El disfraz colombiano

La DERECHA colombiana se preocupa por la situación en Venezuela, pero no les preocupa los cientos de protestas reprimidas brutalmente en su país durante el 2013 y lo que va del 2014. No les preocupa los altos índices de desempleo en Colombia, pero se preocupan por Venezuela. No les preocupa el millón de desplazados por la violencia en ese país. No les preocupa los 4 millones que han hecho de Venezuela su nueva patria por huir del conflicto armado. No les preocupa los miles de presos políticos y la violación del Estado de Derecho.

No les preocupa el alto costo de la vida y que tengan que recurrir al traslado ilegal de alimentos desde Venezuela. No les preocupa que el Estado no pueda garantizar la seguridad para hacer política, pues los atentados y muertes de políticos son múltiples. No les preocupa la violación constante a los DDHH y la inexistencia de libertad de expresión. No les preocupa que sea el país de mayor producción de narcóticos de Latinoamérica. No les preocupa tener más de sesenta años en una guerra civil que los ha sumido en la destrucción, desolación y muerte. Tampoco les preocupa haber tenido un PRESIDENTE NARCOPARAMILITAR corroborado hasta por las instancias jurídicas de Colombia. Pero HIPOCRITAMENTE les interesa Venezuela.

Toda esa ficción sobre Venezuela que se desencadenó desde los medios de comunicación internacional y, específicamente desde Colombia, vendió la imagen que en su totalidad el pueblo estaba levantado en contra del gobierno, cuando en realidad la mayor parte de las imágenes no pertenecían a nuestro país o fueron diseñadas en laboratorios de Guerra Sucia. Por otro lado, fueron grupos minoritarios quienes recurrieron a la violencia, pero la hipersimulación de esos hechos fue desmontada por la realidad. Los medios de comunicación colombianos quisieron hacerle a Venezuela lo que han hecho los últimos 60 años a los ciudadanos colombianos: simular, fingir, manipular, disfrazar para alienarlos e impedir su liberación. El pueblo colombiano no es nuestro enemigo, sino aquellos que dominan los grandes medios de comunicación para manipular, aquellos que intentan intervenciones en nuestro país, aquellos que contribuyen con dinero y paramilitares para desestabilizar el gobierno venezolano.

Nuestros pueblos deben caminar juntos por el camino de la liberación del yugo de la opresión capitalista.

*Docente/investigador. Universidad del Zulia. Licenciatura en Antropología


jalarconxxi@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1421 veces.



Johnny Alarcón Puentes

Docente/investigador. Universidad del Zulia. Licenciatura en Antropología.


Visite el perfil de Johnny Alarcón Puentes para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: