En plena misa, cura dice que Capriles es el Mesías

Al parecer, para un político que utiliza el púlpito de la Iglesia de la Virgen de la Caridad del Cobre, ubicada en Santa Paula, El Cafetal, disfrazado con una sotana y de nombre Manuel Díaz Álvarez, Jesucristo no es el Mesías de los cristianos. 

Para este seudo sacerdote, que no sé si es párroco de esa Iglesia, Jesús no es el Mesías. Según él, el Mesías está vivito y coleando y se llama Henrique Capriles Radonsky. 

El político con sotana, durante el sermón de una pagada misa realizada por el aniversario de la muerte del padre de una amiga, comenzó a alucinar hablando de que Juan el apóstol quería hacer una revolución, etc., etc., de que "Tenemos frente a nosotros a un Mesías que se está presentando y que nos da una propuesta para vivir mejor, en democracia, sin yugo, donde no tengamos un canal de televisión que ofende al candidato llamándolo Majunche. A este Mesías hay que escucharlo con atención, bla, bla, bla, bla, agregando que perdonaba a los chavistas". 

¿Perdonar a los chavistas? ¿Y acaso qué le hicieron? ¿Mesías? ¿Cuál Mesías? ¿Este cura cambió la historia anulando de un sopetón a Jesucristo? ¿Pulverizó 2.000 años de fé cristiana? ¿Se fumó una lumpia este señor que dice ser sacerdote? Definitivamente se le salieron los tapones.

Pues bien, en plena misa, algunas personas empezaron a verse las caras, con expresiones como preguntándose, ¿y a éste que le pasa? o, ¿qué está pasando aquí?

Entonces, algunos miembros de la familia del difunto al que se le ofrecía la misa, se levantaron de sus asientos diciéndo, "¿Qué es esto? ¡Yo pensé que estaba en una Iglesia, no en la sede del Comando Venezuela! Y salieron de ipsofacto de la iglesia en plena misa, si es que eso se puede llamar misa, porque más bien parecía un mítin de la MU$.

A este sacerdote deben excomulgarlo por decir blasfemias en una misa, quitándole el lugar de 2.000 años a Jesucristo para dárselo a Engañosky, y si lo hace en una misa, entonces lo hace en todas las demás. 

Se supone y que yo sepa, la Iglesia es la casa de Dios en la que se habla la palabra del Señor, y no son sedes del comando de campaña de Engañosky.  

Que se quite la sotana el tal cura Manuel Díaz Álvarez. Que no sea tan hipócrita y no utilce la casa de Dios para sermonear estupideces. 

Que no me encuentre yo en una misa y tenga que escuchar a un cura diciendo este tipo de sandeces, porque les juro que el cura se arrepentirá de haberse levantado de la cama esa mañana.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 5978 veces.



Ivana Cardinale


Visite el perfil de Ivana Cardinale para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Ivana Cardinale

Ivana Cardinale

Más artículos de este autor