinión lanzada por las redes por la oposición, de que el país con las más grandes reservas de petróleo del mundo está importando gasolina, se suma, aquí en el Táchira, la aparición periódicamente de enormes colas en las estaciones de servicio y el cierre de no pocas de ellas por falta de combustible, hay que aceptar, queramos o no, que pueden suceder dos cosas: una: que la ineficiencia impera en los funcionarios obligados a evitar que situaciones como esta sucedan o dos: que el poder de la derecha es de tal magnitud que en el desarrollo de la guerra económica que estamos viviendo los venezolanos, es capaz de lograr efectos tales que crean desesperación en la gente, hasta el punto de reflejarse como respuesta en oportunidades como el de la última elección para alcalde en la que nos dieron hasta en la cédula, no es la primera vez que ello sucede, no hay que olvidar que de 17 alcaldías que tenía la Revolución y 12 la derecha , ello se invirtió y ahora ellos tienen 17 y el Proceso 12.

No hay que ser un experto analista político, para inferir que ello es una respuesta de la gente por tener que padecer de repente y de golpe y porrazo, situaciones que trastocan su calidad de vida y que bien podrían evitarse con voluntad política y buena gerencia, que la hay pues el gobernador que tenemos lo ha demostrado, pero que como hay cosas que no dependen de él, se presentan y se le escapan de las manos, pues es un hecho innegable que la mayoría de los organismos, y lo más grave, aquellos que son clave en el desenvolvimiento del Estado, están infiltrados por el enemigo al servicio de los planes perversos que, no hay que negar, han logrado crear dificultades como la que ahora estamos viviendo aquí en el Táchira con la gasolina y que no termina de explicarse claramente, pues se dice que es un problema de mantenimiento en los llenaderos, que los trasportistas privados están aplicando operación morrocoy en reclamo de aumentos del pago por fletes pues mientras los de Pdvsa ganan más por menos horas de trabajo, ellos ganan menos por más tiempo de labor.

Por otro lado, hasta tanto no veamos que el desabastecimiento, el acaparamiento, el contrabando y como consecuencia de todo ello un aumento desmedido de precios, se frena de tal manera que los correctivos no sean esporádicos y temporales sino definitivos, para que las colas, a las que ahora se suma la de la gasolina, desaparezcan, estos males seguirán siendo el dolor de cabeza con el que nos acostamos y nos levantamos los tachirenses.

Es verdad que a varios frentes de esa guerra se le han dado golpes efectistas pero no del todo efectivos, que no lo serán hasta tanto no veamos que el desabastecimiento, el acaparamiento, el contrabando y como consecuencia de todo ello un aumento desmedido de precios, se frenan de tal manera que los correctivos no sean esporádicos y temporales sino definitivos, para que las colas, a las que ahora se suma la de la gasolina, no sean el dolor de cabeza con el que nos acostamos y nos levantamos los tachirenses.

Por cierto, aquí pareciera que no llega la autoridad, pues luego de varios días del inicio del decreto que prohíbe la venta de productos de cesta básica en las calles, esta sigue campante por todos lados de la ciudad, en la vía entre San Antonio y Cúcuta las pimpinas de gasolina son lo más importante y vistoso del paisaje, mientras que aquí cuesta Dios y su ayuda para meterle 27 litros al carro pues de paso el cupo de 42 para automóviles bajó casi a la mitad.-

En cuanto a la gasolina, sea la razón que sea, es desde todo punto de vista inaceptable que ello suceda en un área estratégica como el suministro de combustible, que al fallar causa una cadena enorme de desajustes, determinantes en la economía de cualquier país.

No hay que olvidar que estamos en frontera donde la sensibilidad social es mayor, lo cual es bien sabido por las huestes enemigas por lo que aquí se concentran con mayor fuerza y facilidad ya que tienen los insumos humanos a la mano y a un enemigo como Uribe dedicado casi que a tiempo completo en conspirar contra nuestra Patria.

Eso sí, los revolucionarios hemos demostrado que sabemos superar en paz cualquier situación, quedó demostrado en el 2002 cuando, no fue que hubo disminución en la oferta de combustible, sino que prácticamente cayó a cero y por más de sesenta días, lo cual es un antecedente que nos garantiza que ahora tampoco podrán y que como esa vez, el gobierno va a investigar y buscar donde está el cuello de botella, corregirlo y superarlo, no es fácil pero tampoco imposible.

Confiemos y esperemos pronta solución



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1272 veces.



Saúl Molina


Visite el perfil de Saúl Molina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: