El Libertador no mostraba partida de nacimiento

Que habría pasado si al Libertador de cinco naciones, cada vez que pisaba suelo extranjero, le hubiesen exigido presentar su partida de nacimiento correspondiente, bien sea en Colombia, Ecuador, Bolivia o Perú ¿Acaso en ese supuesto, Bolívar hubiera preferido esa duche vita de quienes nacen en cuna de oro, o desafiar con heroicidad los inhóspito paramos, llevando independencia a pueblos oprimidos por La Colonia?

El país sabe que son infundadas esas acusaciones en boca de intrigadores de oficio, quienes movidos por el odio y la frustración han pretendido que dudemos de la nacionalidad del Presidente Nicolás Maduro. Y porque para nada les funcionó haber cantado fraude en las presidenciales del 14 de abril, ni tampoco esa necia cantaleta de que el país se cae a pedazos, ahora recurren a los caminitos verdes, tratando de desestabilizar nuestras instituciones de manera rabiosa y con fines inconfesables.

Quienes conocen algo de nuestra historia, saben perfectamente que no es primera vez que se intentó desprestigiar a un mandatario, valiéndose para ello de mentiras cloacales, así como también de burdas e incorrectas interpretaciones de la Constitución Nacional. Lo hicieron con Ignacio Andrade, a quien sus enconados detractores acusaron de “alias El Cucuteño”. Lo mismo dijeron del Gocho CAP, de quien se decía que no había nacido en Rubio, sino del otro lado del Puente de Ureña. Y qué de Rómulo Betancourt, quien se ufanaba de ser Guatireño, sin negar que fuera hijo de inmigrante de las Islas Canarias. O de Raúl Leoni y Jaime Lusinchi, ambos descendientes de corso, que no disimulaban su gusto por la arepa pelada con natilla.

Y en cuanto a quienes por supina ignorancia, andan lanzando sapos y culebra por esa boca sucia, le recomendamos leerse el art. 227 de la carta Magna Bolivariana, pues se harían un favor a ellos y también a sus a seguidores. Es más pedazos de brutos, Bolívar murió indocumentado el 17 de diciembre de 1830, en la Quinta “San Pedro Alejandrino”, cerca de Santa Marta, Colombia.

Total, qué sentido tendría seguir derrochando tiempo en diatribas cursis, cuando lo que se impone es hacer cada día la patria más grande. Por algo alguien decía que no importa donde se nace, sino donde se lucha.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1525 veces.



Freddy Elías Kamel Eljuri

Presidente del Instituto Municipal de Patrimonio Histórico de la Alcaldía Bolivariana del Municipio Miranda del estado Falcón. Vicepresidente de la academia de Historia del Estado Falcón. Escritor. Productor radial.

 kameleljuri@gmail.com

Visite el perfil de Freddy Elías Kamel Eljuri para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: