Capriles Radonsky y Mariano Rajoy: "Altos panas"

Las elecciones primarias de la oposición a la Revolución Bolivariana, en general, y al Comandante-Presidente, Hugo Rafael Chávez Frías, en particular, cuales reunidas en una unidad política aunque nunca ideológica cuando nos referimos a las ideologías que se distinguen como apoyos en el campo de las ideas, en las que se soporta al/el sistema capitalista fueron, particularmente, asimétricas en cuanto a la participación y apoyos alcanzados por cada uno de los cinco (5) pre-candidatos que se disputaban el ser “el abanderado” de ese sub-conjunto de variopintas clases sociales que practican el “anti-chavismo extranjerizante” militante y sicológicamente digno de analizar cuando recorre desde las neurosis hasta las esquizofrenias en porcentajes preocupantes. Pero nada de extrañar cuando reflexionamos sobre eso que las ciencias políticas denominan como “lucha de clases” porque, en última instancia, las calificadas primarias de la MUD (Mesa de la Unidad) en todas sus variables posibles son, objetivamente, las expresiones ideológico-sicológicas que se contienen en los análisis de los comportamientos de la burguesía y pequeña-burguesía venezolana, en sus particularidades sociales-históricas y sus adhesiones contemporáneas hacia los paradigmas del “american way of life” que, en Venezuela, la hemos calificado como “mayamerismo”. Pero ¿ganaron, realmente, los mayameros? Lo dudamos. Nos explicamos.

Ganó, según la MUD, Capriles Radonsky. Pero en el universo de las ideologías ¿cómo se le podría ubicar al señor Capriles Radonsky? Es decir, ¿cuál es la ideología a la cual se suscribe el político de las derechas venezolanas? Así mismo ¿existe una correlación ideológica entre el pensamiento de Capriles Radonsky y las “masas sociales capitalistas”? Del mismo modo ¿había y hay una importante diferencia entre el ganador y el segundo y/o perdedor, Pablo Pérez, en los paradigmas ideológicos, evidentemente, capitalistas? Vamos más allá ¿es perceptible una diferencia de fondo y fundamental en las ideologías que definen a los partidos políticos, Primero Justicia de Acción Democrática y Copei cuando conocemos que el primero referido suscribió todo su apoyo a Capriles Radonsky, mientras que los dos partidos tradicionales, es decir, los “padres del puntofijismo”, es decir, Acción Democrática y Copei, suscribieron sus “maquinarias” a apoyar a Pablo Pérez? El alcanzar un análisis objetivo sería importante cuando conocemos las realidades que están en “pleno desarrollo” en los países miembros de la Comunidad Europea, Gran Bretaña y los EEUU de América y cuando nos trasladamos en el tiempo histórico al “Golpe del 11 de Abril del 2002” porque, en esta última referencia, se evidenciaron las profundas diferencias previas y en las posibles consecuencias que se hubieren expresado de haber sido posible la continuación en el poder, es decir, en Miraflores, de “Pedro, el Breve”. Vamos más allá. Se hubieran expresado las profundas diferencias, si se prefiere, diferencias de fondo, que, realmente, existen en praxis, aún, entre Washington y el triunvirato de Berlín-París-Madrid; quizás deberíamos, en honestidad, referir aquella tesis política del naciente imperio, Washington, con la “doctrina Monroe” propuesta, aprobada y llevada a las cotidianidades del militarismo estadounidense buscando defender lo que han considerado, históricamente, como “su patio trasero” buscando alejar de las aguas caribeñas a las coronas europeas. Esas diferencias siempre se manifestaron durante la 4ta República cuando ciertos sectores políticos se adscribían bien a la Internacional Socialista, bien a la Democracia Cristiana, es decir, los “europeístas”; mientras que importantes sectores sociales de esas derechas puntofijistas preferían lo calificado como “modelo americano”. Esas diferencias se expresaron en las recientes elecciones de las primarias de las derechas venezolanas para elegir a su abanderado capitalista que se enfrentará, supuestamente, bajo la norma de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, al actual Presidente y líder de la Revolución Bolivariana, Hugo Rafael Chávez Frías. Pero este texto es sobre ese sub-conjunto de las derechas criollas gomecistas y no sobre las diferencias obvias, por demás, entre Capriles Radonsky y el Comandante Chávez Frías.

El título de estas ideas que tratamos de expresar, expresan sólidas y profundas similitudes ideológicas en praxis capitalista neo-liberales entre el candidato capitalista de las derechas criollas-mantuanas y la pequeña burguesía venezolana, Capriles Radonsky, y el actual Presidente y residente de la Moncloa, señor Mariano Rajoy, quien, supuestamente, sería el actual líder del Partido Popular español cuyo líder fundamental es José María Aznar aunque nos permitimos ponerlo en dudas, el liderazgo de Rajoy, cuando las políticas que viene imponiéndole el Gobierno de Rajoy a la sociedad española serían del mejor corte neo-liberal, es decir, las tesis socio-económicas impulsadas por José María Aznar cuales buscaban imponerse, en forma definitiva, en Venezuela, cuando se consolidara el gobierno de “Pedro, el Breve”. Vamos más allá cuando analizamos, entre líneas, a los protagonistas del “Golpe del 11 de Abril” contra el gobierno constitucional presidido por el Comandante-Presidente, Chávez Frías, quienes, a pesar de la melange ideológica, predominaban los “chicos de Primero Justicia” conjuntamente con sus radicales “apoyadores” pro-Washington manifestando su descarada decisión de dejar “en la cuneta” a los sectores social-demócratas capitalistas criollos. Es decir, en aquellos históricos momentos golpistas de las derechas criollas y sus congéneres extranjeros, los efectiva y realmente derrotados fueron los partidos del “puntofijismo”, Acción Democrática y Copei, como sucedió en las recientes elecciones primarias cuando las clases sociales donde se ubican las derechas criollas y los sectores sociales con “debilidades ideológicas de clase”, eligieron a Henrique Capriles Radonsky como su candidato y al partido Primera Justicia como su partido abanderado. Cabe la inquietud ¿en que se parece, históricamente, aquel partido político alemán que elevó al mas alto cargo de responsabilidad política en la Alemania en crisis a un sanguinario que asaltó la Asamblea alemana, que persiguió a socialistas y comunistas, que llevó a los crematorios a seis (6) millones de judíos, a gitanos y a personas consideradas como no “puras” ni de sangre ni de pensamiento? Nuestra inquietud la expresamos porque conocimos por los medios audiovisuales como los “chicos de Primero Justicia” se enardecieron atacando a ciudadanos que, ideológicamente, adversaban, asaltando hogares de ciudadanos venezolanos y violando lo más sagrado en Derecho Internacional cuando trataron de violar-violentando territorio de un país que además de vecino caribeño es solidario, particularmente, con las clases sociales invisualizadas durante, no solo la 4ta República, sino desde los momentos históricos cuando el “capitalismo colonizador” se implantó en Venezuela; es decir, cuando las clases sociales humilladas en su dignidad como seres creados por ese capitalismo en expresión neo-liberal resurgieron y recuperaron su dignidad desde el triunfo del líder de la Revolución Bolivariana, Hugo Rafael Chávez Frías, cuando y desde que fue electo Presidente Constitucional de la República Bolivariana de Venezuela.

Cuando desviamos la mirada hacia la península ibérica, concretamente, al gobierno de Mariano Rajoy y su praxis conocemos como se está desmontando lo que pudiéramos calificar como los parabienes sociales instalados en el Estado español por la socialdemocracia del PSOE; es decir, algo así como la anulación y desaparición de las “misiones españolas” con sus objetivas diferencias entre aquellas y las nuestras venezolanas. No es que Mariano Rajoy sea “mas malo que guardajumo” sino que cree en una política ideológico-económica que permitirá la permanencia en la Moncloa a las derechas españolas siguiendo, demostrable, el “modelo alemán” de lo calificado como “sub-empleo”; es decir, en la nueva División Internacional del Trabajo que propone la democracia cristiana comunitaria europea, lo importante sería y es el desarrollar lo que proponemos como el “empleo basura-alienante” como respuesta a las objetivas necesidades de la actual reingeniería del sistema capitalista y a desmontar las conquistas laborales impulsadas desde las filas de la socialdemocracia de la Internacional Socialista buscando ir disminuyendo, paulatina e inteligentemente, el relativo poder de los sindicatos españoles representados en las Comisiones Obreras –CCOO-, y la Unión General de Trabajadores –UGT-, al tiempo, que le da preeminencia a la banca, privatiza empresas del Estado español, rebaja las pensiones, y persigue a quienes han solicitado recordar la “memoria histórica”. Es decir, nos permitimos considerar que las propuestas de las derechas criollas-mantuanas en el programa de gobierno de Henrque Capriles Radonsky deberían ser analizadas con la necesaria objetividad ideológica para poder ser comparadas con las actuales políticas sociales que impulsa desde el Gobierno revolucionario, Hugo Rafael Chávez Frías, y las propuestas del PSUV en obediencia a los requerimientos y necesidades del Poder Popular. Es, definitivamente, y será, necesariamente, un enfrentamiento de clases, es decir, se expresará durante los meses en curso hasta las elecciones presidenciales del “7 de Octubre”, la etapa actual de la “lucha de clases” en preparación, en función de objetivos calculados, el desarrollo de políticas ideológicas como las que se vienen expresando con Libia, Siria, Irán, Rusia, China, y los países del ALBA. 

delpozo14@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1694 veces.



Miguel Ángel del Pozo


Visite el perfil de Miguel Ángel Del Pozo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Miguel Ángel Del Pozo

Miguel Ángel Del Pozo

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /oposicion/a138578.htmlCd0NV CAC = Y co = US